viernes, 9 de enero de 2015

El post del viernes: regalos de Reyes :)

Sí. Es Ruiz Gallardón. Foto: Getty.
Este año me he portado muy bien, lo creáis o no. Se nota que estoy madurando. Y la verdad es que ha sido el primer año que rompo toda tradición y no me pido absolutamente nada por Navidad. Hace mucho tiempo que trabajo y si me quiero dar algún caprichito me lo compro en cualquier época del año. Eso hace perder la magia de recibir regalos en fechas señaladas, pero bueno, a medida que te haces mayor -a no ser que tengas niños en casa- ya da igual. Cuando tenía cinco años fui a la cabalgata sola con mi padre y mis primos. Mi madre había decidido quedarse en casa para cuidar de mi hermana pequeña (el termómetro marcaba 6 grados bajo cero, una helada del copón), ¡se iba a perder el día más maravilloso y más mágico de todo el año! Casi casi tengo la edad que tenía mi madre esa tarde, y ahora es cuando lo entiendo perfectamente :) Cada año que pasa, la Navidad tiene menos magia, más nostalgia y más compromisos incómodos. Pero sí que he pasado años muy felices flipando con la comitiva de pajes de Baltasar y con el propio rey tiznado de cera manley o de betún. Baltasar era siempre caucásico y no nos enterábamos de nada (menos mal que el Ayuntamiento al final decidió poner a un señor de Senegal). ¡Qué exóticas veíamos las chilabas doradas, las antorchas y los turbantes! El año que la concejalía de fiestas alquiló dromedarios fue la guinda de la tarta mágica, aunque la decisión era controvertida y recibió un intento de veto del grupo ecologista (que no pudieron hacer nada). Aunque, al margen de cargarles con cajas vacías de regalos y del estrés por el griterío de los niños, tampoco fue mucho el maltrato (el circo era, y es, muchísimo peor y mil veces más cruel con sus animales) porque en su hábitat, el desierto, un humano se puede morir de hipotermia por la noche, ellos están protegidos por la grasa. Era la primera vez que veía un "camello" tan de cerca (aunque solo tuviera una joroba, jajaja, era "monojoroba" por no saber diferenciar a los dromedarios). Eso sí, les pusieron bozal para que no escupieran al público (ganas no les faltarían, y con razón).

Días antes de mis merecidísimas y brevísmas vacaciones, una niña de la Asociación en la que trabajo como voluntaria (recién terminada la quimio hace un par de meses) me dijo que en su carta a los Reyes Magos había pedido dos cosas. La principal es que le creciera el pelo rápido. Lo otro era una muñeca que no le gustaba nada, pero era la preferida de su compañera de habitación en el hospital. Quería llevársela de sorpresa, pues todavía no le habían dado el alta a la otra niña. Nos lo contaba con el desparpajo de los siete años y al padre de la criatura se le saltaban las lágrimas de la emoción.

Mi deseo no es que me crezca pelo o que se deje de caer. Ahora todo eso me da igual. Quiero que la ciencia avance lo suficiente como para que tener un cáncer sea como pasar la gripe, y no un maldito calvario.Y por supuesto, para que el pelo les crezca más rápido a todas las niñas. Se lo merecen. El mejor regalo ha sido poder estar unos días descansando con la familia y desestresándome un poco (que ha sido volver a la rutina y ya tengo el cortisol por las nubes). Por lo demás, la verdad es que he tenido suerte y SSMM de Oriente han sido generosos conmigo.

Todo el que me conoce un poco sabe que desde que me he echado el quintal de kilos encima ya no me preocupo por acumular ropa ni complementos, apenas me compro nada (lo básico y ahora nunca de marca). Me lo gasto en cosméticos, especialmente agua de perfume y colonias. Tengo de todo tipo, marcas, olores, tamaños, formatos y precios.

Sergio Ramos. Atención al guante, brazo lechoso y tatuaje.
Así que, sin yo decir ni esta boca es mía, me han caído: Noa, Chloe, Be Delicious y Aqua de Giogia. En "El Corte Inglés" hacen algo muy interesante (perdonad mi ignorancia, no sé si es habitual) y es que incluyen un tubo con muestra del perfume para que no desprecintes la caja si no te gusta su fragancia, y puedas descambiarla por otra. Además, mi auto regalo de Reyes, como no podía ser de otra manera, se trataba de unas fragancias nuevas low cost que ha sacado Benetton, y contra todo pronóstico (no las han promocionado nada) se han convertido en un éxito absoluto. De hecho, tuve que recorrer varias perfumerías porque ya estaban agotadas la semana pasada. Me he juntado con seis frascos y un aspirador imitación iroboot, que me va a venir muy bien porque si hay algo que odio en esta vida es pasar mi día libre aspirando y limpiando la casa. Al menos la mitad del trabajo ya queda hecho.

Estoy buscando en Amazon unos colgantes para el armario que se impregnan en tu fragancia favorita y la almacenan para perfumar ropa, sábanas, toallas... (o lo que guardes dentro), pero a lo mejor no existen.

¿Qué os han traído los Reyes? ¿Habéis sido buenas este año?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me estoy planteando la posibilidad de comprarme un flequillo postizo de pelo natural, estuve mirando los que tu tienes en la tienda online y mi duda es si sólo se pueden sujetar con clips o cabe la posibilidad de adaptarlo par llevarlo con adhesivos.
Un saludo y feliz año.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Por la base que tiene (no es tul anudado, son cortinitas) lo idóneo es clips (quita y pon) pero también se puede anillar o reajustar, en este caso es fijo (anillas de extensiones o bien cosido a una trenza, lo cual duele un poco). No se puede colocar con adhesivos, lo siento. Si fuera elaborado con una base para pegar, sí, pero bueno eso se denomina "prótesis" ;-)

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin