lunes, 23 de junio de 2014

Prótesis capilares de lace vs. poliuretano, ¿qué elegir?

 Hoy, en un lado del cuadrilátero tenemos las prótesis de malla (lace), y en el otro, la de skin (poliuretano), ¿qué tipo de material escoger? ¡Primer round! (tendría que salir en bikini sujetando el cartel, pero creedme, mejor no verme así).


1) Transpiración: la malla puede llevarse durante 3 ó 4 semanas pegada a nuestra cabeza. No es recomendable debido a la higiene, pero sí podría mantenerse sin provocar daños graves ya que permite totalmente la transpiración.  El poliuretano (skin) transpira poco o nada, por lo que no es recomendable mantenerla en la cabeza más de una semana.


K.O: Skin. 

2) Naturalidad. Una malla suiza super fina, por ejemplo, tiene una naturalidad mayor en la línea de nacimiento del pelo que la naturalidad de un poliuretano 0.15 por ejemplo. Hablo de prótesis masculinas, claro, cuando la densidad es media o media baja. En las prótesis femeninas, normalmente necesitamos una cantidad de cabello mayor, es decir, una melena más tupida que un chico. Por tanto, al implantar más cabello suele cubrirse más la base, por lo que el efecto podría ser más natural en malla que en skin, pero tampoco hay una diferencia abismal.

Por otro lado, las prótesis de skin super fino 0.02 inyectadas tienen una naturalidad brutal en la línea de implantación, a mi juicio más indetectables que las de malla fina (ya que de cerca pueden verse al trasluz las celdillas del tejido mientras que con estas otras, no se ve nada).

Empate.

3) Resistencia: depende del tipo de malla que utilicemos (malla super fina, malla normal, monofilamento...) son más o menos resistentes, y lo mismo con el poliuretano. No tiene la misma durabilidad el 0,02 mm (3-4 meses) que el 0.15 (6-8 meses) que un 0.4 (son los de antigua generación, normalmente ya no se utiliza). Por lo tanto, empate.

4) Facilidad para la colocación y la limpieza. La ventaja de las prótesis de skin (sobre todo el de 0.15) es que si nos equivocamos a la hora de posicionarlo, podemos retirarlo y volver a colocar mediante pequeños tirones (o pulverizando una cantidad mínima de isopropílico diluida en agua) sin miedo a desgarrarlo. Para los mantenimientos, sobre todo si se es una persona primeriza, las prótesis capilares con el frontal de poliuretano son más sencillas a la hora de retirar los residuos de adhesivo (más rápido y limpio) y son más duraderas que las de malla fina.

K.O. Lace

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin