viernes, 28 de noviembre de 2014

El post del viernes: ¿Qué va antes, la crema hidratante o el sérum?

Ya hemos hablado de maquillaje, de zapatos, de fragancias... pues hoy toca repaso de las cremas faciales.

Sí, ya lo sé, estoy estereotipando mucho el blog con estas chuminadas. Quizá debería dedicar un post a Kierkegaard o a Lars Von Trier :)

Pero eso me llevaría mucho más esfuerzo, y hoy, víspera de viernes, después de dos tercios de cerveza y a las 23:01 de la noche ya no doy más de sí. Lo siento.
 
El otro día os comenté que se me había puesto la cara como un mapa de granos. Se supone que al haber bajado peso de manera brusca (la cosa es seguir perdiendo y mantenerlo, pero ya veremos), se liberan toxinas de la grasa al torrente sanguíneo, y es hasta normal que suceda. Tenía que ir a la farmacia a por vitaminas, y ya que estaba, me ofrecieron analizar el nivel de hidratación, la elasticidad, la pigmentación y la profundidad de las arrugas de mi piel con una maquinita. Normalmente soy muy dejada para estos temas y paso total, pero ya que estaba y como es mi farmacia de cabecera, me dejé hacer por curiosidad más que por otra cosa. 

Bueno, la hidratación un poco regulera: 46 sobre 100. No me había puesto mi crema en varios días por los granos, y reconozco que en otoño - invierno no me apetece beber tanta agua. De hecho lo noto sobre todo en los labios. La elasticidad bien, la pigmentación también bien (alguna manchita tuve por el sol pero ya están remitiendo) y las arrugas no me las pillaba la máquina porque afortunadamente todavía no me han salido (viva, viva).

El consejo fue: que no sea vaga y me desmaquille siempre al llegar a casa, así como usar un sérum por la noche (aceite seco) y protección solar pantalla total cada día, hasta en invierno, obligatorio. Soy muy blanquita. Como tengo psoriasis en manos, pies y cuero cabelludo, piel atópica y de todo lo que os podáis imaginar, que siga con mi crema Hydrance (Avene). Del contorno de ojos que me olvide, que no me hace falta (de momento).

Bueno, amigas atópicas mías, fue probar Hydrance hace unos meses por insistencia de mi madre (tiene la piel raruna como yo), y ya no quiero ninguna hidratante más :)

Al final me decanté por un pack ahorro de laboratorios Boots al -20% (aceite seco noche, desmaquillante y sérum para el día por 44 €) así como una emulsión oil free SPF 50 para pieles mixtas y sensibles de marca Avene.

Llevo usándolo cuatro días y de momento los granos están algo mejor (al menos no va la cosa a más). Todavía es pronto para valorar resultados pero sí que noto el cutis más luminoso.

Sé que a muchas les escandaliza que tres cosméticos (de gama media-alta) superen los 40 €, pero contando la cantidad de dinero que he gastado en comprar cada crema y contorno de ojos nuevo que sacaba el Mercadona, por el mero hecho de probarlas, y que luego no he podido usar, es un ahorro.

Aunque en Mercadona venden unos cosméticos estupendos y geniales, para piel atópica prefiero seguir los consejos de la farmacia. Vale que las marcas blancas sólo cuestan 3-5 € promedio, sí, pero he llegado a acumular chorrocientos frascos en casa que dejo de usar pasados unos días porque me han provocado eczemas, granos, rojeces, descamación, tirantez o reacciones adversas en la piel. Hasta la crema especialmente formulada para piel sensible me dio problemas (¡por no hablar del cristo que se me montó en los párpados por un contorno de ojos con extracto de caviar de 8 €! Casi acabo en urgencias). También he coleccionado botes de gama media: Oriflame, Avon, Nivea, Olay, Vitesse... que están muertos de risa. Como podéis ver, he intentado usar cosmética que me permitieran "ahorrar", pero al final me acababa pasando factura en la cara. Eso sí, no he encontrado todavía nada mejor que el tónico azul de dos euros que compraba en el Mercadona. Lástima que hace años que no lo comercializan (han sacado uno blanco pero creo que no es la misma fórmula, corregidme si me equivoco).

Ahora mi nueva rutina es (un coñazo): al levantarme, tras la ducha, aplicar en cara y contorno de ojos Hydrance Optimale de Avene. Esperar un par de minutos (lo absorbe rapidísimo). Acto seguido, el sérum de día en cara y cuello (evitar ojos y zona T). Secarme el pelo o hacer cualquier cosa como desayunar para que mientras la piel lo absorba totalmente, tarda un ratillo.

Lo primero que hay que aplicar siempre es la crema hidratante, y luego lo demás: el sérum, o la crema antiarrugas o la reafirmante o lo que te eches. Esto se hace así porque es importante que vaya antes el cosmético que tenga la textura más ligera. De lo contrario, el sérum o las cremas con retinol (antiarrugas) crean una especie de barrera difícil de traspasar. Si tuvieras que usar un contorno de ojos, tendrías que aplicarlo en el tercer paso.

Antes de maquillarme (si voy a salir de casa, porque los domingos estoy en un plan perra que pa qué) me tengo que echar la emulsión Avene SPF total. También se puede mezclar directamente con la BB Cream o con la base de maquillaje (que normalmente son SPF 20, aunque me ha insistido la farmacéutica en que si no son SPF 35 no protegen nada).

Al llegar a casa por la tarde noche, nada de meterme directamente en la cama pintada y levantarme como un oso panda (las fundas de la almohada me lo agradecerán). Primero me tengo que desmaquillar bien con discos de algodón (uso el agua micelar de Avene, así como la leche de Boots), y aplicar el sérum en aceite. Basta con cuatro gotas: dos para la cara (evito la zona T), una para el cuello y la cuarta directamente al canalillo. Calculo que a este ritmo, tanto el frasco de 30 ml de aceite seco como el sérum7 me van a durar cuatro o cinco meses como mínimo. Lo veo rentable.

Por cierto, qué será eso del agua "micelar" (es como la abreviatura de "mi celular"). ¡Siempre me lo pregunto, pero siempre me da pereza buscarlo!

Buen fin de semana :)

jueves, 27 de noviembre de 2014

Alopecia de tipo autoinmune y defensas frente a gripes o resfriados :)

Gettyimages / Roy Lichtenstein
Este post no tiene ninguna rigurosidad científica, es más, reconozco que no voy a documentarme. A ver si suena la flauta... La persona que también ha tenido alopecia areata en la familia es mi padre, y no se pone enfermo ni a tiros. Creo que hace tres o cuatro años tuvo un resfriado, de esos con fiebre y dolor de espalda (quizá fue gripe) pero nunca le ha pasado absolutamente nada más. Bien es cierto que es muy deportista y eso ayuda.

En mi caso particular, a excepción de intoxicaciones alimentarias (que en realidad es envenenarse con la comida, no un ataque bacteriológico), como máximo al año me pesco un resfriado. O ninguno. Y aunque me moleste el dolor de cabeza y la congestión nasal (sobre todo la congestión y el moqueo) me tomo un antigripal y no dejo de ir al trabajo. De hecho la fiebre me pone hiperactiva, como una moto, si tomo algo para bajarla me atonto y prefiero aguantar hasta llegar a casa. Recuerdo que una vez, creo que hace un par de años, pillé un catarro en verano. La cosa es que mis análisis de sangre reflejan defensas (niveles leucocitarios) totalmente normales.

Nunca he tenido ninguna infección en las vías respiratorias más allá de la típica laringitis. En los últimos diez años se me han inflamado las anginas en una sóla ocasión, debido a una deformidad en las muelas del juicio (que me causó infección y me las tuvieron que sacar). De pequeña tenía los oídos algo delicados (como todos los críos que van a la guardería, supongo), pero siempre he sido una niña muy sana. De hecho, estando con varicela me empeñé en participar en la cabalgata de reyes de mi ciudad (menuda ilusión que me eligieran). Aguanté todo el recorrido estoicamente y con cinco años. Sarna con gusto...

Cuando llegué a la adolescencia y se me empezó a caer el pelo (sobre los 14 años), podía pasarme años académicos completos sin causar baja, ni siquiera por un puñetero resfriado.

¿Qué problemas he tenido? Dermatológicos de todo, sobre todo sarpullidos, descamaciones, eczcemas, psoriasis, alopecia... Problemas con las muelas del juicio (me crecían al revés, contra la cara y me provocaron un flemón además de fiebre). Una hernia de hiato debida al estrés (que también hay otro caso en la familia). En 2009 pasé la gripe estacional (no la gripe A, y me comentó la médico de cabecera que era incluso peor). Y desde entonces algún resfriado aislado sin importancia. De hecho por no tener ya no tengo ni alergia al polen (de pequeña sí, antes de que se me cayera el pelo).

En 2010 mi novio me pegó un virus estomacal, y lo sé porque me dolían mucho las piernas y notaba ciertas náuseas (mientras él estaba hecho polvo vomitando hasta la primera papilla. Creo que era de esos rotavirus por los que te vas por proa y por popa). Han pasado cuatro años y no he tenido otro igual. Bueno, hace poco sufrí una intoxicación alimentaria por comer sushi "congelado", pero eso le puede suceder a cualuquiera si le dan pescado en mal estado.

Conclusión, lo raro es que me ponga enferma. Y no me cuido cada nada, de hecho duermo poco y me alimento bastante mal. Una amiga con alopecia areata total me comentó que tampoco se pilla ni una gripe ni nada, su sistema inmunológico acaba con todo :)

Sé que muchas chicas que me leéis tenéis alopecia universal o areata (o sois autónomas), ¿cuándo ha sido la última vez que os habéis puesto malas o que habéis pillado algún virus?

martes, 25 de noviembre de 2014

Nuevo parcial cabello europeo castaño claro double drawn. Mi experiencia

Imagen: beautyworksblog.com
Mañana hace ya tres semanas que tengo pelo nuevo. Bueno, nuevo, nuevo, lo que se dice nuevo, no, más bien de segunda mano. Primero lo llevó puesto la chica que lo estuvo "criando" para mí. Es como tener una cabeza de alquiler :) De finura y tono la verdad que no tengo queja, porque lo he querido más oscuro (coincide con un #6 de loreal, virgen sin teñir). No es rubio ceniza sino más bien un castaño almendra (tabaco). Y es finísimo, muy sedoso. Da gustirrinín pasar la mano.

Después de tres semanas de uso, me he dado cuenta de que he cometido tres errores con esta pieza, y los voy a detallar punto por punto: 

Hay algo en su textura que no me gusta nada, ¡liso y lacio como una tabla!  El otro que he usado durante ocho meses tenía cierta ondulación que casaba con con la mía. Ahora es justo lo contrario. Lo que hago antes de salir de casa no es pasar la plancha en ambos. Sólo en mi pelo biológico. El del parcial no me hace falta ni tocarlo. Este inconveniente no me lo esperaba porque normalmente el europeo coge cierta textura. De hecho los mazos que en apariencia son lisos, luego de mojarlos, se ondulan un poco. Incluso algunos se han rizado. Este pelo es tan rectilíneo que lo puedo usar de nivel para poner alcayatas. Y personalmente no me gusta, ¡qué se le va a hacer!

Otro error ha sido seleccionar cabello double drawn. Si no conocéis la diferencia entre single drawn y double drawn en posticería, seguro que encontráis muchos artículos en internet, como por ejemplo este mismo o este otro de aquí.  

Para que os hagáis una idea. Cuando una chica se deja crecer el pelo y lo lleva muy largo, normalmente la coleta se va afinando de medios a puntas. Esto sucede porque un % de pelo se parte y otro % se afina (se afina por el roce, por el secador, por los cepillados). Significa que una chica con una coleta de 45 cm, probablemente los últimos 10 ó 15 cm tengan mucha menos densidad respecto al tramo más próximo a su nuca.

Pero, si de esos 45 cm nos quedamos con los primeros 25, conseguiremos un sistema mucho más tupido no sólo de raiz a medios, sino también de medios a puntas. Esto se denomina double drawn, y, como es obvio, debido a que se pierde largura en el proceso (si queréis una prótesis double de 40 cm la coleta habrá medido como mínimo 55 ó incluso 60), supone un coste extra.  A veces ni siquiera lo hay (un double de 55 no creo que sea humanamente posible en pelo europeo).

¿En qué casos es recomendable el double drawn? Pues "mayormente" cuando quieres tener un extra de densidad ahí abajo y evitar extensiones, o cuando la alopecia es ya muy evidente por los laterales y hace falta "refuerzo" (y que la base no sea tan grande, que a veces es preferible una peluca completa que llevar un casco, bueno, esto es desde mi opinión personal).

En mi caso particular, el double no me ha gustado para nada. Primero, porque de medios a puntas yo no voy mal servida, no tengo pelazo pero tampoco es tan pobre como para necesitarlo (de momento).

Segundo, porque pelo super fino y mucha cantidad: se me enredaba. Y tercero pero no menos importante: el color. De medios a puntas, que no sea un color idéntico no pasa nada porque el single drawn se funde al peinarlo junto con el biológico. El double se superpone. Por lo tanto, si hay un tono de diferencia, se nota más. Mi pelo de medios a puntas, por la oxidación de los tintes, está bastante más cobrizo que el sistema, que es un 6 bastante neutral (el matiz es más bien dorado).

¿Cómo lo he solucionado? Pues los 5 cm o así que sobresalía mi pelo biológico respecto al parcial: fuera. Tijeretazo. Y he rebajado la densidad de la pieza de medios a puntas con las tijeras de descargar (nunca uséis navaja) para conseguir un efecto de falso single. Al final ha sido tirar dinero al cubo de la basura (después de barrerlo).


Tercero y último problema, pero no menos importante. Mi alopecia viene a ser como el Guadiana. Aparece y desaparece. Entre medias no es que me gaste un melenón, pero tengo rachas de recuperar cierto % de pelo (por tanto se ve mejor) y épocas que mejor ni mirarme al espejo (como ahora, que me ha salido psoriasis en el cuero cabelludo). Este sistema lo diseñé un centímetro más corto y casi dos más estrecho. Cagada monumental. Ahora la calva de la coronilla (una areata) de vez en cuando se asoma (si un día no me lavo el pelo y se apelmaza más por la grasa). Mi novio, que normalmente no se le ocurre hacer ningún comentario sobre el tema, estando yo de espaldas a él bajo la luz blanca de la cocina, va y me suelta: "Se te ve el cráter". Qué tierno.

Bueno, ahora al menos sé que, en mi caso particular, de momento el double drawn no me va bien, quizá el día de mañana...

 Prometo poner fotos en breve. Estoy en casa y me he cargado el flash del teléfono (para variar, después de que se me cayera al suelo doscientas veces...) y salen con mucho ruido. Prefiero hacerlas con la cámara del curro para que se aprecien bien los tonos y la textura :)


lunes, 24 de noviembre de 2014

Alopecia femenina y depresión: signos de que puedes estar deprimida

No os sorprenderá que os escriba que, en muchas ocasiones, las personas más intransigentes con el humo del tabaco son ex fumadores. Es como si el fumador más empedernido, después de esforzarse y superar la adicción, no sólo ha dejado de sentir el mono por la nicotina sino también la empatía y la tolerancia por los que antes eran de "los suyos".

A mí me pasaba (y me pasa) un poco a veces como ex fumadora, pero sólo en el ámbito laboral:  me resultaba un incordio que la persona que tenía que entregarme un informe o resolverme alguna duda de trabajo, hubiera abandonado su puesto (y varias veces al día) para salir a fumarse un cigarro. Yo, los donuts recubiertos de chocolate (otro vicio igual de insalubre que el tabaco, por supuesto) me los comía en la mesa y no afectaban a mi productividad para nada (si acaso sólo a la limpieza del teclado, que me lo compraron blanco para más recochineo).

Pero no, no vamos a hablar de adicciones (aunque bueno, en cierta manera sí hay personas adictas al drama). Como les pasa a los ex fumadores que ahora pertenecen a la brigada anti tabaco, yo siento un cierto rechazo (involuntario e irracional, que conste, reconozco que no estoy como para protagonizar Sonrisas y Lágrimas pero tampoco soy hielo como Dexter Morgan),  por las personas que se encuentran clínicamente deprimidas exclusivamente y sin otro motivo que por la alopecia.

Estoy completamente segura de que me pasa esto porque lo he superado totalmente, y por tanto, he perdido el contacto con esta dimensión y la rechazo. Pero no digo que haya sido fácil. Es más, me ha costado sangre, sudor y muchas lágrimas. Aceptarse a uno mismo, valorarse, quererse y no ponerse autozancadillas no es tarea fácil, pero sí, se puede: se puede salir. Se puede salir del agujero de la alopecia, y además, hacer vida 99,999999% normal.

Lo principal es averiguar si se tiene una depresión. En este artículo que se ha publicado en prensa recientemente lo describen grosso modo (aunque lo idóneo es, al menor síntoma, consultar con un profesional de la salud mental).

1) Las tareas normales toman más tiempo. Todos tenemos rutinas y responsabilidades: trabajo, compromisos familiares, amigos, pareja etc... Lo que antes se hacía casi por inercia o por gusto, ahora son tareas que cuestan un mundo y agobian sólo de pensarlo, ¡por ejemplo una reunión de trabajo con clientes, salir a correr cinco kilómetros, quedar para ir de fiesta con tus amigas o dedicarte una mañana a ordenar las estanterías del garaje!

2) Las palabras positivas no ayudan. Máxime lo que estoy escribiendo aquí, muchas pensaréis: "Qué petarda la tía esta del blog con lo de superar los complejos, ¡qué sabrá ella lo que yo siento! ¿De qué va, de diva? A mí lo que me mola es que me compadezcan". Y seguramente en vuestro entorno (la gente a la que le importáis) os trate de animar para que veáis la parte positiva de las cosas, "el vaso medio lleno". Aunque tengas alopecia, eso no anula muchas otras virtudes y facetas positivas de tu vida. Simplemente tus amigos y familiares te quieren animar y odian ver cómo te hundes por esto. Eso sí, coincidiréis conmigo en que la mayoría de los veces que te dicen: "Sólo es pelo", "Pero si con toda la mata que te queda todavía", "Tienes que aceptarte tal y como eres"  sienta peor que una patada en el mismísimo culo...

3) La depresión lo anula todo. Iba a escribir "subimos a un escalón superior", pero no, estamos descendiendo más al hoyo. Los síntomas de depresión (tristeza, agobio, ansiedad, insomnio, frustración, amargura...) anulan todas y cada una de las facetas de tu vida: trabajo, amigos, pareja, familia. Incluso tal es la perturbación que se manifiestan síntomas físicos.  De hecho no es raro que las defensas bajen y estemos con mal cuerpo, con dolores musculares, cefalea, náuseas...

4) Dolor físico. Al hilo de lo que comentaba más arriba. Una depresión no es sólo un problema (por no escribir enfermedad) mental, sino que se manifiesta con sintomatología en nuestro cuerpo. Somatizamos. Sobre todo dolores musculares, fatiga, problemas estomacales, intestinales, molestias en articulaciones, malestar general, pérdida de concentración y de memoria...

5) No es fácil de superar. No conozco todavía a nadie (no dudo que exista) que haya salido de una depresión clínica de estas de manual sin ayuda profesional (al menos, terapia). Una cosa es estar un poco de bajona e ir mejorando nuestro estado de ánimo con ciertos esfuerzos, y otra que pasemos de estar hundidos en la miseria a hacer vida totalmente normal con leerse un libro de autoayuda. Aunque quien lo haya conseguido así, tiene mi total admiración. De hecho, tal y como versa este artículo, que el entorno familiar o laboral presione para que intentes superarlo (que salgas por ahí, que te esfuerces por cambiar de actitud, que te obligues a ver todo de color de rosa), frustra más y genera más ansiedad: empeora la situación de la persona que está deprimida. De hecho, si fuera así de fácil superar una depresión, no estaría catalogada como enfermedad compleja y dificil de tratar.

6) La energía. En mi caso, la depresión no sólo era como cargar con una losa encima y un come-come rayante todo el día (que tenía la hernia de hiato haciendo pole dance con el esófago), sino también como un vampiro (pero nada de vampiro sexy rollo Crepúsculo o True Blood, sino feote y mohoso tipo Nosferatu) que me chupaba la energía vital. Podía pasarme el día durmiendo o tirada en el sofá/cama que siempre me encontraba fatigada, apática, sin ganas ni de meterme en la ducha. Y esto se convierte en un círculo vicioso. A más cansada y desganada, menos te apetece romper la rutina de sofá, silla, cama, y por tanto, más profundo y oscuro se hace el problema.

7) Depresión no siempre es tristeza. Esto puede romperle los esquemas a muchas personas, pero hay depresiones en las que la persona no está triste ni llora, a veces sólo sentimos rabia, apatía, frustración, impotencia, incluso agresividad respecto a los demás, ataques de pánico, y a veces una mezcla de todo. Una persona puede estar clínicamente deprimida pero sin tener ganas de llorar. No es un síntoma imprescindible. Y al revés: porque una persona se emocione o llore con facilidad no significa que esté deprimida ni mucho menos.

8) Disfrutar las cosas de manera.... diferente ¡o no disfrutarlas! Antes de acomplejarme por mi problema (areata), disfrutaba de todo. Me bebía la vida a morro, literalmente. Estudié en el extranjero, salía todos los fines de semana (como no hubiera plan un sábado por la noche menudo drama), viajaba, era voluntaria en dos ongs, trabajaba, tenía un expediente académico brillante, me interesaba por moverme y hacer mil cosas. Empecé a perder el interés: ya no quería salir ni hacer nada. Lo que antes me encantaba (por ejemplo ir de compras o salir con las amigas) me suponía un trauma y un esfuerzo tremendo (que luego ya entrada en materia lo disfrutaba, pero me costaba horrores decidirme a salir de casa). Luego ya la apatía se apoderó de todo, y ya no quería ni bajar al supermercado. Dejé el trabajo. Dejé de relacionarme con la gente. Dejé de salir. Y degeneró en agorafobia, pero me puedo dar con un canto en los dientes, porque una depresión no tratada puede terminar en trastorno psicótico o bipolar, y eso es casi casi para toda la vida. Al menor síntoma de que aquello que te gusta deja de tener ni siquiera sentido: ¡busca ayuda!

9) No hay dos depresiones iguales. Según la OMS, 350 millones de personas en el mundo padecen depresión. Y cada caso, aunque suene tópico, es un mundo. No se trata de curar la depresión con pastillas que te atonten como si fuera un resfriado. Pero por otro lado, no todo el mundo necesita terapia. Lo importante es que consultes con un profesional y no te dejes hundir en la misera, ¿por qué? Porque todo el tiempo que estás perdiendo ya no lo recuperas.

Hay personas que tienen unos motivos "más de peso" para sentirse deprimidas: una enfermedad muy grave (incluso terminal), una discapacidad que anula totalmente tu independencia o tu movilidad, perder tu casa, un problema familiar grave, sufrir acoso en el trabajo, sufrir violencia doméstica, arruinarse y acabar en la calle... No sé, se me ocurren decenas de situaciones que son tremendamente peores que el hecho de perder pelo. Y os lo dice alguien que ha estado dos años sin levantar cabeza por un complejo derivado de la alopecia, ¡con dos bemoles!

El tiempo pone cada cosa y a cada persona en su lugar. Y lo que te hace sufrir hoy, puede que sea algo insignificante mañana (esta frase es de Disney, conste en acta).

10) Hablar de la depresión es difícil. Es tabú. De hecho, la primera vez que me dijeron que tenía depresión, me eché a llorar como una cría. Se me caían los mocos en la consulta y todo. No porque estuviera en desacuerdo con el diagnóstico, sino porque fue como quitarme una piedra de encima: ponerle nombre a "eso" que me pasaba. Y ya sabiendo lo que es, se pueden buscar soluciones. Vale que abandoné la terapia a medias (varias veces) y me negué a medicarme. Pero, al menos, contra todo pronóstico, no me hacía falta un exorcista (me sale a mí una hija neurótica como he sido yo, y me tiro por un puente...) sino un psiquiatra. Y sobre todo, lo que tenía que hacerle era caso. Mucho caso. Hay personas que están deprimidas por un complejo físico (como una alopecia, una obesidad, una deformidad...) y no se atreven a reconocerlo, por lo que no buscan ayuda. La cosa va a peor y la bola de pelo se hace de dimensiones astronómicas.

A veces incluso es difícil encontrar comprensión en tu entorno más cercano: "Estoy de bajona porque se me cae el pelo, me cuesta disimularlo y me da mucha vergüenza que se note". "Cállate, que por ese par de tetas y tu puesto de trabajo, yo me afeito la cabeza si hace falta".  Esta conversación es 100% real y sucedió en 2009 con una compañera de promoción que era muy amiga. Lo que a mí me amargaba la existencia era una minucia para una chica de cuerpo "nadadora" y dos años totalmente desempleada (no la cogían ni con un contrato de becaria).

Como dijo Ortega: cada uno y sus cadaunadas.  Eso sí, reconozco que es de mal gusto hacer de menos a una persona que te cuenta sus problemas, aunque no los entiendas ni los compartas. Es preferible decir: "No puedo ayudarte porque no me puedo poner en la situación de sentirme así" a quitarle importancia o desmerecer sus preocupaciones.

En fin, después de todo este rollo macabeo que me he dedicado a escribir sacando ratitos durante todo el día, creo que sólo puedo decir una frase de una película que, lo creáis o no, es cierta. Y a mí, todavía, cuando la leo, me reconforta mucho:

Nunca llueve eternamente.

Bonnus track, fotograma de la película "Fifty Shades of Grey" sin camisa:
Llamadme aguafiestas pero para mí Jamie Dornan siempre será Paul Spector.

viernes, 21 de noviembre de 2014

El post del viernes: vivir sin generar desperdicios

Foto: www.seguimosinformando.com
El otro día estuve media mañana como puta por rastrojo geisha por arrozal buscando unos bastones de caramelo y unas galletas de jengibre para una sesión de fotos. Aunque se ven en todas las series y películas americanas que se ambientan en Navidad, no sabía ni por dónde empezar a buscar en Madrid, ¡y en noviembre!

Afortunadamente hay una cadena de tiendas que venden productos de alimentación típicos norteamericanos (Taste of America, C/ Serrano 149 ), ¡y conseguí encontrarlas allí! Una vez dentro, me quedé alucinada con la cantidad de dulces, galletas, postres, tartas, bollos, donuts... (en general de toda la repostería industrial) que tienen.

Os va a sorprender pero no me compré nada para mí, ni unas tristes cookies. De hecho he perdido como 4 kg en un mes (el doble de lo que se considera saludable) y se me ha puesto una cara de granos... Me ha comentado una nutricionista (que es clienta, y me aprovecho para preguntarle cosas) que cuando se pierde peso en un breve período de tiempo, se liberan toxinas que estaban en la grasa al torrente sanguíneo y que es normal que salgan granos y sarpullidos, que te encuentres cansada o con mal cuerpo. A ver si esto se soluciona en breve. Parezco un teenager.

Bueno, a lo que iba, que si véis la cantidad de paquetes, bolsitas, envoltorios, papelitos, cartones y cajitas flipáis en colores. La última vez que tuve un Stendhal de estos con miles de productos de alimentación nuevos para mí (exóticos) fue en una de las tiendas de General Margallo (aka China Town) donde puedes encontrar productos que normalmente se venden en supermercados de China, Japón, Tailandia, Vietnam... (desde el típico ginseng hasta medusas congeladas pasando por toda la repostería friki japonesa y catorce mil infusiones chinas).

¿Y por qué os estoy contando esto? ¿Qué tiene que ver? Pues que me viene al hilo (o al pelo) de un artículo que leí ayer sobre una familia norteamericana ¡que lleva meses sin producir basura! No utilizan envoltorios, ni siquiera el manido papel albal para envolver bocadillos, ¡ni tubos de pasta de dientes! La verdad es que yo todos los días al menos genero una bolsita, aunque trato de separar por contenedores. No os perdáis este artículo y también su vídeo blog, ¡no tiene desperdicio!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Psoriasis en el cuero cabelludo, ¿cómo, por qué, solución?

Otro episodio más de mi fascinante vida hasta arriba de trabajo, en mitad de una mudanza, viajando cada poco y además, redoble de tambores... ¡psoriasis en el cuero cabelludo sólo en el lado derecho de la cabeza! Maravilloso, maravilloso.  Al menos, todavía no es exagerado.

Imagen: http://aedv.es/profesionales/investigacion-y-proyectos/  
¿Mi primera reacción? Ignorarlo. Hay tantas cosas en la vida que son molestas, inoportunas y que no aportan nada bueno que, en general y en el universo alopecia en particular, lo mejor es ignorarlas. Por tanto, he estado una semana pasando del tema (primero por desidia, lo reconozco) pero va a más. Voy a optar por ignorar un par de semanas más y si no, tendré que visitar a mi amigo el dermatólogo. De momento es asintomática, es decir, aparte del aspecto desagradable y de un ligero picor e irritación (llevar clips bien hendidos tampoco ayuda) ni me sangra, ni duele.

El problema de este tipo de psoriasis es que, si va a peor, necesitaré tratamiento (más que nada por si empieza a sangrar o las costras se hacen enormes), y el tratamiento tira todo el pelo de la zona (luego sale, en mi caso un poco regulero pero a lo mejor tengo suerte y crece una versión mejorada).  No tengo muchas ganas de desempolvar la peluca. Pero si hay que hacerlo, qué remedio.

De momento, ¿qué hago? Lavarme el pelo a diario con brea (y llevar encima una penetrante fragancia a carretera recién asfaltada: Eau de Roads), y aplicar por la noche una super pócima de mi invención (no sé si funciona y ni si hago bien) a base de aloe vera puro (de 99%) y aceite de árbol de té al 20%. Molesta un poco al principio pero luego se calma. El olor es antiérotico a más no poder si compartís lecho conyugal :)  Pero ya sabéis, en lo bueno y en lo malo, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, en la psoriasis y en la segoviasis :)

No he visto mejoría, pero bueno, ¡hay que ser optimistas!

¿Qué es la psoriasis en el cuero cabelludo?
Se trata de una dermatosis inflamatoria que puede aparecer afectando únicamente al cuero cabelludo o acompañar a las otras manifestaciones propias de la psoriasis. Hasta en un 30-40% de los casos existen antecedentes familiares.
Aparecen placas eritematosas, cubiertas por gruesas escamas plateadas. Por lo general, presentan buena delimitación, y aunque pueden afectar a cualquier zona del cuero cabelludo, lo más frecuente es encontrarla afectando el borde de implantación del pelo, las zonas retroauriculares  y la parte superior de la nuca. Las lesiones pueden ser asintomáticas o producir un intenso prurito. Puede presentarse como una pitiriasis amiantácea. Esta forma se presenta con escamas blanco-amarillentas fuertemente adheridas al pelo, ocasionando la fusión de varios de éstos (penachos).
Os iré actualizando... ¿Alguna lectora con psoriasis en el cuero cabelludo? ¿Qué os ha funcionado mejor? ¿Experiencias? Gracias


Fuentes: wikipedia
http://aedv.es/profesionales/investigacion-y-proyectos/wikiderma/patologias/psoriasis-del-cuero-cabelludo

martes, 18 de noviembre de 2014

Fibras capilares para rellenar las cejas, ¡sí, funciona!

Recientemente estuve comprando cosméticos en una conocida cadena. Una de las cositas que me llevé a casa y sólo he utilizado para probar (es bastante engorroso, prefiero mil veces pestañas postizas) eran microfibras precisamente para pestañas. Es de marca Essence. Viene un pequeño bote de microfibras blancas, un gupillón o cepillo para pestañas y un rímel negro espesote.

El modus operandi es el siguiente: metes el gupillón en el frasco y lo impregnas de microfibras blancas. Con cuidado, te lo das en las pestañas (pero una parte se mete en el ojo y es bastante desagradable). Las microfibras, al igual que las fibras capilares, llevan una carga electroestática y se mantienen bastante bien pegadas, engrosando las pestañas naturales. Luego, para que no parezca que tienes caspa en los párpados, te pasas el rímel negro y las maquillas. El resultado no es malo, pero cuesta teñirlas por completo (alguna brizna blanca se queda) y debido al rímel, se forman pegotes. Total, que lo estaban liquidando en poco más de un euro cuando el kit original valía casi cuatro.

Idea. Como tengo una calva en la ceja izquierda (en su comienzo) por la areata que de todas maneras me tengo que pintar, y ademá sé de bastantes chicas y muchas clientas (sobre todo con problemas de tiroides) que se quejan de alopecia difusa en las cejas ¿por qué no utilizar fibras capilares?

Lo único que hay que hacer es agenciarse un pequeño frasquito (como los que vienen en el kit de viaje que venden en Mercadona para rellenar de cremas), y un gupillón (un cepillito para pestañas), así como una máscara transparente específica para fijar el pelo de las cejas. Se utiliza igual que el invento de las pestañas. Impregnas el gupillón, te peinas las cejas, y terminas con máscara transparente que lo fije bien. Ten cuidado porque algunas caerán sobre los pómulos y mejillas. Pero con una brocha de maquillaje tipo abanico se quitan fácil.  Por supuesto las fibras capilares tienen que ser del mismo tono (o más oscuro). Yo por ejemplo he probado el negro, y muy poca cantidad.

¿Ventajas respecto a pintarlas? La principal es que, si aplicas poco producto y lo distribuyes bien (sin pasarte) no parecen pintadas, sino cejas, cejas.

Respecto a la duración: creo que igual que maquillaje (quizá un poco más) ya que depende de la marca del cosmético que uses, de la grasa, del sudor y de la estación. A mí en verano se me derrite el maquillaje una pasada. Pero tampoco es lo mismo pasar julio en Madrid que en el Páramo de Masa, oiga.

Inconveniente: si tienes por costumbre pintarte las cejas cada día, lo haces en cuestión de segudos, mientras que aplicar fibras es más laborioso. Depende del resultado que quieras obtener, del tiempo y de las ganas.  Una cosa importante. No uséis jamás lápiz de ojos para las cejas. Esa costumbre la tienen muchas clientas que son mayores, y no entiendo por qué lo hacen. Los lápices de cejas son muy duros, mates y con matices grisáceos.

Pero bueno, ahí queda la idea por si os sirve de algo :)




lunes, 17 de noviembre de 2014

Mujeres y exceso de vello corporal, ¿dónde tiene que salirnos pelo?

Por alguna extraña razón que no entiendo, se me ha  jorobado la aplicación para programar posts. Aquí había un artículo sobre el SOP, el exceso de vello corporal y la alopecia, pero ha desaparecido en combate. Si tengo tiempo lo miro y lo arreglo, ¡lo siento mucho, no volverá a ocurrir! (disculpa como un rey). 


viernes, 14 de noviembre de 2014

El post del viernes: organización de eventos, ¡me estoy volviendo loca loca locaaaa!

Hay gente que disfruta organizando eventos incluso más que asistiendo a ellos. También personas que dedican su profesión a esta actividad. Yo, la verdad es que les admiro muchísimo. La última vez que organicé algo fue una cumbre de altos directivos en 2011. Un lío. Recuerdo que les alojamos en un monasterio reconvertido en hotel rural deluxe, alejado de toda civilización, para que estuvieran concentrados. Silencio, paz y mucha tranquilidad.
No les debió de convencer la experiencia, pues al año siguiente (yo ya no estaba) eligieron por unanimidad un resort "todo incluido" en el Caribe. No sé si las reuniones fueron productivas pero les dieron merengue del bueno ¡seguro!

Después de tres años inactiva, estoy inmersa en la organización de una fiesta como voluntaria (benéfica, eso sí) y colaborando en sesiones de fotos para una sorpresita. Básicamente ando muy agobiada pues la situación familiar no está como para lanzar cohetes, y vivo a caballo entre Madrid y casa de mis padres, pegada al móvil todo el día, con trabajo, coordinando pedidos y supervisando todo como buenamente puedo. He tenido que pedir refuerzos porque ya no doy más de sí. Afortunadamente estoy respaldada por un equipo genial, de verdad.

Estas últimas dos semanas he podido avanzar algo, y como sé que muchas estáis organizando eventos (por ejemplo cumpleaños infantiles, cenas de empresa, bodas...) pues quizá estas ideas os vengan muy bien:

Eventos y actividades con niños

Esta empresa se dedica al ocio de los más pequeños (cumples, bautizos, fiestas familiares, fiestas del cole...) y es un sitio chulísimo, ¡muy acogedor! Los padres se pueden tomar tranquilamente un café mientras los niños juegan en la casita, con iPads, leen cuentos, hay un jardincito... Ideal. (Atocha).
www.cupsandkids.com

Gracias a Cups&kids he conocido El Jardín del Ángel. Un sitio de cuento de hadas. Se trata de un vivero en pleno centro de Madrid (Huertas). Tienen un jardín muy bucólico (como su propio nombre indica) y también un invernadero, un columpio antiguo... es como estar en una película, merece la pena verlo. Sólo faltan los gnomos y las hadas (que a lo mejor ya tienen jajajaja).

Organizan talleres para niños. www.eljardindelangel.com



Eventos para no tan niños

Taxi a Manhattan (AZCA). Es un restaurante / bar / afterwork decorado como si estuvieras precisamente en Manhattan.  Alquilan también para eventos, disponen de una terraza increíble.  Chulísimo, sobre todo para los amantes de las hamburguesas.


Lolina's Vintage Club (Malasaña). Es una cafetería / bar / restaurante / lounge, decorado tipo años 50-60, pero no psicodélico ni flower power, sino genuino. Genuino total. Estuvimos organizando una sesión de fotos y cuando bajamos a su salón de guateque (como así lo llaman) te trasladas a esa época. De hecho, todos los muebles y piezas de decoración son originales, nada de pastiches ni de imitaciones. Puedes tomarte un cocktail, una infusión, un café o unos deliosos nachos con guacamole.
Ah, y si eres golosona, no te pierdas la pastelería Happy Day (junto a Lolina's), ¡alucinante!

Lolina's Vintage


Happy Day Bakery - blog: sitiosconenchante.blogspot.com.es


Photocall

Se ha puesto muy de moda sobre todo en las bodas, pero también en cumpleaños. Normalmente los salones y salas de fiestas ya lo tienen incorporado, pero si necesitas hacer uno totalmente personalizado y desde cero, en esta empresa hay muchas opciones y desde sólo 54 € (el más pequeño). ¡Muy recomendable!

                                                        www.photocall.es
Cátering Zeta Jones

imagen: ellahoy.es
Esto tiene tela marinera. O mejor dicho: tiene mucha miga. Elegir un catering es muy complicado. Y yo para calcular cantidades, soy malísima. Si te quedas corto, fatal. Si te pasas, ¡que sobre tanta comida es un desperdicio intolerable! Además, hay que hacer números y más números para no pasarte de presupuesto. A mí me pierde la comida, y claro, ¡no puedo decidir con el estómago vacío!

Es importante que te conozcas muy bien y repases varias veces la lista de invitados uno a uno (sobre todo insistir en que confirmen asistencia) para plantear cuáles son o pueden ser sus preferencias gastronómicas en general (tradicionales, moderno, exóticos...) así como el toque de sabor que le quieras dar al evento (temático, desayuno, lunch, por la tarde, cena, postcena...) y sobre todo la media de edad a la que te diriges, aunque siempre hay desviaciones: los niños no suelen estar muy por la labor de probar sabores nuevos (sobre todo si se trata de un canapé de foie con salsa de mango o shashimi de anguila) y tampoco van a pasarse la fiesta sin pegar bocado. Con las personas mayores suele ocurrir lo mismo, ¡e incluso peor!  

Respecto a las bebidas, ídem de ídem. Ni pasarse de rosca y salir a cuatro patas, ni tener a los parroquianos de secano, como dicen en mi pueblo. Precisamente calcular esto, para mí, es de lo más complicado. Además, habrá personas que no prueben el alcohol y que se aburran del tándem fanta-cocacola. Unos combinados originales 0% están bien tanto para mayores como para peques.

Me encuentro a la deriva en el universo cátering, así que le voy a pasar la patata caliente a alguien que tenga más conocimiento de causa. 

No obstante ya tenemos vistos unos que son ideales, y seguro que acertáis :)

- Samantha de España
- Mi Provenza
- Mara Catering
- Produxit
- Green Bakery

Pues nada, ¡ánimo con la organización del evento!

jueves, 13 de noviembre de 2014

Alopecia femenina, ansiedad y aislamiento social, ¡no lo hagas!

Aquí había un post sobre un estudio reciente del síndrome de aislamiento social en España, cuyo 22% responde a problemas de ansiedad, y muchas chicas con alopecia no quieren salir de su casa por el complejo tan tremendo que tienen. Pero no sé cómo se me ha borrado. Lo reescribiré cuando pueda, lo prometo!

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Nioxin, ¿qué es? ¿funciona para la alopecia?

Hola!

Cada vez que alguien me cuenta o me dice que está utilizando un producto anticaída (no farmacológico) lo primero que hago es torcer el morro. Sí, lo reconozco. Esto es como la paradoja del herpes en la boca y el pintalabios. Vas a disimularlo con un cosmético, pero no es terapéutico.

Hoy me ha escrito una clienta de confianza, una chica que padece alopecia androgenética (por lo que lleva parcial) y me ha comentado que está impresionada porque si bien ella al principio era escéptica respecto a Nioxin, ha empezado a regenerar pelo en ciertos sitios, ¡que le pincha!

Esto es curioso. Mi madre recientemente ha recibido transfusiones de sangre por un problema grave de salud, y en cuestión de días todo el pelo que se le caía debido a su anemia de caballo estaba saliéndole sobre todo en los laterales de la cabeza. ¡Y le pincha! Esto lo he comprobado de primera mano. Nunca me imaginé que el pelo de la cabeza podría llegar a pinchar de lo duro que le sale :)

Por tanto, si a esta chica con alopecia androgenética diagnosticada le ha pasado lo mismo, y lo achaca al uso de este producto (y no a otra cosa) pues es una gran noticia. Ella está muy emocionada y satisfecha con los resultados. por lo que quiere compartirlo con quien pudiera estar en la misma situación. Creo que lleva unos meses pero no recuerdo con exactitud cuándo lo empezó a usar.

Copio y pego su email:

Lo primero, no se si t acuerdas que te conté en el ultimo email q estaba probando un nuevo champú y acondicionador y "otro producto q no se como catalogar" de la marca nioxin. Pues bien era para contarte la experiencia totalmente positiva. 
Mi alopecia es de tipo androgenetica y hace unos años mas o menos ya estancada. He probado suplementos, minoxidil, champus anticaida... Y con nada he notado algo extraordinario. Pero si con este trastramiento.  cuando llevaba casi un mes usándolo, de repente un día pinchaba!!! Quiero decir. Que las zonas mas débiles con poquito pelo notaba pelo corto y duro. He esperado para escribirte a ver q pasaba... Pues bien, no he recuperado mi pelo de antes, seguiré contenta con mi parcial👸 pero esta mas fuerte y algo nuevo ha crecido. Así q lo recomiendo profundamente💇
Te cuento esto por si t puede servir para ti clientas, blog o lo q sea😋

Yo no lo he probado. No lo voy a probar. No porque dude de su eficacia sino porque soy pasota directamente.

Nioxin contiene:

Vitaminas

El Nioxin incluye varias vitaminas en su fórmula para nutrir el cuero cabelludo y los folículos del pelo, ya que las vitaminas B a veces son deficientes en las personas con cabello fino y poco saludable. Las vitaminas B en Nioxin incluyen ácido pantoténico, o vitamina B5, ácido fólico o vitamina B9, niacina o vitamina B3, biotina o vitamina B7, piridoxina o vitamina B6, cyano-cobalamina, una forma sintética de vitamina B12 y tiamina o vitamina B1.

Otros ingredientes

Según los Laboratorios de Investigación de Nioxin, el Nioxin también incluye los químicos ubiquinone, co-enzima A, glicoproteínas, clorfeninsina y melanina. El ubiquinone, comúnmente conocido como co-enzima Q10, es un antioxidante y puede aumentar el sismeta inmunológico, creando un ambiente más saludable para el cuero cabelludo. La co-enzima A es un complejo con ácido pantoténico o vitamina B5 y re necesita para muchas reacciones bioquímicas que incluyen la síntesis de grasas y la acetilación de proteínas, importante para la división de las células. Las glicoproteínas son proteínas importantes para la señalización, el crecimiento y la división celular. La clorfenesina es un antifúngico con propiedades antibacteriales y melanina que produce el color del cabello.

Fuentes: www.nioxin.com




martes, 11 de noviembre de 2014

Las 5 cosas que más amargan a las mujeres (el físico, lo segundo)

En uno de los post del viernes (en los que se habla de todo menos de pelo), escribí sobre cómics, destacando a una de mis autoras españolas favoritas: Raquel Córcoles (aka Moderna de Pueblo).

Pues bien, recientemente ha publicado creo que su cuarto libro (tiene 28 años, una ídola) que se titula

"Dejar de amargarse. Para imperfectas" (Editorial Zenith), y según recoge el diario El Confidencial  (creo que no se puede poner links, tendréis que buscarlo en Google News jijiji) en esta publicación la coautora Lucía Taboada explica algunas de las razones sociales, biológicas y psicológicas que hacen que las mujeres tengamos una tendencia a verlo todo negro, a autoexigirnoos demasiado y a sacar defectos prácticamente impercentibles a simple vista.

He tenido melenas delante de mis narices que podrían ganar el premio Panten universal y vitalicio por largura, salud y calidad de la magna cabellera, pero con la dueña de dicha cabeza llorando a lágrima viva, en pleno ataque de ansiedad, convencida de que se va a quedar calva porque eventualmente a veces cuenta 20 ó 30 pelos en su lavabo. Ni tanto ni tan calvo. También hay chicas con problemas más obvios (igual o peor que yo), cuya alopecia eclipsa todas y cada una de sus facetas de la vida anulándolas en ocasiones de manera irreversible: trabajo, estudios, pareja, hijos, familia, actividades de ocio...

Por lo tanto, no me sorprende que la segunda cosa que más nos amarga en esta vida sea el fisico (según el libro de la psicologa Lucía Taboada, ilustrado por Raquel Córcoles) y la última, la salud. De hecho yo me he metido de todo durante años (hormonas) para tratar de regenerar algo de pelo, comprometiendo órganos vitales ¡con un problema autoinmune mal diagnosticado!

 Preocupación número 1: EL AMOR

Según el libro, nos amarga tanto el amor porque: "El hecho es que a las mujeres las relaciones sentimentales nos amargan casi por igual cuando carecemos de ellas como cuando estamos sumergidas en un torbellino de amor". 

Si extrapolamos al tema que nos compete (alopecia femenina), he leído cientos de emails desde 2008 en el que chicas y mujeres de todas las edades están consternadas por esto: "¿Cómo voy a conseguir pareja si se me nota? ¿Cómo voy a contarle que llevo parcial o peluca?".

La solución que nos plantea el libro es, básicamente: "aprender a sentirnos completas y no necesitar a nadie siendo solteras, y cuando estás en pareja: aprender a tener también tu espacio". De hecho, la autora insiste en que "la presión por tener pareja a veces nos la ponemos nosotras mismas" (yo diría que siempre, pero bueno), y que "también se la imponemos a nuestras amigas o amigos solteros sin darnos cuenta cuando preguntamos si ya han conocido a alguien". 

Son reflexiones muy necesarias que, aunque ahora las podamos leer y nos parecen obviedades, hace falta que una persona de fuera nos las repita (y en este caso te lees el libro catorce veces como un mantra y así es todavía más efectivo).

Preocupación número 2: EL FÍSICO

Ilustración: Raquel Córcoles.
Lucía Taboada: "Nos amarga el bombardeo mediático de gente perfecta, que nos ha convertido en mujeres autoexigentes. Trillones de blogs de moda y maquillaje (bueno, yo creo que este es el anti blog jaja), y en general tenemos una tendencia masoquista a compararnos con quien está mejor".

La posible solución: "Evita los comentarios tóxicos, y aunque es importante hacer ejercicio para la salud, no bases tu vida en tu imagen, y no te obsesiones".

Parece sencillo pero no lo es. Cambiar los patrones de pensamiento requiere meses, años y en bastantes casos terapia profesional. En algunas ocasiones me he sentido un tanto incómoda cuando algunas lectoras del blog con las que he tenido la oportunidad de coincidir en persona han reprochado que su alopecia sea peor que la mía. O que yo me haya recuperado puntualmente en según qué temporadas y su pelo vaya a peor. O que a mí sí me haga efecto según qué fármaco. Es masoquista incluso en estas circunstancias. No deberíamos competir por "a ver a quién se le cae más el pelo o quién tiene la calva más grande", sino en remar juntas en la misma dirección compartiendo experiencias, apoyo y conocimiento :)

Quizá por este tipo de personalidad tan marcada "en el arte de amargarse la vida", tengo más facilidad para llevarme bien con los chicos que con las chicas. Ellos difícilmente se rayan.

Preocupación 3: EL TRABAJO

Según este libro porque: "Si hay algo que nos amargue más que el trabajo es no tenerlo. La cantidad de horas, la escasa remuneración, incompatibilidad de horarios con vida personal, que valoren poco nuestro trabajo, o ver con personas que ascienden con menos méritos".  "También influye nuestra autoexigencia, cargarnos de demasiadas responsabilidades, no saber pedir ayuda, e incluso cuando algo sale bien pensar que podríamos haberlo hecho mejor".

La verdad es que suscribo esto punto por punto, sobre todo cuando trabajas por cuenta propia. La responsabilidad se multiplica de manera exponencial y estás a todo. Pero recientemente he descubierto la maravillosa posibilidad de delegar y no rayarme tanto. Hay miles de cosas peores en este mundo que un día haya mejor o peor caja. Delegar es vivir :) ¡Probadlo!

 Preocupación 4: LA SALUD



En el libro hay una frase clave: "Obesionarse con la salud es lo peor para la salud". "Estamos expuestos a un exceso de información en el que le damos vueltas a si la dieta tiene o no tiene gluten, si el tomate es orgánico, si debemos beber o no beber leche, qué vitaminas tomar... Cada día sacan algo y te das cuenta de que no puedes cumplirlo con todo y te sientes mal", aseguran las autoras.

La solución que plantean es muy sencilla: "Evitar los malos hábitos como el sedentarismo, el tabaco... hacer algo de ejercicio y dejar de obsesionarse".

Conozco a mujeres que son capacedes de contar sus estancias hospitalarias, tratamientos médicos, secuelas, achaques, pruebas de diagnóstico invasivas y enfermedades crónicas con el mismo entusiasmo que yo misma detallando mis últimas vacaciones en Ibiza. ¡Es muy surrealista! Jamás he oído a un chico relatando con detalle su último examen de próstata o colonoscopia, aunque sepas que tiene algún problema grave. Tratan de vivir con la mayor normalidad que les sea posible.

Preocupación 5: EL FUTURO

Me extraña que no sea la primera, porque reconozco que es lo que más me quita el sueño a mí (aunque tampoco creo que yo sea una mujer normal). Cuando mi vida se centraba en la alopecia, la principal rayada mental era proyectar "¿Voy a estar más calva, menos, igual, cuánto tiempo me queda, el fármaco me va a funcionar? ¿Qué voy a hacer si se me cae más el pelo? ¿Qué puedo tomar para evitarlo?". Y esos años "dorados" porque tenía más cabello sano que ahora, obviamente, no los he disfrutado para nada. Todo lo contrario. Siempre proyectando sin disfrutar el presente.

"Siempre estamos pensando en el qué pasará, y generalmente tendemos a imaginarnos que ocurrirá lo peor, tarde o temprano. Incluso cuando te va bien en la vida y te da por pensar que no te puede ir bien tanto tiempo seguido, y que algo malo va a pasar", apunta Taboada.

Aquí sí me han pillado, es tal cual piensa mi cabecita negativa: no es normal que las cosas salgan bien o muy bien tan de seguido :)

Los consejos que propone son: "tener dudas o incertidumbre es norma, pero no todo tiene que ser negaivo".  Es fácil leerlo y escribirlo, ¡ahora toca entrenar duro para creérnoslo y pensarlo!

No sé si me van a crujir los de la AEDE, pero en fin, el link al artículo original está aquí.






lunes, 10 de noviembre de 2014

La paradoja de las pelucas, las prótesis capilares y los zapatos :)

Tengo un vicio inconfesable, ¡lo reconozco! Utilizo zapatos todos los días para salir de casa: para trabajar, para mi tiempo de ocio, ¡incluso tengo específicos para practicar deporte, y unos cuantos pares de sandalias! De hecho, a veces compro zapatos, botines o botas (sobre todo de tacón, me chiflan) y me los pongo una vez o ninguna. Sé que tengo por ahí cajas sin estrenar. No, no soy la Carrie de Sexo en Nueva York, pero a veces el consumismo y la compra por impulso me puede: tengo muchos más de los que necesito para el día a día.

Es más, apodo cariñosamente a mi novio "Señor Imelda Marcos", pues él, a pesar de ser un chicarrón del norte curtido en una comarca rural de apenas 800 habitantes (en verano) duplica su colección de zapatos respecto a la mía: Pitillos, Clarks, Geox, Tommy, Ferragamo, Dampierre, los que se conocen como pisamierda pero no me acuerdo de la marca, dos o tres tipos de náuticos según temporada, botas...

A veces me da por reflexionar sobre estos detalles tan nimios y pienso: ¿te imaginas usar el mismo par de zapatos durante todo un año? Sin importar si llueve, si vas al gimnasio, el calor en verano, la nieve o el hielo en invierno, el barro... Seguramente en vuestro armario contáis con tres o cuatro pares por estación, ¡te imaginas ir con sandalias en enero sin ser un Carmelita!

Mi abuela me contaba que durante la guerra civil y la posguerra no tenían ni para zapatos. Ella heredó los de un familiar fallecido, que le quedaban muy grandes y encima ¡desparejados! Cada pie tenía un color diferente. A medida que sus hermanos pequeños crecían (sobre todo a esas edades, a los 5 ó 6 años), agujereaban la puntera para liberar los dedos y extender su uso.

Quizá me pongo un poco extremista pensando que usar el mismo par de zapatos todo el año, hoy por hoy, no es calidad de vida (ni de higiene). De hecho, si sólo tuviera uno y por cualquier motivo se me rompieran debido al uso o estuvieran muy sucios, ¡me daría bastante apuro ir así!

En mi caso particular, llamadme loca pero cuando me aburro del diseño  o se me rompe la suela debido al desgaste, ¡tengo varias opciones de recambio inmediatas! Abro el armario y ahí están, en mi zapatero colgante. No tengo que ir a una tienda ni pedirlos online a Zalando :) 

Paradójicamente, todo esto no se aplica ni a las prótesis capilares ni a las pelucas. Es tabú, a pesar de ser "complementos" que usamos día tras día, a veces siete a la semana o durante 24 horas. Para mí, salir de casa sin nada en la cabeza -siempre desde mi opinión subjetiva- es como ir descalza o en pelotas.

Por experiencia PERSONAL -y también profesional- lo primero que piensas cuando adquieres tu primer sistema o peluca es: "tiene que durar como mínimo un año" o "voy a estirar su uso lo máximo posible". Antes prefería comprar tres vestidos (siguen sin estrenar), dos bolsos (que apenas uso), un collar (ahí está, colgado en el joyero muerto de la risa) y cuatro pares de havaiianas (bueno, sí que me las pongo bastante) que una prótesis de repuesto o una peluca extra por lo que pudiera suceder.

Una vez, accidentalmente, se me atascó un generoso mechón en las tenacillas automáticas Miracurl que quedó prácticamente reducido a cenizas. Claro que los señores de Babyliss, por si os ha sucedido lo mismo, no estaban pensando en protésicas como base de mercado :)

No es un alegato al consumismo, ni es publicidad encubierta ni nada por el estilo. Es simplemente contextualizar algo que no podríamos ni siquiera plantearnos en cualquier otro aspecto de nuestra vida cotidiana: todo el año usando los mismos zapatos, la misma camiseta (también para dormir) o las mismas bragas :) ¡Con la ilusión que me hace a mí estrenar cositas nuevas!

domingo, 9 de noviembre de 2014

Corte de pelo a katana :)

No he podido dejar de compartir esto por aquí, ¡qué arte!

(En realidad no es una katana sino un shoto o sable más corto de unos 40 cm de filo).

:)


viernes, 7 de noviembre de 2014

El post del viernes: restaurar muebles

Esto le puede venir bien a la gente que necesite amueblar una casa digamos con un budget un tanto limitado, saliendo un poco del universo Ikea, porque al final todas las casas parecen iguales :)

Os sorprendería la cantidad de cosas que se pueden adquirir en rastrillos o en tiendas de muebles de segunda mano que simplemente con unas reformillas pueden funcionar perfectamente unos cuantos años más por una inversión ridícula. De hecho en muchas ocasiones son lotes de muebles de maderas nobles, macizas, cuyos propietarios han fallecido y los familiares no están precisamente con ganas de organizar una subasta (como es lógico).

Sí, sé que no a todo el mundo se le dan bien las manualidades, pero en serio que no es tan complicado como parece ni mucho menos, ¡y tenemos la magia de internet!

Mi madre es restauradora de muebles (y muy buena, por cierto). Yo, como no podía ser de otra manera, no he heredado ni su buen gusto, ni su destreza para las manualidades ni su paciencia (que es la clave de cualquier trabajo de este tipo). Sin embargo -de casta le viene al galgo- uno de mis hobbys es recoger mierdas tiradas por la calle encontrar piezas únicas abandonadas a su suerte que pueden tener una segunda vida con un lavadito de cara.

Ya he hecho mis pinitos lijando, barnizando ¡e incluso decapando! Pero ahora tengo un proyecto mucho más ambicioso entre manos. Una cómoda estilo Luis XV (ojo, no de la época, es un pastiche, seguramente sea de mediados del siglo pasado). La madera está un poco regulera, pero no pasa nada, seguro que tiene arreglo. Lo bueno es que no tiene carcoma.

Buscando ideas en Youtube, he dado con un programa muy interesante: RECICLARTE, del canal Casa. Hay muchos capítulos subidos. La presentadora restaura una cómoda similar, y decide pintarla de azul británico (plomizo), lo cual es una idea que me gusta. A más neutral menos te cansas:


Otra opción más llamativa es aplicar en la base un tono así malaquita (turquesa) y una pátina de pan de oro en las molduras. Pero eso es para restauradores o amateurs mucho más avanzados.
A mí dejadme con la brocha gorda :)




jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Además de alopecia tienes acné? Echa un vistazo: cómo quitar un grano sin que quede marca

A mí siempre me salen granos antes de la regla. SIEMPRE. Y tengo ya 30 tacos. Afortunadamente se secan en uno días y no dejan marca, pero, en algunas ocasiones me ha tocado bregar con el típico rabioso cabezón, que para colmo duele una barbaridad.

Recientemente ha salido en el show de Oprah cómo reventarse un grano ¡sin que quede luego marca!
Espachurrar presionando por cada lado hasta que erupciona el volcán está mal. Un doctor tiene una técnica infalible que requiere una aguja hipodérmica.

Primero, desinfecta la aguja con un mechero o con alcohol. Después, perfora el grano para que drene la porquería que lleva dentro. Y ya está. Supuestamente sin marca. Esta noche lo pruebo, ¡me ha salido un grano rabioso en el lóbulo de la oreja! ¡Tela!


lunes, 3 de noviembre de 2014

Aloe vera puro (99%) Vs. árbol de té 25% - remedios naturales psoriasis

Sigo con mis tratamientos naturales para la psoriasis, pues, quitando algún brote más virulento (cuando el esguince) la mayoría son muy light. A veces ni me doy cuenta. Aunque haya lesiones, son casi asintomáticas.

Al estar fuera de casa tanto tiempo (más de lo previsto) no cogí mi aceite de árbol de té, y en la parafarmacia del hospital no lo trabajaban. Ni siquiera sabían lo que era (WTF!) así que compré un frasco de aloe vera puro (bueno, no tanto, al 99%). Me dieron un poco la barrila con que probase homeopatía. El tema de las plantas medicinales reconozco que me atrae (además, son la base de la farmacología sintética moderna), pero el rollo magufo no me va mucho. Ojalá lo regulen.

Por tanto, ventajas e inconvenientes:

ALOE VERA PURO (99%)
Insisto, mis brotes de psoriasis no son para nada bestiales y puedo hacer casi vida normal (a veces me duele un poco al caminar, pero normalmente no me pongo tacones de todas formas).

Al aplicar aloe vera  no molesta nada  (de hecho aliva mucho, guárdalo en la nevera), pero lo mantiene digamos un tanto húmedo lo cual tampoco ayuda. Me pegué un susto morrocotudo en la ducha. El aloe vera puro no se absorbe del todo sino que deja una película transparente, una especie de costra en la piel (ideal para quemaduras). Con la fricción de los calcetines o al enjabonarte en la ducha, se pela. La sensación de dentera es tremenda: como si salen trozos de piel a tiras.

En total me lo estuve dando como tres o cuatro días, y se me quitaron casi todas las lesiones, pero deja la zona un tanto reblandecida.

ACEITE DE ARBOL DE TÉ 25%

Es incómodo al aplicarlo porque al ser un producto muy fuerte, escuece. No demasiado en mi caso, depende de la extensión de las lesiones. Ventajas: evapora muy rápido aunque es oleoso, y en mi caso en dos días como mucho noto su efectividad. La mayor parte de las lesiones se secan y como que se encogen para desaparecer.

Inconvenientes: el olor es muy fuerte.

¿Tenéis algún truco?

sábado, 1 de noviembre de 2014

¿Por qué ves a tantas chicas con alopecia por la calle, en el metro, etc...? Es culpa de SARA.

El otro día iba tan tranquila conduciendo cuando de repente se sintonizó la radio del coche. Desde que trataran de robarme la antena en las inmediaciones del parking de un hospital (manda huevos), ya no se escucha bien, tiene mucho ruido de fondo y no se captan las emisoras casi nunca. Fue una de esas sincronías tan oportunas, como en las películas cuando encienden la tele y justo sale el protagonista en las noticias. Por cierto, id a ver "Perdida" (David Fincher) si tenéis tiempo; el concepto de puta loca rompe la barrera de lo imaginable. 

Lo creáis o no, le estaban haciendo una entrevista al escritor Josep Guijarro sobre su nuevo libro "Coincidencias Imposibles". El libro recopila cientos de casualidades extremas y desgrana las últimas teorías científicas que tratan de explicar el intrigante fenómeno de la coincidencia y del azar. Me lo he comprado para ebook y es muy interesante. No es novela sino divulgativo.

No escuché el programa desde el principio, y desconozco la emisora que la maltrecha antena había pillado (podría ser Melodía FM ya que la voz de la locutora se parecía a la de Nuria Roca), pero lo que más me llamó la atención, casi providencial, fue el comentario de una de las contertulias del programa unos segundos después de que se encendiera mi radio de repente:

- "Cuando estaba embarazada, sólo veía embarazadas por la calle y ahora ya no tantas, ¿por qué sucede este fenómeno?". El autor de "Coincidencias Imposibles" respondió de manera tajante: "Por el SARA". SARA es el acrónimo de Sistema de Activación Reticular Ascendente. La psicología explica a través de este sistema que normlamente fijamos nuestra atención -a veces de manera inconsciente- en algunas cosas, mientras que ignoramos o damos menos importancia a muchas otras.

Según Guijarro, en base a su investigación y a muchos otros estudios científicos publicados, la atención es una cualidad de nuestra psicología que funciona como un filtro. Cada segundo que pasa, nuestro cerebro recibe entre ocho y once millones de bits de información (que se dice pronto), pero no prestamos atención a la mayoría de estos datos porque no nos aportan valor, ni son necesarios para nuestra supervivencia o, lo que es clave de "ver embarazadas" o "ver chicas con alopecia": porque no están relacionados con los intereses que perseguimos en ese momento de nuestra vida.

En "Coincidencias Imposibles" se compara el cerebro humano con el funcionamiento del algoritmo de Google: cuando hay una meta específica (una keyword) es cuando captamos las posibles soluciones. Si no lo buscas (ni siquiera de manera inconsciente) no lo vas a ver.

Por tanto seguro que últimamente -o en ocasiones en las que estás de bajona respecto a tu alopecia o experimentas más caída- ves a muchas chicas en la misma situación o peor caminando por la calle, en el metro, en el bus, en la cola del supermercado, en tu facultad, en un restaurante... ¿Esto es una señal del universo para consolarte? ¿Es el destino que se burla de ti, bala perdida? ¿Es que de repente la alopecia afecta a un mayor porcentaje de la población femenina? NO. Estás tan focalizada en este aspecto de tu vida personal que tu SARA es lo primero que capta. Por tanto, de manera inconsciente, prestas más atención a ese estímulo (ver a chicas con alopecia femenina) aunque creas que es fruto del azar. Y probablemente lo hayas experimentado con cifras numéricas como el 11:11, con marcas de coche o con un vestido que tienes en mente y justo se lo ves puesto a una vecina en el ascensor (aunque no sepas ni cómo se llama). Responde a ese mismo mecanismo cerebral :)

La atención es selectiva. Seguramente te haya costado un mundo memorizar la tabla períodica pero tengas facilidad de recordar -todavía- la letra completa de las canciones de BackStreetBoys ¡y en inglés! De hecho SARA normalmente nos aporta felicidad porque nos "deja ver" aquello que nos interesa, que nos gusta ¡o que nos consuela! Mal de muchas... ;-)

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin