viernes, 6 de febrero de 2015

El post del viernes: trucos de maquillaje útiles de verdad de la buena :)

El otro día leí un artículo en El País digital sobre los canales de Youtube con tutoriales y consejos sobre maquillaje. La dinámica es sencilla: una chica con buena maña se graba mientras se pinta, y explica paso a paso qué productos y tonalidades se aplica. Según este artículo de El País, el 97% de las chicas que suben estos vídeos son aficionadas, es decir, sin formación profesional como maquilladoras o estilistas. Obviamente son jóvenes a las que se les da bien, pero sus consejos y propuestas están totalmente sesgadas y centradas en su corte de cara, tipo de piel y en definitiva qué les queda mejor a ellas (así como según su gusto personal y su poder adquisitivo respecto a la compra de cosméticos). Algunas sí tienen más o menos destreza y conocen más o menos técnicas que aplican -o no- a sus estilismos. Pero hay cosas que sólo se aprenden a base de maquillar muchas caras diferentes cada día :)

Una minoría de canales de Youtube sí están editados por profesionales (con o sin interés comercial, depende). Presentan una variedad más amplia de casos, por ejemplo maquillaje para alguien con ojos grandes o pequeños, juntos o separados, para pieles con acné o manchas, para labios muy finos o muy gruesos, para pieles muy blancas o muy oscuras, para ojeras o para bolsas, estilos de maquillaje según tendencias... De todo un poco. Ver estos canales es otra manera de tener una visión amplia y aprender, así como encontrar soluciones para disimular tus defectos. ¿De qué me sirve ver cómo se maquilla una chica para taparse las ojeras si yo no tengo pero sí papada? ¿Para qué gastarme tres euros en la última base de Essence que recomiendan en los vídeos si a los dos días se me va a poner la cara como un mapa?

Por motivos profesionales de vez en cuando trabajo junto a maquilladores de verdad, sobre todo de televisión pero también de revistas de moda, y por curiosidad he ido consultando dudas pero también me han desvelado algunos trucos que te van a funcionar seas como seas, ¡son super prácticos!

- El más práctico es sin duda este: no te maquilles la nariz. Es decir, no te eches producto. Cuando termines de maquillar la cara aplica en la nariz lo que sobre en tu brocha. ¿Por qué? Pues porque a lo mejor por tu tipo de piel necesitas echar una capa más gruesa que tape las imperfecciones, y la nariz es en lo primero en lo que inevitablemente te fijas cuando miras a alguien a la cara ( más que nada porque sobresale y está en todo el medio). Si llevas una capa bien gorda de pote en la nariz pensarán que vas como una puerta, mientras que si justo ahí te aplicas una capa fina y discreta, parece que en conjunto llevas un maquillaje muy sutil y natural porque tienes buen color de piel, aunque te des base hasta en la foto del DNI :)

- No te maquilles el cuello. Extiende muy muy bien el maquillaje de la cara hacia abajo, para fundirlo. Empieza a maquillar desde el centro de la cara y hacia afuera, haz lo mismo en la frente. 

- Usar el gupillón para limpiar las manchas de rímel en el párpado. Es algo que me fastidia mucho. Se te va la mano con la máscara de pestañas y zas, manchurrón negro en el arco de la ceja. Si lo limpias frotando con algodones o toallitas te vas a llevar por delante la sombra, el iluminador y el primer. Nada, no hagas nada. Espera un par de minutos que se seque. Coges el gupillón (cepillito redondo para pestañas) que esté limpio, y te cepillas la zona. Desaparece en segundos.

- Para no mancharte la cara con polvitos oscuros que se desprenden del pincel mientras te estás pintando los ojos, échate una capa generosa de polvos matificantes blancos debajo de las pestañas inferiores. Como un oso panda, pero en blanco. Una vez termines de pintarte, elimina el exceso de polvos blancos con un pincel tipo abanico, ¡debajo pómulos impecables y ni una mancha!

 - Base de maquillaje: no elijas el tono probándolo en el dorso de la mano ni en la parte interna de la muñeca. Prueba en el escote. Sí, en serio. Elige al menos de entre tres tonos lo más parecidos posibles, para que tengas referencias y pide a alguien de confianza que te acompañe y te dé su opinión.

- En lugar de pintarte la raya del ojo con el lápiz directamente, este truco a mí me gusta mucho. Escoge un pincel viselado muy finito y pásalo varias veces por la punta del lapicero para que se impregnen bien los pelos del color. Hazte la raya. Me gusta por tres motivos principales: el pigmento es el del lápiz (por tanto mayor duración que la sombra en polvo), se me da mejor hacer la raya con pincel que trazando a mano alzada y en tercer lugar, el efecto es definido pero un poco ahumado tal y como a mí me gusta.

- Mismo truco pero para el lápiz perfilador de cejas. Yo tengo uno color charcoal de marca Faber Castell que venden en Mercadona (es Deliplus) que tiene más años que ni sé, y me encanta. Seguramente esté hasta caducado pero lo uso a diario. He comprado otros lápices de cejas de marcas de más renombre (de hecho uno me costó exactamente ocho veces más que el de Mercadona) y no los utilizo porque no me acaban de convencer. Tengo una calva en la ceja izquierda desde el verano y no tiene pinta de salir. Lo que hago es impregnar un pincel viselado para rellenar cejas con el pigmento de la punta del lápiz, y me lo aplico así. El resultado me gusta más que si me las relleno con el lápiz directamente.

Trucos específicos: 

- Ojeras. Si tienes ojeras y usas un corrector cualquiera que tire a beige muy clarito, el efecto es sustituir lo amoratado por un cerco prácticamente blanco debajo de los ojos. Se nota más. Dependiendo del grado de oscuridad, lo idóneo es aplicar un corrector con tonalidad amarilla porque es el contrario cromático del morado. El corrector de ojeras tiene que ser de mismo tono de tu piel, mientras que el corrector de imperfecciones un tono menos como mucho (y si tienes granos o rojeces, no tengas miedo de usar el verde. Para manchas marrones, el rosa violáceo es ideal). Antes vendían unas paletas en Sephora con los cuatro correctores básicos: beige claro, verde, violeta y amarillo. Por alguna extraña razón lo han descatalogado.

- Si tienes los poros dilatados en las mejillas, no apliques el primer o el maquillaje restregando el pincel o esponja por la cara, sino a toquecitos en esa zona, ¡se nota la diferencia!

- Cuantas más arrugas, menos maquillaje. Sí, ya sé que puede parecer contradictorio, pero es verdad. En estos casos, menos es más. Si tu piel ya no es la misma que a los 20 años y no te planteas pasar por quirófano, para parecer más joven sácale todo el partido que puedas a las pestañas, incluso con extensiones.

- ¿Ojos marrones? Prueba a perfilarlos con un kajal verde oscuro, ¡verás qué efecto más bonito! Yo no salía del eyeliner marrón o negro y cuando lo probé no me lo creía :)

 Y por último, este consejo es muy habitual, pero en serio que merece la pena insistir: no salgas de casa sin haberte echado protector solar, ¡ni siquiera en invierno! 

Bonnus track: esta videobloggera se pilla un pedo y cuelga un vídeo dando consejos de maquillaje para cuando vas borracha. ¡Tiene casi 20 millones de visitas!



No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin