martes, 18 de noviembre de 2014

Fibras capilares para rellenar las cejas, ¡sí, funciona!

Recientemente estuve comprando cosméticos en una conocida cadena. Una de las cositas que me llevé a casa y sólo he utilizado para probar (es bastante engorroso, prefiero mil veces pestañas postizas) eran microfibras precisamente para pestañas. Es de marca Essence. Viene un pequeño bote de microfibras blancas, un gupillón o cepillo para pestañas y un rímel negro espesote.

El modus operandi es el siguiente: metes el gupillón en el frasco y lo impregnas de microfibras blancas. Con cuidado, te lo das en las pestañas (pero una parte se mete en el ojo y es bastante desagradable). Las microfibras, al igual que las fibras capilares, llevan una carga electroestática y se mantienen bastante bien pegadas, engrosando las pestañas naturales. Luego, para que no parezca que tienes caspa en los párpados, te pasas el rímel negro y las maquillas. El resultado no es malo, pero cuesta teñirlas por completo (alguna brizna blanca se queda) y debido al rímel, se forman pegotes. Total, que lo estaban liquidando en poco más de un euro cuando el kit original valía casi cuatro.

Idea. Como tengo una calva en la ceja izquierda (en su comienzo) por la areata que de todas maneras me tengo que pintar, y ademá sé de bastantes chicas y muchas clientas (sobre todo con problemas de tiroides) que se quejan de alopecia difusa en las cejas ¿por qué no utilizar fibras capilares?

Lo único que hay que hacer es agenciarse un pequeño frasquito (como los que vienen en el kit de viaje que venden en Mercadona para rellenar de cremas), y un gupillón (un cepillito para pestañas), así como una máscara transparente específica para fijar el pelo de las cejas. Se utiliza igual que el invento de las pestañas. Impregnas el gupillón, te peinas las cejas, y terminas con máscara transparente que lo fije bien. Ten cuidado porque algunas caerán sobre los pómulos y mejillas. Pero con una brocha de maquillaje tipo abanico se quitan fácil.  Por supuesto las fibras capilares tienen que ser del mismo tono (o más oscuro). Yo por ejemplo he probado el negro, y muy poca cantidad.

¿Ventajas respecto a pintarlas? La principal es que, si aplicas poco producto y lo distribuyes bien (sin pasarte) no parecen pintadas, sino cejas, cejas.

Respecto a la duración: creo que igual que maquillaje (quizá un poco más) ya que depende de la marca del cosmético que uses, de la grasa, del sudor y de la estación. A mí en verano se me derrite el maquillaje una pasada. Pero tampoco es lo mismo pasar julio en Madrid que en el Páramo de Masa, oiga.

Inconveniente: si tienes por costumbre pintarte las cejas cada día, lo haces en cuestión de segudos, mientras que aplicar fibras es más laborioso. Depende del resultado que quieras obtener, del tiempo y de las ganas.  Una cosa importante. No uséis jamás lápiz de ojos para las cejas. Esa costumbre la tienen muchas clientas que son mayores, y no entiendo por qué lo hacen. Los lápices de cejas son muy duros, mates y con matices grisáceos.

Pero bueno, ahí queda la idea por si os sirve de algo :)




No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin