jueves, 2 de octubre de 2014

La plica polaca, cuando el pelo sangra si lo cortas

Christian IV de Dinamarca y su rastita.
El otro día estaba buscando la filmografía de Jamie Dornan (sí, lo sé, soy una morbosa) porque, además de interpretar con genialidad a un estrangulador en la serie The Fall, da vida a Christian Grey en la película basada en la trilogía 50 Sombras. Reconozco que al leer la noticia de su participación en el film creí que era el plan B tras la deserción de Charlie Hunnam, que le estaban metiendo en el reparto con calzador, deprisa y corriendo (aunque viendo sus anuncios de calzoncillos CK  la verdad que sí da el tipo), pero después de terminarme la serie norirlandesa The Fall que menciono más arriba (seis capítulos geniales), coño, actuando es muy pero que muy bueno.

De hecho, probablemente el personaje de Christian Grey no le va a hacer justicia (y lo digo con conocimiento de causa, los libros son tan malos que me los leí del tirón en una semana jajajaja). La cosa es que, de su perfil en Wikipedia, enlacé a otro artículo sobre la película Maria Antonieta de Sofía Coppola, en la que precisamente Dornan tiene un pequeño papel, y de ahí empecé a recorrerme monarquías europeas (es el milagro de Wikipedia, buscas de qué fecha es una catedral y dos horas más tarde estás leyendo sobre setas alucinógenas) hasta terminar no sé cómo en el rey Christian IV de Dinamarca y su inseparable plica polaca. Entre Christians anda el juego. Así que, me dije: este artículo no sólo me viene al pelo para el blog sino que además, no tiene desperdicio.  Jejejeje.

Para que os hagáis una idea, una plica es literalmente una rasta que se produce por varios factores: obvio no desenredarse el pelo. No lavarse. Tener problemas derivados del exceso de seborrea + falta de higiene (lo cual termina inflamando la piel del cuero cabelludo, caspa, costras, secreciones etc en fin, una amalgama)  y cómo no, parásitos (piojos). Todo eso forma un amasijo pegajoso. Lo que mi abuela denomina cascarrias, vaya.

Según Wikipedia:

La plica polaca por lo general es una (a veces grande) masa de pelo impenetrable, formada por fibras de queratina pegadas en forma permanente con restos de pus y sangre secos, viejos huevos de piojos y suciedad. La enfermedad es fácilmente prevenible mediante una higiene adecuada, tal como el lavado y peinado del cabello. El tratamiento incluye el cortado del cabello afectado.

La plica polaca fue bastante común durante los últimos siglos, cuando el cabello era desatendido. Por lo general afectaba a los campesinos, pero no era raro observar casos en las clases sociales altas. La persona más notable que se dice que sufrió de esta enfermedad fue el rey Christian IV de Dinamarca (1577–1648). Su plica tenía la apariencia de una cola de chancho que colgaba del lado derecho de su cabeza, adornada con una cinta roja. Se dice que sus cortesano adoptaron este estilo de peinado para adular al rey.

De la mano de las supersticiones, la plica polaca se convirtió en un elemento relativamente común en Polonia, de donde proviene su nombre. En forma similar en alemán es denominada Weichselzopf, o plica del Vístula, en referencia al río que corre por Polonia. Inicialmente, la plica era considerada una especie de amuleto, que se creía daba buena salud. Por esta razón las personas no solo dejaban que se desarrollara, sino que hasta promovían su crecimiento. Por ejemplo era común el embadurnar el pelo con grasa y usar gorros de lana aún en verano.

Y huele que alimenta.
Estas creencias estaban tan difundidas y enraizadas que muchas personas vivían toda su existencia con una plica polaca. Una plica podía a veces crecer hasta alcanazar una longitud considerable de hasta 80 cm. Las plicas polacas podían asumir varias formas, que iban desde una bola de pelos a una larga coleta. Se llegó al extremo de categorizar las plicas en formas bastantes refinadas; había plicas "masculina" y "femenina", "interna" y "externa", "noble" y "falsa", "apropiada" y "parásita".


Bueno, pues nada, no te acostarás sin aprender una cosa más, jejeje.




No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin