viernes, 19 de septiembre de 2014

El post del viernes: pintalabios mágico marroquí ¡funciona!

Hola, caracola.


Belleza.facilisimo.com
Hace un porrón de años participaba en las reuniones semanales de grupos de amigos del colegio, algo similar a los boyscouts -pero sin ir al campo-. Nos dedicábamos básicamente a hacer servicio a la comunidad y a organizar eventos con trasfondo solidario: operación kilo, rifas benéficas y todo eso. Así que, cada viernes por la tarde, nos juntábamos al salir de clase en el taller de tecnología, y aunque debía tener un cariz religioso (porque el colegio era de monjas), debatíamos más bien sobre temas sociales que nos preocupaban, y tal.

La chica "catequista" era muy hippy y le encantaba viajar sola por ahí. Un día, tras las vacaciones de navidad, nos trajo un montón de souvenirs de Egipto y de Marruecos: saquitos de especias, aceites esenciales, pañuelos y pulseritas que compró en el zoco. Obviamente, por mucho "civismo" que pretendiéramos tener, nada más abrir la bolsa de regalos arramplamos con todo como gumias. Parecía el black friday.  No quedó nada, a excepción de una barra de labios muy fea de color azul, como una cera manley, que nadie quería.

Así que, como yo ya apuntaba maneras de friki, me la llevé a casa. Todavía era bastante peque (13 años o así) y aunque no tenía edad para maquillarme empezaba a hacer acopio de cosméticos, sobre todo esmaltes de uñas, colonias y brillitos de labios. Me pinté en el baño y comprobé con bastante decepción que apenas se marcaba nada. Apreté más fuerte y conseguí un ligero tono lila muy discreto. Salimos a la calle, seguramente estábamos a temperatura bajo cero, y pasamos el resto de la tarde haciendo el tonto en un parque, o quizá en los recreativos, jugando al futbolín. Cuando llegué a casa, a la hora de cenar, recuerdo perfectamente a mi madre decir: "¿Qué te ha pasado en los morros?". Me miré en el espejo de la entrada y los tenía de color fucsia flúor.  Por mucho que me lavara con agua y jabón, incluso con toallitas desmaquillantes, no había manera de limpiarlo del todo. Le conté la historia del zoco bereber, y como era -y es-  muy aprensiva con los cosméticos que no son de marca  (tiene piel atópica como yo), me dijo que lo tirara. Creo que al final me lo quedé, seguramente esté guardado por ahí. Y la historia del labial azul se quedó ahí, enterrada en mi memoria, hasta hace pocos días porque...

www.alhucemas.info
Una amiga me enseñó orgullosa su nueva barra de labios mágica marroquí. Me dijo que lo había leído en el blog de Sara Carbonero, y que había comprado también la suya por internet.

Se trata de un pintalabios color verde Hulk. Pero no os engañéis, no es para disfrazarse de bruja ni mucho menos, sino que al aplicarlo, deja una película transparente pero pasados unos segundos el pigmento reacciona (henna) con la piel ¡convirtiéndose en un color fresa intenso! Depende de la pigmentación natural de cada labio, de la temperatura y de las capas que te apliques se verá más bien rosita natural, rosa más intenso e incluso frambuesa. Es permanente, 24 horas o más, casi no se quita al comer, ni al beber, ni al lavarte los dientes (lo acredito) y apenas deja manchas. A mí me reseca un pelín, pero te puedes echar cacao encima (no arrastra el tono).

Leyendo en internet sobre los pintalabios mágicos, me di cuenta de que el de color azul precisamente pinta fucsia intenso, y por tanto, de los más llamativos. Qué gran re-descubrimiento.

Supuestamente están elaborados con henna y aceite de argán para darle ese toque de untuosidad. Pero no lo tengo muy claro. Hace unos días recibí los míos (he comprado el pack de seis tonalidades de Hare), y en la barra pardójicamente sólo pone Made in Taiwan (tiene guasa la cosa).

www.testeropinion.es
Ahora, con conocimiento de causa, puedo sacar mucho más partido a este producto. Al trabajar cara al público y aunque procure maquillarme cada mañana, cuando pasan algunas horas no me queda nada en la cara. Estar con los labios perfectamente pintados todo el día da un aspecto más arreglado (aunque parezca Alice Cooper, con todo el rímel corrido jajaaja). Por no hablar de las cenas, de salir de copas o de ir a un evento tipo boda sin tener que retocarte. ¡Todo ventajas!

Tengo en casa catorce mil labiales en todos los formatos y colores habidos y por haber (en barra, en pastilla, en gel, en crayón, con brochita, rotulador, tubo etc etc), y siempre me pasa lo mismo. Los permanentes 24h se cuartean y me resecan una barbaridad, por lo que no estoy cómoda. Los cremosos no me duran ni dos telediarios, por no hablar de los glossys (o como se llamen), que, a excepción del Juicy Tube de Lancôme (pegajoso como él solo), pasados cinco minutos no me queda prácticamente nada. Debo de tener las paredes del estómago alicatadas de purpurina.

No obstante, hay un par de inconvenientes:

- Tienen sabor bastante amargo y rancio, a excepción del naranja que sí lleva aroma a naranja. Seguramente es por los aceites. No sé si existe alguna versión premium con aromas añadidos en todos los colores de la colección. El de mi amiga también sabe un poco mal (el suyo es el verde). Desconozco si  esto es endémico de los labiales mágicos, o si están todos pasados menos el naranja de casualidad. Si eres especial con el tema de los sabores, elige el naranja por si acaso, o bien no comas nada inmediatamente después de aplicarte la barra, espera por lo menos media hora.
- Si por motivos de trabajo no puedes -o no debes- ir muy pintada (yo qué sé, en quirófano o algo así), no te los recomiendo, porque de verdad que cuesta quitarse el color de encima. Quizá también depende del tipo de piel. Lo que más me ayuda es frotarme con una esponjita de konjac. Las venden en Mercadona por cosa de dos euros. Pero, sinceramente, suelo irme a la cama con restos de maquillaje por la cara de todas formas (ya, ya sé que es muy malo).

Estos pintalabios están a la venta online, y bastante baratos por cierto (+/-3€). Seguramente sí los hay en tiendas físicas (herbolarios) pero la verdad es que no he investigado.

Todavía no he tenido tiempo de usarlos todos. Depende de la temperatura corporal y ambiental oscila el tono final, pero más o menos quedan así:

VERDE: una capa genera un rosita muy natural y favorecedor (yo creo que favorece a todas, por eso es el más vendido). Dos o más capas, un rosa frambuesa intenso también muy bonito.
AZUL: con una capa queda un rosa tipo fucsia, y a más capas, más chillón.
ROSITA: un poco queda rosita candy (o rosita chicle o rosita cupcake o como se llame), dos o más capas tira a fucsia e incluso puede llegar a púrpura.
NARANJA: dicen que supuestamente es un coral (un rosa un poco anaranjado), pero yo lo veo muy similar al pintalabios rosita, aunque un pelín más intenso. También depende de la pigmentación de cada una. La verdad es que mis labios son bastante pálidos y poco definidos (y con la edad, a menos). Todos están en la gama de los colores cálidos rosas violáceos con más o menos intensidad. Si os gustan los granates y marrones o los perlados, no perdáis el tiempo :)

Me queda por utilizar el rojo (que supuestamente pinta rojo) y el morado (no me favorece, me hace más blanca). He comprado todos los que había en esa tienda, por pura curiosidad, pero si buscas algo versátil y discreto sólo con el pintalabios mágico verde te apañas bien. Si acaso, el tono rosita para maquillajes tipo princess, y el rojo para eventos especiales que requieran looks más marcados como una cena o Nochevieja. No creo que dé uso al resto, especialmente el azul  ¡que ya me jugó una mala pasada!

¡Probadlos y me contáis!








2 comentarios:

Pintalabios Marroqui dijo...

Alguna sigue utilizandolos?? he leido algo, que no eran muy buenos... saludos y enhorabuena por el blog!!!

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola!
Yo me sigo echando el verde de vez en cuando, me encanta (dura mucho) pero no llevan ni aceite de argán ni henna (segun la OCU): http://www.ocu.org/salud/cuidado-piel/primera-impresion/pintalabios-magico-marroqui

El cambio de color se debe a unos colorantes sintéticos, conocidos como bromoácidos: el colorante Red 27 Lake o CI 45410 y el RED 21 Lake o CI 45380. Y hay un problema con el etiquetado. A mi no me ha pasado nada y me encanta cómo queda, pero tampoco lo uso a diario.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin