domingo, 22 de febrero de 2015

¿Cómo elegir la medida de la base de una prótesis capilar parcial con alopecia avanzada?

Proporción aúrea en "El Hombre de Vitruvio" (y su pelazo).
Hace poco una chica vino a consultar sobre soluciones para su pérdida difusa de cabello, ya bastante avanzada pues le clareaba todo el frontal. Bueno, en realidad no era una consulta sino una solicitud. Una amiga le había dicho que debía comprar un sistema con densidad alta y con una base ridículamente pequeña para su caso. Le respondí que teniendo amigas así no necesitaba enemigas, pero no entendió mi respuesta. De hacerla, obtendría un sistema que deformaría su cráneo y paradójicamente no le iba a tapar bien la alopecia de esa zona. Es cierto que la posticería no es rocket science como dicen los ingleses. Pero sí tiene sus protocolos, sus técnicas y su método. Una ley básica y universal es no imponer una base custom de manera arbitraria, sin haber valorado a la persona. De hecho, los patrones que sirven como medida estándar se confeccionan igual que las tallas de la ropa, en relación a tablas y estadísticas.

La alopecia androgenética difusa femenina es uno de los patrones más comunes de calvicie en mujeres, y a diferencia de los hombres, la zona frontal de la cabeza no se queda 100% despoblada sino que responde a un adelgazamiento general. Hay pelo por todas partes pero no de suficiente calidad por así decirlo.

Los parciales o prótesis capilares están pensados para mezclarse e integrarse con la densidad del pelo que queda en laterales y zona posterior de la cabeza. Si lo que queda en esa zona es también muy fino y muy escaso, el resultado no será tan satisfactorio como en un primer momento imaginas. Es más, la idea de poner cuanto más pelo arriba mejor y que lo tape absolutamente todo, en la mayoría de situaciones es contraproducente. Lo creas o no, te verías más natural y más discreta con una peluca completa.

Si además llevas el cabello corto o muy corto, esta tarea se complica aún más. Aunque tengas poco pelito, con una melena media o larga (al menos que pase de la barbilla) hay más juego a la hora de capear, estilar y engranar estratégicamente el postizo con el biológico.

Entonces... ¿Qué opciones hay? Bueno, en primer lugar por favor quitarse la idea de la cabeza de que cuanto más pelo pongamos arriba va a quedar mejor. Nada de eso. De hecho el recuento folicular en las cabezas sanas es menor en frontal y vértex que en laterales y nuca. Con un postizo tratamos de simular o de ser lo más fieles a la realidad que sea posible.

Primera clave, ¿qué tipo de estilo quieres llevar? ¿Cabello suelto o recogido?

Si tu pelo es especialmente difuso en general, pero sueles llevarlo recogido o semirrecogido y optas por un sistema parcial en lugar de pelucas, es una buena manera de tapar los laterales como en los ejemplos de la imagen: recogido tras las orejas o coleta baja. 

Si lo recoges tras las orejas, es importante que lo ates con pasadores y horquillas. Si está totalmente suelto y se abre o apelmazan los mechones, se verá alopecia difusa por debajo :)

Si por exigencias laborales necesitas atarte el pelo a media altura (o más arriba), esta decisión es más compleja. Por ejemplo azafatas, bailarinas y militares (tengo en mente tres ejemplos, y seguro que hay alguno más que no recuerdo ahora mismo). Es importante valorar bien el cabello que queda en los lados y que el diseño de la pieza no sólo se haga a molde, sino simular un recogido con la base superpuesta para valorar cómo va a ser el resultado. Un parcial muy grande (por ejemplo de 17x20) no va a quedarte bien. Es decir, puedes recoger el pelo pero el resultado será el de un casco en la zona de arriba con una cantidad de pelo muy espesa, mientras que los laterales se seguirán abriendo con rayas paralelas, y lo natural es al revés: menos pelito arriba y más a los lados.

Un sistema más pequeño de lo necesario que sea tan denso, totalmente circular o cuadrado es incluso peor. El cráneo quedará apepinado y ni siquiera vas a poder estar tranquila: puede abrirse la coronilla en cualquier momento, o que seas incapaz de disimular el salto entre tu línea de implantación y el sistema.

La base tiene que estar totalmente adaptada al recogido y al cabello biológico que queda. Este tipo de sistemas está planteado para integrar y rellenar, no para tapar :)

¿Cómo elegir por lo tanto el sistema que mejor se vaya a adaptar a ti y a tus circunstancias?

Bueno, si eres novata: "Paciencia, piojos, que la noche es larga". O bien necesitas una asesoría en persona que te lo dé hecho, o ir probando bases, densidades y curvaturas hasta que des con la mejor para ti.

Una vez que sepas exactamente qué quieres y qué necesitas (si la alopecia está estacionada) puedes ir jugando con diseños más anatómicos para tener versatilidad a la hora de recoger o de llevar el pelo suelto, y otra cosa importante: para descansar de la tracción de los clips. Un ejemplo: misma persona, misma alopecia, dos bases y dos densidades diferentes. El resultado es prácticamente igual, y puede intercambiarlas a su antojo sin que nadie lo note, pero la zona de los clips nunca le coincide y por eso descansa.

 Lo sé. Nadie dijo que fuera fácil, pero yo lo volvería a pasar una y mil veces, ¡los sistemas parciales y las pelucas me han cambiado la vida!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin