viernes, 27 de marzo de 2015

El post del viernes: intolerancia a la lactosa

Esta mañana iba conduciendo mi tartana biplaza cuando se me ha cruzado el autobús 66. Hasta aquí todo normal, pero me he quedado ojiplática cuando he visto que en la parte trasera llevaba un vinilo-anuncio con la mierda del Whatsapp gigante. He alucinado pepinillos. Más adelante, en el semáforo, he tenido oportunidad de ver con mayor claridad de qué se trataba semejante reclamo. Era una campaña de prevención del cáncer de colon de la AECC bajo el eslogan: "Esta mierda puede salvarte la vida".

La AECC, a través de esta genial iniciativa, informa a los madrileños de que un simple análisis de heces, si ya has cumplido 50, es clave para detectar anomalías, pues un diagnóstico precoz es muy importante. Las estadísticas reflejan 32.000 nuevos casos de cáncer de colon cada año en España.

Me encantan las campañas publicitarias transgresoras que consiguen llamar nuestra atención así, y por supuesto, que perdure el mensaje: un análisis de caca a tiempo te salva la vida.  Así que, gracias a la mierda de atasco que forma el semáforo mierdoso de la rotonda, he pensado que el tema a tratar hoy viernes en este blog va a ser escatológico: intolerancia a la lactosa.

No me ha pillado por sorpresa, pues ya tengo antecedentes en la familia. Desde hace cinco días he eliminado drásticamente la lactosa de mi dieta. Soy otra persona. Nunca me ha sentado excesivamente bien la leche, cosa que empeoró sobre los 25-26 años. Si me pasaba comiendo pizza, helado de crema o postres lácteos terminaba con dolor de cabeza. A veces realmente fuertes.  Pero estos últimos tres meses han sido tremendos, y eso que sólo tomaba, como máximo, tres cafés con leche al día (la cafeína es mi droja). ¿Síntomas? En el anuncio de leche sin lactosa de la tele de cualquier marca son tan finos como en los de compresas (nada que ver con la campaña explícita de la AECC,jejeje). Los publicistas y departamentos de marketing hablan de "pesadez" y de "molestias intestinales". La realidad no es de color de rosa. Más bien es marrón. Gases, retortijones y rilarte. Aunque podía estar dos días sin ir al baño y al tercero no salir. Y los gases, de los que duelen, ese tipo de pincho traicionero con banda sonora blrblrblr de tripas incluido. Trabajando cara al público no es plan. Aguantar es todavía peor, por los dolores. Ya por la tarde, al echar el cierre, salía directamente a propulsión.

El lunes iba a ir al digestivo, con una vergüenza infinita. Pero, me acordé de mi padre y de mi abuelo y me dije: "Coño, hoy no me tomo café, no vaya a ser la lactosa". Me preparé medio litro de té verde, que también contiene cafeína y además es antioxidante. Me deshinché literalmente. Martes y miércoles: café con leche de soja, que según mi opinión, sabe como el culo. Ayer, jueves, me llevé el tetrabrick de leche sin lactosa al bar. Me dejan hacer eso porque casualmente la camarera también es intolerante (sólo a la lactosa, ella es muy maja). Hoy, viernes, lo mismo. Pero sí es que cierto que noto ligero corrimiento de tripas, porque no es 100% sin lactosa, ojo, tiene entre un 1%- 2%. Así que, la solución en mi caso es: o de soja, o infusión. Leche de vaca 0% lactosa creo que no se puede (o al menos no lo he encontrado).

Ya me puedo ir despidiendo de pizzas, helados, bechamel, pan bimbo, queso fresco, sopas y purés de sobre, salsas, queso de untar, postres y otras 14.000 cosas que incluyen leche en sus ingredientes, así que, por la cuenta que me trae, tengo que leer muy bien las etiquetas de todo. ¿Alguna tenéis intolerancia a la lactosa? ¿Recomendaciones? ¿El queso fuerte muy curado qué tal?  ¿Leche de cabra u oveja? ¿Kefir?

4 comentarios:

Libertad dijo...

Hola guapa¡ yo también descubrí mi intolerancia a la lactosa de la misma manera que tu, siempre estaba liada con los gases, el café me sentaba fatal súper pesado, me podía tirar días y días sin ir al servicio súper hinchada y de buenas a primeras al día siguiente tener una descomposición de barriga que ni te cuento.. hasta que un día me dio por comprar la leche sin lactosa por probar y chica mano de santo. Yo por ejemplo lo que peor tolero es la leche, la nata, las patatas fritas de paquete, la mantequilla ( yo uso margarina de hacendado ), las galletas industriales y algunos embutidos como el pavo ( que también contiene lactosa ), sin embargo los quesos los tolero bien sobre todo los blancos tipo burgos aunque los curados si no como mucha cantidad también los tolero. el helado lo hago yo en casa con leche y nata vegetal por que los industriales son una bomba y me sentaban fatal, también hay algunos panes que llevan lactosa como el pan bimbo blanco , aunque yo como el bimbo multicereal de mercadona y me va bien ya depende de la intolerancia que tu tengas, hay personas que no pueden consumir nada de nada de lactosa por que son alérgicos a ella y hay otras como yo que podemos comer pero solo una pequeña cantidad por día de hay que se llame intolerancia, eso ya lo iras descubriendo tu poco a poco hasta saber que cantidad de lactosa admite tu cuerpo y que alimentos toleras mejor. Espero haberte ayudado besitos.

Anónimo dijo...

El queso se puede tomar teniendo intolerancia a la lactosa. Yo la padezco. Cuando quiero tomar algo con lactosa tomo un comprimido de lactasa, yo uso la marca Nutira, pero hay muchas marcas. La lactasa es la enzima que falta cuando hay intolerancia a la lactosa. Tomar lactasa antes de tomar algo con lactosa evita cualquier síntoma. Y cuando hay gases o diarrea: aerored y fortasec y listo.

Anónimo dijo...

El dolor de cabeza probablemente fuese del cafe. Sim duda.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

@Libertad: mil gracias por tus consejos. Has descrito tal cual cómo me siento (intestinalmente hablando jaja). Ahora estoy mucho mejor. No tengo una intolerancia total y absoluta como bien dices, hay gente que si bebe un sorbo de leche acaba en el hospital, pero sí es verdad que voy a evitar todo lo que esté en mi mano. La suerte que tengo es que mi novio no toma lácteos (no le gustan nada) así que en casa no tengo "peligro" de intoxicarme con lactosa al compartir la comida.

@anónimo: Gracias por la info de las pastillas. Mi cuerpo no produce bien la lactasa, tomarla de manera química es una buena opción, pero casi que prefiero no ir contra natura. Si mi cuerpo no la produce, como soy un adulto destetado hace 30 años, casi mejor no forzar la máquina. De hecho en la naturaleza los únicos que consumimos lácteos a lo largo de toda nuestra vida, somos los seres humanos. Si fuera leche de origen humano en tetrabrick, vaya, pero la que tomamos de vaca contiene nutrientes específicamente dirigidos a terneritos que en su primer año de vida superan los 150 kg!

@dolor de cabeza y cafeína... Creo que todos lo hemos llegado a pensar, que el café da dolor de cabeza. Cuando estuve viviendo en Brasil, donde también son muy cafeteros, me explicaron lo contrario. La cafeína tiene efeco vasoconstrictor y la utilizan precisamente para calmar los dolores de cabeza :) De hecho las pastillas hemicraneal, para jaquecas y migrañas, funcionan con el mismo mecanismo :)

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin