sábado, 27 de diciembre de 2014

El post del viernes: ¿cómo saber si una relación de pareja va a funcionar?

Por un error técnico que no sé cómo ha podido suceder (y eso que estaba sobria), se ha publicado el post que iba hoy sábado el día de ayer viernes (los viernes toca hablar de un tema distinto respecto al pelo), así que hoy sábado he colgado el post del viernes (ya que lo tenía hecho, aprovecho...).


Bueno, muchas chicas me escriben con una inquietud bastante importante para ellas: ¿Cómo voy a encontrar pareja sin pelo o con poco pelo o usando una peluca o una prótesis capilar? Es lógico que seamos inseguras respecto a nuestra imagen y el efecto que eso produce en los demás: aceptarnos o rechazarnos. Para algunas chicas este problema es motivo de agobio. Recientemente he leído en El Confidencial un artículo sobre coaching de pareja (de la psicóloga Theresa Didonato) que me ha parecido muy interesante, y creo que puede ser de utilidad para muchas de vosotras (si es que os interesa). La fuente original es esta.  Me permito el lujo de enlazar porque AEDE no me va a meter un palo (creo), ya que este blog genera contenido propio y no me nutro de enlaces externos al 100%.

Voy a hacer un resumen (con mis palabras) de cada observación: 

1) Tu pareja, novio, rollete, amigo especial, ¿es similar a ti? Esto es lo más importante. No, no es que los dos seáis fans de Vetusta Morla o que os guste ir al cine los domingos. Es algo más que eso. Las parejas que funcionan tienen valores e inquietudes similares. Por ejemplo, una persona que gestiona su propio negocio no podría encajar bien con alguien con dependencia económica y emocional, que está todo el día metida en casa. Esto sucedía en los años 50, cuando el marido se pasaba el día trabajando  y la mujer en la cocina cuidando de los niños, cuanto más sumisa y complaciente mejor valorada. Por suerte hemos superado eso (voy a decir una burrada, pero en parte gracias a las guerras mundiales nos fuimos incorporando al mundo laboral y productivo mientras los hombres se mataban entre ellos en el frente de batalla). Lo mismo pasa al contrario, un chico de valores muy tradicionales y de creencias religiosas muy arraigadas no creo que encaje con una chica que sea todo lo contrario a él en ese aspecto, aunque a los dos les guste Michael Jackson. En el artículo se incide en que compartir los mismos valores, inquietudes y estilo de vida es clave.

2) ¿Te ha presentado a sus amigos? Desconfiad de esas relaciones pasionales en las que os juran amor eterno en la tercera cita pero se niegan a integrarte en su grupo de amigos o presentarte a su familia. Que no digo que haya que hacerlo de buenas a primeras, pero conozco varias relaciones (todas fallidas obviamente) en las que pasados meses ¡e incluso años! de salir juntos con cierta asiduidad no conocían absolutamente nada del entorno laboral, social ni familiar de sus parejas. En dos de los casos las que creían ser las novias oficiales al final resultaron ser "las otras", y el tercero que conozco (lo sé de buena tinta, me pasó a mí) se trataba de una relación "pasarela": de esas en las que te entretienes hasta que consigues los favores de otra persona que te gusta mucho más o lograr volver con una ex por la que te quedaste muy pillado y no logras levantar cabeza :)

3) ¿Tu pareja liga o flirtea con otras personas? Muy obvio. Cuando estamos en esa época de enamoramiento los primeros meses, dejamos de prestar atención a los "potenciales pretendientes" que nos rodean. La psicóloga Theresa E. DiDonato, de la Universidad de Loyola, advierte que: "Si a tu pareja se le va la mirada a todo el que pasa mientras está contigo, no está tan enamorado como tú crees". "Las personas que quieren seguir solteras no se dejan de fijar en otras potenciales parejas". 

4) ¿Tienes miedo a estar sola? Esto también es clave. El problema de las chicas que me escriben tan angustiadas sobre el tema de alopecia femenina y tener pareja es porque tienen un miedo atroz a estar solas, a ser solteras. Nadie mejor que una psicóloga -o psicólogo- para deducir lo siguiente: "Es tentador ver a tu nueva pareja como el candidato ideal para toda la vida si te preocupa estar soltera. Esto hace que peleemos innecesariamente por una relación que no va a ninguna parte y que nos hace mucho daño". Recientes investigaciones psicosociales demuestran que la gente con miedo a quedarse sola se adapta a lo que quieran sus parejas, aunque realmente no lo vean claro. Theresa Didonato asegura: "Ser exigente es importante si buscas una relación a largo plazo de verdad".

5) Alergia al compromiso. Una cosa es que tengas claro que buscas una relación estable a largo plazo (o que te gustaría tenerla) y otra es que oigas campanas de boda tras la primera cita. Pero, uando empiezas a salir con una persona y pasan los meses (o incluso los años) y sigue rechazando cualquier tipo de compromiso (vivir juntos, por ejemplo) es que seguramente no está dispuesto a dar un paso más. Según Theresa Didonato: "Las personas pueden emplear una gran variedad de mecanismos para evitar el compromiso: reducir el contacto, no respoder a tus mensajes, no dar muestras de cariño en público, negarse a quedar con tu familia o amigos... La gente que tiene claro que no desea una relación seria hará lo posible para evitar cualquier progreso. Si tú buscas algo más, puede que te haga mucho daño".

Creo que en estas cinco ideas está todo muy bien resumidito. Al final, el hecho de tener un complejo físico (poco pelo, estar gordita, dientes muy torcidos, cicatrices de acné en la cara...) sí puede condicionar bastante el hecho de relacionarnos con otras personas (y buscar pareja) pero antes hay otros escollos mucho más importantes que solucionar: trabajar tu falta de seguridad y la dependencia emocional sobre todo. ¡Felices fiestas!

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-12-24/cinco-preguntas-que-debes-hacerte-para-saber-si-tu-nueva-pareja-te-va-a-durar_596126/

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin