domingo, 31 de agosto de 2014

Bicarbonato sódico para suavizar una prótesis parcial o peluca: con fotos paso a paso

No tenía idea de que la entrada del otro día pudiera haber despertado tanta curiosidad y entusiasmo. De hecho dos clientas me lo comentaron y otras tres me llamaron por teléfono para interesarse por los resultados. Así que al final me he visto obligada a tomar un poco de mi propia medicina y a hacer el experimento. El resultado: muy satisfactorio.

Para ello he usado una prótesis que compré en primavera de 2012 en Reino Unido. Supuestamente pelo europeo, y el coste al cambio euro libra rozó 400 euros (para una largura de 35 ó 40 cm no recuerdo) por lo que consideré que por ese precio probablemente sí lo fuera. Nada de nada. Anoche la saqué de la caja (llevaba más de 2 años metida ahí) y se trata de pelo indio remy normal. En esa época sólo había tenido contacto con cabello chino (bastante grueso y apelmazado) por lo que no me di cuenta, y además, estaba muy contenta con el cambio por lo fino y manejable que es el cabello indio en comparación.

Después del uso (unos cuatro o cinco meses 24x7) más los dos años confinada en una caja de madera junto con otras extensiones, os podéis imaginar el aspecto que tenía. Y ese olor dulzón de la descomposición de la queratina (no sé si lo habéis notado con piezas antiguas o muy antiguas).

Antes:

       

Después:





Lo que usé fue:
- Champú de uso frecuente (con ph 5.5, que es ligeramente ácido aunque en publicidad se hable de ph neutro para que la gente piense que es más suave que el borreguito de Norit).
- Bicarbonato sódico de Hacendado (puede ser cualquiera). Ph 9 (básico, sirve para abrir la cutícula).
- Vinagre de frambuesa Deliplus específico para el pelo. Si el experimento sale mal, siempre puedes aliñarte una ensaladita (Ph 3, es un ácido y nos servirá para cerrar la cutícula al final).

- Una cuchara de café (más pequeña que la de postre) y una cucharada sopera.
- Un vaso medidor para calcular un litro de agua (o una botella).

Paso a paso:

1- Desenredé el parcial, y creedme me costó bastante tiempo porque estaba el pelo replegado hacia la base (lo había metido en la caja sucio y con una tira de adhesivo de doble cara ultra hold en el frontal, que por cierto, después de dos años todavía pegaba).

2 - calculé una cucharada colmada de café y lo añadí a un chorro de champú.


3- Mojé el parcial con agua natural, ni fría ni caliente. Ahora en verano creo que se calientan las tuberías de nuestra casa y sale un poco calentorra.

4 - Apliqué la mezcla de champú y me sorprendió que empezara a salir espuma de manera casi instantánea a pesar de que la pieza estuviera sucia. Lo enjaboné desde la raiz hacia las puntas, siguiendo la dirección de la cutícula y pasando los dedos suavemente sin frotar. Esperé un par de minutos y aclaré con abundante agua natural.


5- Calculé un litro de agua en el lavabo y eché dos cucharadas soperas rasas de bicarbonato. Se trata de 2 cucharadas de café por cada medio litro, pero con las soperas rasas terminas antes.

6) Sumergí el sistema y puse un frasco de colonia para que no flotara.



7) Esperé cinco minutos y volví a aclarar bien. Quité un poco de humedad.
8) Empecé a echar el vinagre poquito a poquito, observando cómo se comporta la cutícula. Si la cutícula está muy abierta (bicarbonato alcalino), el ácido del vinagre lo que hace es cerrarla, y si es muy brusco se forman enredones (velcro). Así que lo hice muy poco a poco, acariciando con los dedos. Cuando todo el parcial estaba empapado de vinagre, lo desenredé muy despacio con un cepillo espeial que tengo para el pelo mojado.


9) Aclaré con abundante agua, lo puse en una toalla para absorber la humedad, lo cepillé y lo dejé secar al aire durante toda la noche, sin secador, sin plancha, sin estilarlo. El resultado es bastante bueno, el pelo está suave y brillante. Ojo, como es una pieza que no utilizo y que no me voy a poner, no puedo garantizar para nada que este truco del bicarbonato + vinagre recupere una pieza y que no se bufe ni se reseque tras usarla un par de días. De todas maneras, si muchas personas de pelo afro lo suelen hacer de vez en cuando sobre su cabeza para definir los rizos y evitar el encrespamiento, es una pista bastante elocuente. No obstante, como no lo he experimentado personalmente, prefiero no decir nada ya (porque hablar sin saber es lo más fácil del mundo, jeje, pero entonces la información que recibirán los lectores es totalmente inútil).

Datos a tener en cuenta:
- Cuando aplicas el champú + el bicarbonato en el pelo, o más adelante cuando se sumerge en la solución, es normal que el tacto sea como áspero. No te preocupes, es porque las cutículas se están hinchando. Por eso es muy importante que lo sumergas totalmente desenredado y no lo muevas, frotes ni hagas movimientos envolventes o circulares.
- Al aplicar el vinagre, sucede lo contrario: la cutícula se cierra, el pelo brilla mucho y el tacto es mucho más suave así como más fácil al cepillar.
- Es normal si se enreda algo, sobre todo de medios a puntas. Por eso aplica los productos despacio y observa cómo va reaccionando el pelo. Si se forma algún enredo, cepilla con paciencia y despacio, nunca metas tirones con el pelo mojado. Animaros a hacerlo con vuestras piezas más viejas o gastadas, ya que el coste es muy bajo (0.49€ el bicarbonato, y si no queréis gastaros dinero en comprar el vinagre Deliplus, podéis utilizar el de manzana).
- Lo de antes respecto al vinagre de frambuesa y la ensalada era una coña. Es un vinagre cosmético, no es apto para alimentación.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin