lunes, 23 de marzo de 2015

¿De dónde viene la palabra peluca? ¿De pelos? ¡NO!

En el blog Cápsula de lengua, leemos un interesante artículo sobre la procedencia etimológica de la palabra "peluca". Los hispanohablantes creemos erróneamente que viene precisamente de "pelos" --> "peluca", pero, contra todo pronóstico, esto no sucedió así. ¡Y la explicación histórica es muy, pero que muy sorprendente!
El autor explica de manera magistral el curioso origen francés de "peluca" en la voz antigua perruquete (hoy se dice perroquét). En Francia significa "loro o periquito". ¿Y qué tienen que ver los pájaros con una peluca? Estas aves se caracterizan por imitar la voz humana y ser muy charlatanes en algunas ocasiones. De hecho, en castellano solemos utilizar el término "cotorra" para describir a personas que hablan mucho y generalmente sin atender a razones o sin sentido: ¡hablar por hablar!

En la Francia del siglo XVIII tanto los aristócratas como los jueces y los políticos usaban peluca, y a estos últimos precisamente por sus largos discursos insulsos el pueblo les llamaba despectivamente "perruquets", que significa algo así como "loritos".
El termino "perruquet" se terminó asociando a todos los que llevaban este tipo de pelucas, y por tanto las pelucas pasaron a designarse también con la misma palabra "perruquet". Este término se fue adaptando a la fonética de otras lenguas latinas. Por ejemplo, en catalán se decía "perruca", en italiano "parruca", y en portugués "peruca"

En el caso del castellano, al escuchar "perruca" se asoció directamente con "pelo" y por este motivo decimos peluca ¡porque en definitiva se trataba de pelo postizo!  Debido a este cambio semántico no nos esperamos que el verdadero origen de la palabra peluca provenga de loritos o de los periquitos, ¡nada que ver con el cabello!

Fuente: https://capsuladelengua.wordpress.com/2012/08/28/peluca-viene-de-pelos/
Wikipedia imagen: Maximiliene Robespierre. 

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin