viernes, 4 de julio de 2014

Post del viernes: las fragancias de mi vida

El primer libro para "adultos" que leí fue "El perfume", de Patrick Suskind. Reconozco que lo elegí por ser el más fino de toda la vasta biblioteca de mi padre (un lector empedernido). Tenía unos 12 años y hasta entonces sólo me había empapado de Roald Dhal, Enid Blyton y los "best seller" de Ala Delta o del Barco de Vapor.  No es que "El perfume" sea adecuado para una niña de esa edad, pero mi afición por la lectura -y la curiosidad por las novelas "de mayores"-   me empujó a practicar contrabando de libros que intercambiaba con una amiga del colegio, especialmente de Stephen King, Anne Rice  y V.C. Andrews (el capítulo de los hermanos Chris y Caty Dollanganger en el colchón mohoso del ático me dejó trauma, jeje).

Pero bueno, volviendo a la historia de Jean-Baptiste Grenouille, a mí me pasa un poco lo mismo  (no, no soy psicópata, de momento), y es que tengo un olfato bastante desarrollado por lo que muchas veces almaceno recuerdos no por imágenes (memoria fotográfica) sino por olores. Tengo buena memoria olfativa. Tanto los buenos como los malos. Recuerdo más la peste del circo con animales que de la actuación en sí (de mayor te das cuenta de que es 100% crueldad, pero de pequeña te gusta ver cómo humillan a osos, elefantes o leones totalmente alienados). Recuerdo también el olor del primer verano en la playa, no del salitre sino del aceite de coco con el que las señoras se freían literalmente a finales de los ochenta, cuando eso de los melanomas no preocupaba a nadie.

En este post quiero compartir las fragancias con las que he crecido, y lamentablemente la mayoría están fuera del mercado :(

Mi abuela paterna, cuando era más joven, usaba Eau de Rochas. Y nunca falta en el tocador una pastilla de Heno de Pravia. Cuando voy a su casa y lo huelo me traslado inmediatamente a la época de colegiala.

Mis abuelos maternos eran mucho más austeros y no se utilizaba perfume francés, pero siempre había pastillas y gel Magno de La Toja. Ese olor también me traslada a mi infancia, a las visitas que les hacíamos los viernes por la tarde durante el invierno.




Mi primera colonia, y la de prácticamente todos los que nacimos en los 80, fue Chispas. Me la trajeron por Reyes. No recuerdo con claridad el olor, pero sí el bote de las estrellitas. Usar Chispas era una cuestión de estatus, ya que el resto de la clase tenía que conformarse con las litronas de Mayfer o de Nenuco. Supongo que está también descatalogada.






Mi madre usaba Suspiro de Don Algodón. Un "clon" español de Lou Lou  Cacharel, y sinceramente, su fragancia es mil millones de veces más agradable que la original. Ya no se fabrica desde hace años.
El pack venía con un pañuelo y con una miniatura de perfume, ¿os acordáis?




Colonia Agua de Vida. Se puso de moda, y con 11-12 años todos olíamos igual en la pandilla y en el colegio. Todos y todas, porque también era unisex. El frasco era como un botellín de agua mineral, y la caja, cilíndrica, como los blíster de pelotas de tennis. Me encantaría conseguir una, ya que es muy fresca para verano. Creo que el último año que estuvo en el mercado fue en 2003 ó 2004, con una edición especial UPA Dance. Probablemente haya algún pack por eBay, aunque seguramente rancio.


Ragazza, Puzzle, Zapping y Exclamation:  fragancias teenagers por excelencia :) Las compartía con mi hermana, pero tuve la mala suerte de que me robaran el frasco de Zapping durante unos campamentos. Hace falta ser cutre para mangar un bote de colonia medio vacío, sin tapa y ¡encima a una compañera de tu propio colegio!








Otras chicas de mi clase usaban Zintia Zinnia, Agua de Luna, Eau d'Ete (que pronunciábamos "hódete") o Alhada, también míticas. Muchos compañeros, ya en edad de pelusilla mostachil, se pedían Jacq's para Navidad (el anuncio fue todo un impacto televisivo). ¿Qué colonias os han marcado en tiempos mozos?

Otros ejemplos memorables:
Eau Jeune
Farala

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Zintia? Creo que era Zinnia, ¿no?

Yo soy mayor que tú (snif) y apunto:

Víííííííííííísteme Eau Jeuuuuuuuuneeeee,
vísteme con tu frescoooooooooor
a flor de pieeeeeeeeel.

Veeeeeeeeeeen, acércate a mi pieeeeeeeeeeel.

https://www.youtube.com/watch?v=V8_5TWF2enY

Blog de Alopecia Femenina dijo...

JAJAJa sí, si, es Zinnia, un error mío.
Y qué me dices de esta?
Hay una chica nueva en la oficiiiina, ¡se llama Farala y es diviiiina! ¡Ella es así!

Anónimo dijo...

¡Je, je, je, je, je!

Tulipán neeeeee-groooooo.

No es colonia, pero vale.

Por cierto, soy Piruletoski. No sé si te acordarás, pero por si acaso.

Beso.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Sí y echo mucho de menos tu blog!!!

Anónimo dijo...

Tb chanson d eau, os acordáis?

Anónimo dijo...

Estoy pensando en retomarlo. Lo dejé abruptamente porque me ocurrieron... digamos que cosas inesperadas, pero he vuelto.

Y por cierto, vuelvo y te encuentro convertida en empresaria pionera, entre otras cosas. ¡Cuántos cambios!

Hablamos.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Siii por favor retómalo :) Era y es un blog estupendo.
Lo de ser empresaria es un sacrificio de meter horas y horas pero la verdad que no me puedo quejar en estos tiempos que corren. ¡Por favor retoma el bloooooooog!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin