viernes, 16 de enero de 2015

El post del viernes: seis clases de personas tóxicas que me he propuesto evitar en 2015

¡Hola! Yo he sido una persona tóxica. Muy tóxica. No me importa reconocerlo, es la pura verdad. Sucedió entre 2004 y 2008, sobre todo los peores años fueron de 2005 a 2008. Tuve una depresión debido al complejo por mi problema de alopecia femenina areata, y no quise hacer terapia. Empezaba a ir pero al poco lo dejaba, y no hacía ni caso. La gente de mi entorno sufrió mucho con mis cambios de humor, mi apatía y el hecho de no querer salir de casa todo el día enganchada a internet. Perdí años académicos y un trabajo (no era gran cosa, pero nunca se sabe). También terminé con una pareja y le hice mucho daño a mi familia por la actitud que tenía, y por cómo pagaba mis frustraciones con todos ellos.

Paradójicamente me comportaba mejor con mis amistades, tenía tal vergüenza de que "descubrieran mi terrible secreto" que trataba de comportarme con normalidad (pero eso sí, aislándome y apartándome poco a poco, ahora sólo mantengo contacto con dos o tres personas máximo de aquella época).

Para mí, lo peor que podía suceder es que en mi entorno social se enterasen del "problema", ¡qué vergüenza por favor! ¡Con lo popular que había sido! ¡Mejor me quedaba enclaustrada en mi casa! Todo esto seguro que os suena. Ahora, tras haber madurado (un poco jejeje) y haber hecho de verdad terapia completa en un bajón que me dio en 2011, me parecen gilipolleces propias de una persona con un ego de aquí a la luna y una vida tan simple que sólo se preocupaba por su imagen (su pelo) y le importaba un carajo lo que sintieran los demás. Sólo dos amigas muy íntimas sabían qué pasaba, pero le quitaron importancia por ayudarme (cosa que me hacía rabiar más, ¡cómo iban a entender ellas mi terrible sufrimiento si a pesar de sus problemas objetivamente más graves mantenían un pelazo!).

Seguramente de no haberme tragado tanta ponzoña, habría tenido una vida más normal, habría aceptado la beca que me ofrecieron para terminar los estudios en California y mi vida no tendría absolutamente nada que ver con lo que es ahora. No sé qué pensar. Tengo que estar agradecida porque las cosas me van bien en la actualidad (y tampoco me han ido del todo mal nunca, tengo una buena capacidad de adaptación), pero no puedo evitar imaginar qué podía haber sido. Tantas oportunidades perdidas y todo el daño gratuito que he hecho a personas que simplemente buscaban mi bienestar.

Miles y miles de chicas tienen problemas de salud muchísimo más graves y siguen adelante en la vida, con ilusión y coraje, superándose a sí mismas día a día. Durante dos años estuve totalmente estancada, inútil, amargándome y lo que es peor, amargándoles la vida a los demás. Obsesionada con tratamientos poco efectivos y experimentando con fármacos que en algunas ocasiones me provocaban dolor crónico, más depresión y otros efectos secundarios como para volver loco a cualquiera (en realidad tampoco he tenido suerte con los médicos, eso sí es objetivo. De haberme diagnosticado bien en su momento la psoriasis y alopecia areata ahora quizá tendría pelazo, o a lo mejor tampoco).

Lo que resulta paradójico es que evito sobremanera a las personas que responden al mismo perfil y actitud que "mi antiguo yo" durante esos ominosos años. Me producen rechazo casi instintivo, ¡no puedo evitarlo, es superior a mí! El otro día, leyendo un diario online me detuve en un artículo sobre las seis personas tóxicas a evitar en 2015 (como propósito de año nuevo) y es totalmente cierto. De esos seis tipos, yo he formado parte, en el pasado, de cuatro. Tal cual los describen:


1) Las personas que no te permiten evolucionar y hacen que te estanques.
2) Las personas que te estresan.
3) Las personas que te hacen daño.
4) Las personas que no te aportan nada.

Aparte, en el artículo original, también destacan dos más: las mentirosas compulsivas y las aprovechadas.

Centrándome en las cuatro de arriba, es la versión involucionada de mí misma. Lo que era. Descargar mis frustraciones en los demás y tener una dependencia emocional tremenda con parejas. Era capaz de estresar hasta a mismísimo Santo Job con mis neuras y con mi inseguridad absoluta. He hecho mucho daño a mis seres queridos, y por supuesto no les he aportado absolutamente nada positivo en esa época de mi vida. Solo parasitarles la energía vital cual vampiro. Lo que me resulta sorprendente y paradójico es que el karma me trata bien después de todo ;-)

A toro pasado todo se ve mucho más fácil, y todavía sigo sintiendo vergüenza de mí misma en aquella época. Hay gente que sufre, y mucho, por todo esto. Es lógico, yo me creía víctima (victimismo total y absoluto) pero desde un prisma objetivo, era el verdugo. Verdugo principalmente contra mí misma  y contra las personas de mi entorno cercano. No tenéis por qué pasar por esto vosotras solas. Hay profesionales que pueden brindaros ayuda. ¿Si estás acatarrada no tomas medicinas? ¿Acaso no te pones minoxidil todas las noches? ¿Por qué no curar y prevenir enfermedades de la mente también?

Soy de las afortudadas que he podido pillarlo a tiempo. Muchas otras chicas no tienen la misma suerte ni la misma posibilidad tampoco. Y degeneran. Degeneran en trastornos obsesivos-compulsivos, crisis graves de ansiedad, disociaciones de personalidad, bipolaridad e incluso psicosis (no es que les dé por disfrazarse de abuela y apuñar a Janet Leigh en la ducha ni mucho menos jejeje, sino que se pierde el contacto con la realidad). Lo mismo que sucede con un catarro mal cuidado que degenera en una pulmonía de caballo.

¿Mis consejos? Mandad a tomar por culo el ordenador. Salid de casa. Haced cosas que os hagan sentir bien, recuperad el contacto con los demás y con la vida. Manteneros ocupadas, si te gusta patinar: hazlo. Si te gusta cantar, ¿por qué no montas un grupo? ¿Por qué no pasas más tiempo en familia? ¿Por qué no ir de excursión el domingo? ¿Por qué no retomas ese curso que tanto querías hacer? ¿Por qué no te apuntas a un gimnasio o como voluntaria en un comedor social?

Si crees que tú sola no puedes con esto, pide ayuda. La gente que quiera tu bien estará encantada de echarte una mano, las dos, una pierna, un brazo o lo que haga falta. Seguro. De verdad.

Fuente: http://codigonuevo.com/6-tipos-de-personas-toxicas-que-debes-dejar-de-lado-en-2015/

4 comentarios:

Maria dijo...

Hola!
Yo tambien he estado tres años o mas bastante hundida, no solo fue lo de la alopecia, sino que mis depresiones ya venian de antes, pero con este problema ya me hundí del todo, ya que todas mis amigas tenian pareja seria o casadas y a mi los chicos seguian sin interesarse mucho por mi como siempre me ha pasado, me empece a sentir muy sola, vacía, vieja y como que ya no tenia un lugar. Luego con la alopecia pues me empecé a acomplejar mucho porque ya de por si psicologicamente no estaba bien, entonces todos mis problemas y complejos se incrementaron y al final me he pasado estos años que he salido poco y me he perdido de hacer proyectos.
Ahora ya estoy mejor, con ganas de luchar y salir adelante, he perdido muchos años que podia haber hecho grandes cosas, pero a veces la vida viene como viene y en esos momentos en los que estamos mal, no podemos salir a flote.
Con el tema de los chicos siempre me he sentido inferior porque mis amigas siempre tenian novio y yo nunca, y como eran malas amigas (las cuales ya las mande a volar) pues se reian de mi, si me podian fastidar un ligue lo hacian y muchas cosas malas que prefiero ni recordar.
Por eso ahora, despues de haber pasado tanta soledad y depresion, quiero empezar de 0 y ser feliz, ya he pasado bastante. Ahora voy a dedicar tiempo a las personas que me aportan algo en mi vida y pasar de las tóxicas.
En el caso de la familia, por ejemplo mi hermana es bastante tocapelotas y me hace sentir mal y nunca me ayuda, siempre se cree que tiene la razón y lleva continuamente la contraria y cuestiona todo y se mete mucho en las vidas ajenas, pero como es familia pues tengo que fastidiarme y aguantarla lo mejor que puedo. A veces la gente cuanto peor te ve, mas te fastidia y se mete mas contigo, aunque es triste que a veces esa gente sea tu familia.. pero es lo que hay..
De momento a las amigas las puedo elegir y a partir de ahora no pienso aguantar a personas tóxicas
Hay que ser felices!!

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola María
Esa es la mejor actitud, nunca es tarde si la dicha es buena, y todos nos merecemos segundas, terceras, cuartas oportunidades, ¡las que sean! Lo malo es que el tiempo corre inexorablemente en nuestra contra y no es lo mismo rehacerte o reinventarte a los 20, a los 30 o a los 40...
Personalmente siempre he evitado a ese perfil de amiga jodona. Se las cala en un momento. Sobre todo cómo se despellejan las unas a las otras. No hay más que oírlas: "Con fulanita no salgas porque es una guarra". Vaya forma de dirigirse al prójimo, lo que ese perfil de gente no sabe es que en realidad están proyectando LO QUE PIENSAN DE SÍ MISMAS, el poco amor propio y la poca autoestima que tienen. Todo fachada. Por tanto, como bien dices, no te aportan nada. Lamentablemente a la familia no se la elige y yo me puedo considerar muy afortunada con eso, pero sí que oigo muchas historias de mala relación padres-hijos y entre hermanos. Incluso situaciones muy muy crueles. Piensa que tu hermana tendrá algún motivo para ser así, probablemente esté sufriendo o haya sufrido mucho. Nadie que sea mentalmente estable, equilibrado y esté digamos en buena conexión con su vida destina casi todo su tiempo a pinchar a los demás, sino todo lo contrario! Respecto a los chicos... muchas veces se comente un grave error - y yo la primera - que es no ver más allá de nuestras naríces y dar mucha importancia a nuestra personalidad misteriosa, tortuosa, extra sensible, taciturna, exigente, incomprendida, exigente... sea nuestra mejor carta de presentación. Con perspectiva y a toro pasado... va fatal para relacionarse con cualquier ser humano jajaja. Al fin y al cabo es fruto de un complejo que nos ha llevado a conductas autodestructivas y a la depresión, ¡de ahí no puede salir nada bueno! Lo que es genial es que estés mentalizada ya de que vas a reunirte o a relacionarte con gente que te aporte cosas positivas. Es un paso más para entrar en a pista de despegue a la recuperación :)

Maria dijo...

Eso es! Ahora a ese tipo de amigas ya las calo en un momento, porque como he tenido tan malas experiencias ya me conozco como actuan. Pero el problema que yo antes era muy ingenua e inocente y creia que todo el mundo en el fondo era bueno y siempre perdonaba a todos porque creia que lo hacian "sin mala intención", aunque me estuvieran jodiendo la vida. En el fondo siempre he sido un poco masoca y creo que aunque suene mal decirlo, me molaba sentirme la incomprendida, humillada y pobrecita, porque tal vez en el fondo creia que con esa actitud de martir iba a ganarme el cielo
Fui a un colegio de monjas toda mi vida y creo que me tome demasiado en serio toda esa educación basada en poner la otra mejilla, perdonar continuamente y ser buena hasta el infinito.
Pero al final una cosa es ser buena y otra tonta, y despues de demasiados años te das cuenta que ni te respetan, ni te quieren, ni al final en realidad tienes nada, sino que despues de aguantar tanta mierda al final resulta que estas igual sola.
Con lo cual ahora estoy sola, pero a mi bola, sin aguantar a petardas criticonas y cizañeras.
Y cuando encuentre buenas amigas que no sean tocapelotas, pues entonces seré la primera que me esforzaré en conservarlas y compartir mi tiempo con ellas, pero de la demas gente, mientras lo pueda evitar, lo evito.
En los trabajos no siempre se puede, pero en las demas areas pues si puedes elegir, con quien pasar tu tiempo libre.
A partir de ahora, personas que me hagan sentir mal y yo vea que son toxicas, pues fuera. No merece la pena.
Ya he perdido muchos años con gente asi, y ademas para que sufrir si antes o despues luego se casan y si tienen hijos olvidate de ellas porque estaran tan ocupadas que ya ni tiempo tendran. Entonces para que aguantarlas y sufrir cuando son solteras? Otra cosa esque sean buenas amigas y te hagan disfrutar y ser feliz y pasar un buen rato, entonces yo estoy encantada de estar con ellas, pero a las criticonas y metiches, paso
Y bueno, la familia pues como se les quiere y son familia, pues tienes mucha paciencia. Pero bueno, si es verdad que muchas veces que tenemos problemas lo descargamos con la familia (injustamente), todos lo hemos hecho, y mi hermana creo que en estos momentos no esta bien consigo misma y por eso se la pasa todo el tiempo mandando, criticando y queriendo tener razon. Esta casada pero al marido le hace lo mismo que a mi, le critica continamente, lo hace con las personas cercanas, porque luego con las amigas pues finge y parece otra persona. En fin, pues paciencia con ella, tambien mi padre es de ese estilo de criticar.
Yo por eso ya paso de tener amigas criticonas, me he pasado toda la vida rodeada de personas asi, y creo que me ha afectado mucho porque yo de pequeña era muy alegre y tranquila y luego me fue entrando mucha ansiedad, tal vez por el ambiente a mi alrededor. Siempre he sido muy pacifica y no me gustaba meterme en conflictos, por eso nunca me he sentido comoda con gente asi.
Pero bueno, siempre hay la oportunidad de poder comenzar de 0, y nunca es tarde, he leido casos de personas con 70 años que han hecho una carrera, tal vez no les sirve ya de mucho, pero ellos tenian esa ilusión y la cumplieron.
Lo importante es ir cumpliendo tus sueños, aunque sea mas tarde de lo que en un principio habias pensado.
Yo como me he pasado la mitad de mi vida pendiente de los demas, y viviendo para los demas, no me he centrado en mi misma y en lo que yo realmente queria y deseaba. Reconozco que fui estupida, pero ya no puedo cambiar el pasado, solo vivir el presente lo mejor que pueda para tener un mejor futuro.
En la vida no nacemos enseñados, vamos aprendiendo por el camino y a algunos nos cuesta mas aprender algunas cosas que para otros son logicas, el respeto y amor hacia uno mismo, la asertividad y el coraje
Un saludo!

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola!
Eso es! Fíjate que yo también he recibido educación católica (monjas) pero en mi caso (probablemente porque me pilló a principios de los 90) eran de otra manera... Nos inculcaron que lo prioritario era hacer cosas por los demás sin esperar nada a cambio, y reforzaban nuestra autoestima así, a través de la entrega incondicional y de nuestra pertenencia a un colectivo en el que todos nos respetábamos y en el que todos éramos iguales. Por eso llevo como 20 años haciendo cositas de voluntariado (presencial, online, de todo un poco). Al principio eran detalles como ir a cantar a residencias de ancianos con el coro del colegio, y cosas así. Luego poco a poco vas comprometiéndote más e incluso en mi caso (ahora que puedo) invirtiendo no sólo tiempo sino también dinero. Y de esta manera soy más feliz. Hay gente que se siente realizada troleando por internet y criticando a los demás, y me dan pena, su vida tiene que ser muy triste, están renegados de todo.
El caso de tu hermana es muy obvio, ¡imagínate aguantar eso en casa todo el día! Yo no podría, mejor sola.
Por eso, mejor sola es algo que se nos tiene que meter bien en la mollera, no hay que obsesionarse con tener pareja, tienes que conseguir plenitud y ser tú misma las dos partes de la naranja. Luego si surge algo bonito con otra naranja, un plátano, una pera... pues bienvenido sea.
Si tienes tiempo después del trabajo, apúntate a algo, seguro que conoces gente nueva que está más en tu onda que las amistades que son más "por inercia" que otra cosa: porque hayas ido con ellas a clase por ejemplo, pero en realidad no tienes nada en común y con el paso de los años te distancias más. :)
Mis amigas más íntimas no están en España, y bueno, me tengo que esperar a que vengan puntualmente, pero lo mejor es que da igual que hayan pasado 3 meses que 30, cuando nos reunimos es como si no hubiera pasado el tiempo :)

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin