lunes, 21 de abril de 2014

¿Qué vitaminas son buenas o idóneas para la caída del pelo?

Es una de las preguntas del millón, pero para responderla, hay que tener en cuenta tu diagnóstico de alopecia femenina:

- Alopecia por anemia ferropénica o por una malnutrición (por ejemplo hacer una dieta muy estricta e hipocalórica): un multivitamínico especifico es bueno para mejorar el aspecto de nuestro pelo, pero ojo, si la dieta sigue siendo deficiente tampoco serviría de nada. Hay muchas marcas en el mercado como Inneov, Complidermol, Vigorix etc etc, e incluso podéis consultar en un herbolario. Normalmente se recomienda tomar complementos específicos para el pelo que incluyen levadura de cerveza (es una fuente de hierro), biotina, cistina y zinc. El zinc por ejemplo es un mineral que ayuda a que nuestras hormonas estén equilibradas, y también a la correcta absorción de las vitaminas, por eso siempre se recomienda cuando tienes problemas de fragilidad capilar o de caída (sobre todo asociados a trastornos hormonales como el SOP) o por déficits de alimentación. Recuerda que ningún suplemento sustituye una dieta equilibrada.

- Alopecia androgenética femenina (FAGA). Es un terreno peliagudo, nunca mejor dicho. Cuando tenemos, además, un trastorno hormonal como el SOP o quistes en los ovarios, lo más recomendado es:  levadura de cerveza (rica en hierro si nuestro sangrado menstrual es abundante), el zinc (ayuda a mantener equilibrio entre nuestras hormonas, además mejora el aspecto de la piel y evita que el pelo se nos engrase mucho) pero sobre todo el aceite de onagra (o prímula). En este artículo podéis leer los beneficios de la onagra.  Cuando el problema es de carácter hormonal o hereditario, por muy bien alimentadas que estemos, los suplementos nutricionales poco o nada van a hacer con ese pelo que está ya genéticamente predispuesto a caer. Pero sí ayudarán a que el pelo inmune a la DHT tenga un aspecto mucho más abundante y más sano, y si conseguimos mantener equilibradas las hormonas, en algunas ocasiones sí puede percibirse cierta mejoría.

- Alopecia de tipo autoinmune: areata, universal, pseudopelada de Brocq, lupus eritematoso, líquen plano... No soy médico, pero creo que en este caso los suplementos vitamínicos son como los preparados homeopáticos, es decir, lo mismo que beber un vaso de agua (tampoco quiero subestimar su efecto placebo, ya que mueve montañas en según qué casos).

- Alopecia debido a foliculitis decalvante, acné en el cuero cabelludo o por contraer hongos: el zinc es un suplemento que, como he comentado más arriba, ayuda a mantener a raya el exceso de seborrea, por lo que evitamos que proliferen ciertas bacteria que infectan nuestra piel, dañando (a veces de manera irreversible) nuestros folículos pilosos. El zinc se utiliza también en pomadas (a bajo porcentaje) para ayudar a cicatrizar las heridas, por lo que sería idóneo tomar ese suplemento si tenemos costras o pústulas en nuestra cabeza (que es lo habitual en la foliculitis).  Para mantener a raya a los hongos, podemos tomar prebióticos y probióticos de herbolario, pero también cápsulas de ajo. Los suplementos que contienen vitamina E y vitamina C también ayudan mucho.


- Alopecia por DS dermatitis seborréica: Al suplemento de zinc o multivitamínico que contenga una fuente de zinc (es el gran protagonista de la historia) podemos añadir perlas de omega 3 (aceite de pescado como por ejemplo de salmón, lo puedes encontrar en cualquier herbolario o incluso en el Mercadona). El aceite de borraja tiene propiedades calmantes (picor) y antiinflamatorias, por lo que ayuda mucho, así como la vitamina C (esencial para la salud de nuestra piel, así que come muchas naranjas de la huerta valenciana).

Importante: si estás tomando cualquier suplemento nutricional para el cabello que contenga hierro, evita los lácteos al menos hasta dos horas después de la cápsula, y en su lugar bebe un zumo de naranja recién exprimido o unas gotitas de Redoxón. La vitamina C ayudará a que tu cuerpo, sobre todo si padeces anemia, absorba el hierro correctamente. Los lácteos lo dificultan.

Durante algunos años fui muy friki de los herbolarios (mi sueño era tener/trabajar en uno), me apuntaba a cursos de reiki, de fitoterapia, de pulsología, de pares magnéticos, de acupuntura etc etc... Ahora ya no tengo tanto tiempo libre. Una lástima. Espero poder ayudar, si tenéis cualquier duda sobre vuestro suplemento alimenticio, podéis escribirme un comentario :)


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin