viernes, 23 de mayo de 2014

Cómo evitar la oxidación en una prótesis capilar durante el verano


Ya casi casi nos plantamos en verano. Al menos de Madrid para abajo. A mucha gente le encanta el sol, el calor, las vacaciones, la playa, bajar a la piscina... yo es que soy más de lacónico otoño.

Pero reconozco que durante mi infancia, el verano era la época más divertida del año: las interminables vacaciones (para martirio de mis padres), la quincena en el apartamento de la playa, celebrar mi cumpleaños, los cursos de natación, las excursiones al campo que culminaban con la paella de mi tío sobre una fogata (ahora está prohibido por el riesgo de incendios forestales)...

Luego llegó la pubertad/adolescencia, así que me dejaban ir sola a la piscina con mis amigas de la pandilla, el primer amor  (la noche que se mató Lady Di yo me estaba dando mi primer beso de tornillo), los picnics y los paseos en bicicleta... en fin. Verano azul.

Años más tarde la cosa de la alopecia empeoró, así que durante mi depresión / bajona absoluta huía del estío como de la peste. Dejaba pasar los tres meses sin pisar playa ni piscina. Si acaso sólo el césped o la arena, pero nada de agua de rodillas para arriba.

 Ahora mismo es que me da igual. Lo disfruto como nunca. Desde que me puse prótesis capilar nunca he vuelto a preocuparme por el agua (bien es cierto que no hago submarinismo ni salto de trampolín triple mortal, es decir, soy una nadadora de recreo). La primera pieza terminó verde en apenas cinco días que pasé en Ibiza debido al sol, al salitre y por nadar en la piscina sobre todo (cloro). Eso sí, me lo pasé teta, y no me privé de absolutamente nada. Esa pieza no me duró ni tres meses (era mi primer pedido y nunca pensé que el concepto cabello remy fuera tan importante en una prótesis, por eso no lo especifiqué en el email que envié a un fabricante).
 
Ahora bien, si las mechas californianas persiguen ese rubio "requemado" de medios a puntas cuando nos pasamos de rosca tomando el sol o surfeando en la playa, y precisamente se hacen sobre pelo biológico (que sí crece, y sí sanea) qué no pasará en una prótesis capilar, si además ya está teñida (procesada). Basta con añadir al cocktail horas de sol, salitre y cloro a raudales: es lógico y normal que se deteriore (prótesis capilar o peluca). Ahora bien, siempre puedes dejarla en casa, utilizar pañuelos o gorras, hacer lo que Nicole Kidman y parapetarte bajo la sombrilla en la playa, o simplemente permanecer en la cueva hasta que salgan los anuncios de la vuelta al cole. Qué canción más pegadiza esa de  "Volver a estrenaaaaaaar zapatos y liiiiiiiiibros".

Pero, para las que tenéis pensado disfrutar del verano sin límites y con todas sus consecuencias, os doy algunos trucos que a mí sí me han funcionado (especialmente si usas prótesis teñida):

El sol, viento, cloro y salitre acelera el proceso de oxidación de cualquier pieza. De hecho el cabello indio siempre tirará a rojizo. Si es caucásico se aclarará a almendra dorado, aunque si usas pelo europeo de color oscuro, puede que también tire ligeramente a cobre.  Parto de la base de que el 90% de las chicas bond que me leen, llevan una prótesis de pelo asiático, así que:

- Que se oxide o pierda color no significa que la prótesis o el parcial se haya estropeado y necesites comprar otro, qué va, se puede corregir y arreglar. Pero siempre es mejor tomar ciertas precauciones antes de que la sangre llegue al río, pero en el peor de los casos se puede volver a teñir el parcial. También me bañaba en el río cuando era pequeña (ahora está prohibido). Salíamos de color verde pecina. ¡Y cómo olía!

- Utiliza spray con protección UV para el pelo. Ahora lo puedes encontrar hasta en la farmacia. Cualquiera de la gama Kerastase es bueno y también seguramente hay de L'Oreal.

 Champús de mantenimiento para evitar la oxidación: siempre siempre siempre utiliza champús super nutritivos de cara al verano y destinados a cabello teñido (úsalo aunque no lo tengas teñido). Podéis conseguir en cualquier supermercado, Wella por ejemplo es una marca realmente buena calidad-precio. Si queréis gastaros un poco más en algo premium, el pack argán de Biokera  o el pack cabellos tratados de Biokera van fenomenal (sin parabenos). También existe el tratamiento Citric Balance de Salerm para cabellos teñidos, y me dicen que va muy bien pero yo no lo he usado (más que nada porque no utilizo habitualmente parciales de pelo teñido, no me gustan).

Aceite de argán, sérum o acondicionador  sin aclarado bifásico, trifásicos, monofásico... hay de todo en la viña del Señor. Es importante que el pelo esté siempre bien bien hidratado y protegido, sobre todo si vas a pasar unos días en la playa.  Por eso aunque normalmente no te haga falta utilizarlos, después de la mascarilla aplica un guisante de serúm en seco. Por ejemplo a mí me gusta  Salerm 21 más que nada porque lo llevo usando desde hace 15 años, pero hay unos de Macadamia Deep Repair que muy buenos pero me comentan que da bastante brillo al pelo (no a todo el mundo le gusta ese efecto), y si te puedes "permitir" cualquiera de Moroccanoil, ni te lo pienses. Importante, el protector UV ha de aplicarse siempre lo último, y llévatelo a la playa por si metes la cabeza en el agua.

Evita exponer el pelo durante las peores horas de sol, es decir, entre las 12h y las 16h. Si vas a pasar el día en la playa, acuérdate de llevar una pañoleta, una gorra, un sombrero de rafia panameño (son ideales) o hazte un turbante con la camiseta. A ver, querida, que te uses una bandana en la playa no significa que cualquier persona que lo vea descubra que lo haces porque tienes alopecia o porque llevas una prótesis capilar. No. Nee. Nao. Non. NEIN.  Si miras a tu alrededor, probablemente el 75% de las mujeres también la usan para tomar el sol y cubrirse la melena. Y probablemente el 25% se meta al agua con gafas de sol, cigarro y la pamela puesta. 


Es importante, si sumerges la cabeza en agua de mar, que enjuagues bien el pelo para eliminar los restos de salitre. Hacer esto no es sospechoso, sino una buena costumbre que NADIE va a relacionar con tu prótesis ni con alopecia de ningún tipo. Si acaso de maniática por la higiene o demasiado coqueta.

 En todas las playas (o casi todas) hay duchas de agua dulce que puedes usar gratis. Con más razón si vas a la piscina: cloro = lejía.

Cuando llegues a la habitación del hotel, cepilla bien el pelo antes de ducharte. Si no consideras que esté sucio o muy sudado, tampoco es necesario que lo laves cada día (más que nada por no abusar de disolventes y porque vas a descansar, no para liarte con mantenimientos). Eso sí, sécalo bien. Yo tengo la mala costumbre de dejarlo húmedo recogido de cualquier manera en una suerte de moña-retorcido-burruño y una goma. No se te ocurra meterte en la cama así. Te desenredas, lo secas totalmente y lo vuelves a trenzar o a sujetar si te parece. Ojo, si ves que se te mueve el adhesivo, cámbialo cada 3 días y espera doce horas entre el mantenimiento y tirarte al agua.

Y por lo demás, no te olvides de meter en la maleta las ganas de disfrutar, de divertirte, y de RELAX.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin