domingo, 27 de julio de 2014

¿Minoxidil o anticonceptivos orales (la píldora)? Qué decisión tomar para tratar la alopecia femenina

En primer lugar, que conste en acta, mis opiniones son pura y llanamente amateur. No soy médico, no tengo formación sanitaria homologada, y escribo en base a mi experiencia personal.

Pero tampoco puedo inspirarme en mis propias circunstancias, pues mi problema de alopecia ha estado mal diagnosticado y, por tanto, erróneamente tratado durante años. Es como tomar antibióticos cuando tienes un virus. Si te recuperas es por pura casualidad/placebo.


Normalmente, cuando se tiene un diagnóstico de alopecia femenina de tipo androgenético  el tratamiento más recetado es minoxidil junto con un anticonceptivo oral que disponga de actividad antiandrogénica (no sé si siguen recetando Diane o si ahora lo tratan exclusivamente con Yasmin).

Mientras que el minoxidil actúa a nivel local (podéis leer cómo funciona el minoxidil exactamente aquí), los anticonceptivos consiguen que nuestra piel (cutis) y cabello luzcan más bonitos y en mejores condiciones (porque alargan la fase anágena y reducen la seborrea entre otras cosas).


Casi absolutamente todas las mujeres que toman la píldora (o se quedan embarazadas) aprecian una mejoría en la piel y lucen una melena más frondosa. Generalmente lo más notable es que apenas se les ensucia el pelo, por tanto no se apelmaza la raiz con tanta frecuencia. Pero tomar este fármaco no está exento de efectos secundarios, que son bastantes. Lo habitual es retención de líquidos, cambios de humor, tensión o molestias en los pechos, aumento de la celulitis o de las venillas tipo varicosas... que es pecata minuta con otros problemas de salud más graves: mayor riesgo de trombosis (sobre todo fumadoras), que el hígado se vea afectado, esterilidad irreversible, mayor incidencia de cáncer de mama etc etc.. No digo que os tenga que pasar, pero bien es cierto que existen riesgos más elevados de padecerlo. Que sí, que puedes morir desangrada por tomar una aspirina, o lo mismo sales de casa y te cae un yunke en la cabeza, pero la píldora es digamos un medicamento que se toma a diario durante años. No es una cosa puntual.

El minoxidil, por supuesto como fármaco, también supone ciertos colaterales, y podéis leer los efectos secundarios del minoxidil aquí.  No obstante a combinación de minoxidil + ACO (anticonceptivos orales) suele arrojar buenos o muy buenos resultados a las chicas que padecéis AGA. ¿Qué decisión tomaría en vuestro lugar?




- Pues lo principal, sopesar pros y contras. Sí es cierto que lo más probable es que mejoréis sustancialmente vuestra imagen, PERO, seguramente también sufráis ciertos efectos secundarios (e insisto, la celulitis es fea pero inocua, me refiero a la probabilidad de tener un problema serio).

- Si vuestros análisis hormonales son correctos, y no padecéis ningún trastorno metabólico como el SOP (y tampoco es conveniente tratar el SOP con anticonceptivos porque es un parche temporal), sí va a mejorar piel y cabello (a cualquiera que se lo tome va a mejorárselo), pero esarás hipotecando tu salud por una ventaja puramente estética y no terapéutica. 

- Hay otras maneras, digamos, "naturales" de balancear nuestras hormonas en el caso de que tengáis ciertos desarreglos menstruales, de manera efectiva y sin tomar medicamentos. NO digo que a todo el mundo le funcione, pero sí que es cierto que a miles de mujeres les va bien: onagra, inositol, maca...


- Si estáis decididas a tomar Minoxidil + ACO durante una temporada, por supuesto es vuestra vida y no soy nadie para meterme donde no me llaman, PERO, digamos que la mejoría durante ese tratamiento es un "préstamo", una vez que tengas que abandonar tanto el minoxidil como los ACO (por salud, por edad, porque estás harta, por quedarte embarazada) lo más probable (no el 100% pero sí un alto porcentaje de mujeres) es que sufras un efluvio telógeno fuerte, y perderás en las siguientes semanas el cabello que has regenerado / mantenido gracias a los fármacos.





- Hay soluciones estéticas (cosméticas) que te pueden ayudar a mejorar tu imagen mientras esperas los resultados del tratamiento. Por ejemplo hacerte un buen corte de pelo o aplicarte fibras capilares (es como maquillarse la raya de la cabeza para disimular los clareos).

- Normalmente, por experiencia y por haber podido hablar de tú a tú con decenas de chicas durante estos dos años, y también el hecho de haber intercambiado emails con otras muchas lectoras, cuando eres joven y la imagen es mucho más importante, es lógico seguir las instrucciones de vestro médico y probar un tratamiento farmacológico. No soy quién para desmotivar ni para joderle la marrana a nadie que quiera medicarse. Eso sí,  una vez que pasan los años y llegas a una edad en la que te hartas del tratamiento (porque es cansino), quieres tener un hijo o te ha supuesto algún problema de salud como para replantearte las cosas, normalmente se abandona la medicación para llevar una solución cosmética (postizo, prótesis capilares, pelucas, parciales...), y no pasa nada. ¿Y sabes por qué no pasa nada? Porque estarás totalmente preparada para tomar esa decisión.

Eso sí, también hay mujeres que ahora tienen más de 50 años y llevan tratándose desde los 18 (normalmente han conseguido conservar una melena bastante maja aunque un poco ralilla), pero tampoco podemos saber a ciencia cierta si su pelo es gracias exclusivamente al tratamiento o si son los designios de su genética (la predisposción que tengan).

Lo importante es que no te agobies, porque hay soluciones. Es lógico que te encuentres en una situación de frustración ahora mismo. Creo que la alopecia androgenética podría compararse con pasar una adolescencia porculera, una época en la que todo te afecta un mundo y en la que ver desmejorada tu imagen personal es un hecho muy relevante para mal.  Pero llegará un momento, con los años,  en el lo superarás seguro :)



No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin