viernes, 7 de noviembre de 2014

El post del viernes: restaurar muebles

Esto le puede venir bien a la gente que necesite amueblar una casa digamos con un budget un tanto limitado, saliendo un poco del universo Ikea, porque al final todas las casas parecen iguales :)

Os sorprendería la cantidad de cosas que se pueden adquirir en rastrillos o en tiendas de muebles de segunda mano que simplemente con unas reformillas pueden funcionar perfectamente unos cuantos años más por una inversión ridícula. De hecho en muchas ocasiones son lotes de muebles de maderas nobles, macizas, cuyos propietarios han fallecido y los familiares no están precisamente con ganas de organizar una subasta (como es lógico).

Sí, sé que no a todo el mundo se le dan bien las manualidades, pero en serio que no es tan complicado como parece ni mucho menos, ¡y tenemos la magia de internet!

Mi madre es restauradora de muebles (y muy buena, por cierto). Yo, como no podía ser de otra manera, no he heredado ni su buen gusto, ni su destreza para las manualidades ni su paciencia (que es la clave de cualquier trabajo de este tipo). Sin embargo -de casta le viene al galgo- uno de mis hobbys es recoger mierdas tiradas por la calle encontrar piezas únicas abandonadas a su suerte que pueden tener una segunda vida con un lavadito de cara.

Ya he hecho mis pinitos lijando, barnizando ¡e incluso decapando! Pero ahora tengo un proyecto mucho más ambicioso entre manos. Una cómoda estilo Luis XV (ojo, no de la época, es un pastiche, seguramente sea de mediados del siglo pasado). La madera está un poco regulera, pero no pasa nada, seguro que tiene arreglo. Lo bueno es que no tiene carcoma.

Buscando ideas en Youtube, he dado con un programa muy interesante: RECICLARTE, del canal Casa. Hay muchos capítulos subidos. La presentadora restaura una cómoda similar, y decide pintarla de azul británico (plomizo), lo cual es una idea que me gusta. A más neutral menos te cansas:


Otra opción más llamativa es aplicar en la base un tono así malaquita (turquesa) y una pátina de pan de oro en las molduras. Pero eso es para restauradores o amateurs mucho más avanzados.
A mí dejadme con la brocha gorda :)




No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin