martes, 31 de marzo de 2015

Mujeres extraordinarias. Yukency Sapucki cuenta su historia: de Miss a alopecia total

En 1986, una despampanante mujer de larga y abundante cabellera azabache ganó el título de Miss Amazonas. Se trataba de una jovencísima Yukency Sapucki. Casi 29 años más tarde, en 2015, acaba de dar una entrevista al periódico digital Panorama.

En este medio venezolano escriben la verdad: sigue siendo una mujer muy hermosa, de ojos achinados, labios carnosos, nariz perfilada y tez morena. Sin embargo, en un breve período de tiempo, esta modelo y presentadora sufrió un cambio radical: se quedó calva.

Sapucki relata cómo y cuándo sucedió. Se ganaba la vida como modelo sobre todo en República Dominicana, pero también en Estados Unidos y en Venezuela. Ya no tenía 20 años así que no le salían tantos contratos como antes. En 2012 terminó de hacer una revista musical (un espectáculo de baile tipo Las Vegas) en Punta Cana. A su vuelta a Venezuela, por más de un año no consiguió ningún trabajo de lo suyo (en parte también por la realidad política del país). Tuvo que empezar a trabajar en una empresa de materiales de construcción por necesidad. La angustia al hacer un trabajo que le disgustaba y no poder seguir posando como modelo le pasó factura: empezaron los clareos y las areatas. Siguió perdiendo absolutamente todo el pelo, hasta las cejas y las pestañas.

"Puedo llorar un día, me encierro y no quiero salir al mundo. Al otro me repongo y salgo más tarde. Pero hay gente que se encierra y no encuentra la manera de superarlo. Cuando me levanto por las mañanas veo a una mujer distinta. Es como si te hubieran borrado parte de tu cara, porque no hay cejas, que son el marco de tus ojos. Tampoco pestañas. Mucho menos cabello. Es un impacto muy fuerte. Pero yo soy como los llaneros; del tamaño del problema que se me presenta”, explica.De hecho, tanto venezolanos como muchos otros latinoamericanos la habían visto como imagen de una conocida marca de champú años atrás. Si hace años ya tenía problemas para firmar contratos debido a su edad (40), que una miss o modelo debido al estrés pierda totalmente su cabello es muy duro, sobre todo por la pérdida de oportunidades laborales a las que estaba acostumbrada y también su autoestima.

Sin embargo, aunque Yukency todavía está en período de aceptación y superación, dice lo siguiente:

“Todavia hago cositas. Cuando llegó el boom porque me quedé sin cabello, la única modelo pelona era yo. Por estar así me estoy haciendo famosa. Me entrevistan para que hable de lo que me ha pasado. Creo que ahora soy más famosa sin cabello que antes con toda mi trayectoria como modelo trabajando en muchas partes”.  Sapucky, que siempre ha vivido de su imagen, explica también: “Me han buscado jóvenes en igual condición. Estoy haciendo una fundación para ayudarlos”. Podéis seguir su cuenta oficial en Twitter  @fundareata.

Seguro que muchas chicas, niñas y mujeres venezolanas con alopecia que admiran la belleza de Yukency  pueden encontrar ahora en ella, y en su fundación, un gran apoyo. Desde este blog de alopecia femenina le mandamos mucho ánimo porque precisamente tiene que ser muy fuerte para poder ayudar.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin