jueves, 27 de marzo de 2014

¡Me he quitado el reajuste! Fotos del antes y del después de la prótesis cosida a mi cabeza

Después de dos meses justos con el sistema cosido a la cabeza, me lo he quitado. No porque me haya ido mal, ni porque se me caiga más el pelo ni porque me duela (tengo el cuero cabelludo más duro que el fuselaje del Challenger) sino porque estoy deseando adaptarme uno nuevo.

Todavía no me cuadra el color, así que tengo que planificarlo bien y decidir si me aclaro el pelo biológico a rubio oscuro (ahora es un castaño medio oxidado a naranja y en la raiz dos tonos más oscuro), o si oscurezco el pelo de mi nuevo sistema.

Mi historia con los tintes tiene tela marinera. 

Hace dos meses usaba un parcial indian remy de clips procesado, es decir, teñido de castaño claro ceniza, y lo tuve que oscurecer para igualarlo a mi tono. La cosa es que aplicamos el mismo tinte en mi cabeza que en el parcial.

El parcial se oscureció una barbaridad en solamente 20 minutos de reloj, mientras que no logramos que a mí me cubriera las raíces para nada (6.1). Es cierto que lo llevaba decolorado (mechas  californianas) y encima teñido de castaño (pero con el tiempo se me oxida a panocha, parecía cualquier cosa).

Así que volvimos a aplicar un 5.1 pero tampoco se tiñó. Al final mezclando 4 con 5 (bases) y peróxido al 10% logramos igualar el tono, pero por alguna razón en la raíz, (es decir, donde había crecido bastante mi pelo biológico) se quedaba totalmente transparente y era prácticamente inmune a la coloración, no se fijaba bien el pigmento (ojo, tinte con amoníaco y peróxido). De medios a puntas sí me cuadraba.  Así que en lugar de dejarlo "bitono", abrimos un paquete de tinte de otra marca profesional, en este caso L'Oreal, y lo aplicamos en esa zona para igualarlo. Nada. Como si me echara agua en la cabeza. De todas maneras, el parcial cubre la raiz (a excepción de sienes) así que tampoco daba mucho el cantazo. Era como finales de año y sí es verdad que hacía bastante frío en Madrid, pero dentro nunca menos de 21 grados. Teniendo una temperatura corporal de 36 grados mínimo, sin tomar ninguna medicación y sin anemia (al menos que yo sepa) no he encontrado todavía una explicación racional a que el tinte no logre romper toda la cutícula.

Por eso tengo que planificar una mañana para mí sola e ir probando combinaciones. Vamos a empezar con el 8.1 a ver qué tal. Si ha sido complicado oscurecerlo, no me quiero imaginar lo que va a ser aclararlo. El comercial que me abastece de productos profesionales de peluquería no da crédito, me ha pedido que le acompañe al laboratorio para hacerme pruebas.

La otra opción es teñir el pelo ruso, pero me da una rabia tremenda y preferiría renunciar a ese parcial a tener que hacerlo. De momento está guardadito en su cajita. Afortunadamente como plan B me he reservado unos mazos eslavos, a la altura de un 4 de L'Oreal  (almendra-ceniza). Pero tendría que esperar al menos otro mes y medio. Ya os iré contando.

Hace 60 días, cuando me cosí el reajuste a la cabeza, estrené un sistema de pelo indio virgen tono #1b, y la verdad es que está prácticamente nuevo después de dos meses de uso (24x7), tampoco me corre tantísima prisa, es simplemente la ilusión de utilizar el caucásico. Eso sí, este de ahora es bastante más oscuro en el frontal y contrasta con el tinte oxidado de medios a puntas (mechas California).

Total, lo que os quería comentar, según mi compañera, es que he mejorado. Ha descubierto multitud de pelitos nuevos. "Serán partidos", le dije. Pues no, resulta que es fácil diferenciarlos. Los pelos partidos tienen tazada la punta. Mientras que los pelos nuevos son totalmente homogéneos en grosor, pero sobre todo en tamaño.

Es decir, mucha casualidad estadística localizar cincuenta pelos (por poner una cifra) que se hayan partido exactamente a la misma altura y se encuentren en la zona que no me han trenzado (lógicamente dependiendo de la torsión y de la posición tendrían que presentar la "fractura" a diferentes alturas, y exclusivamente en los laterales de la cabeza). Mientras que si miras al trasluz se ven mogollón de pelos cortos del mismo tamaño (2-3 cm), de punta, en la zona frontal que ha estado cubierta por el postizo.

No sé, yo me veo igual, es pronto para valorar la recuperación y para achacarlo a que sea porque me he olvidado del tema. De hecho he sufrido bastante estrés en el trabajo y ahora tengo un nuevo brote de psoriasis plantar. Siendo un problema autoinmune, lo raro es que no se me caiga más pelo de la cabeza, igual estoy al día con el karma :)  En la frente todavía se ve la marca de haberme rascado una postilla, eso sí, ahí lo más seguro es que cicatrice.

Esta foto la saqué 10 días antes de coserme el parcial, recién lavado, mismas condiciones lumínicas (halógenos + flash directo):


Esta es casi dos meses y medio después. Yo me veo prácticamente igual, la verdad. 



Así las dos juntas, teniendo en cuenta que la foto de la izquierda está un poco más quemada (más luz); la de marzo es muy similar por no decir prácticamente igual o quizá una levísima mejora:





Frente:

Sin parcial (postillas en la zona donde tuve la urticaria por el contacto de las anillas):




Imagen lateral justo en la zona donde tenía trenzado el pelo: 



Actualización: al llevar el sistema cosido en la cabeza sólo durante 2 meses, al margen del problema de reacción alérgica que tuve por causa de reforzar la sujeción con anillas metálicas, el resto no ha sufrido por la tracción. Bien es cierto que mi alopecia está bastante estacionada y en algunas rachas mejor (sin hacer tratamiento médico).

Otro de los motivos es que hay diversas técnicas de colocación de este tipo de sistemas y normalmente se opta por una trenza en la misma posición que contínuamente erosiona. Con la técnica del acordonado tenemos diversas ventajas:
- Mayor refuerzo con hilo (el inconveniente es que es ligeramente más grueso pero tira menos).
- Se cambia su posición cada 3 semanas para no traccionar siempre del mismo sitio.
- Cuando se deshace no se cortan los tramos.

En dos meses no he notado absolutamente nada, pero tendría que usarlo como mínimo durante seis meses para poder valorarlo bien.  En cualquier caso, no recomendamos llevarlo  más de un semestre sin hacer ningún descanso. Tenemos clientas con zonas totalmente cicatrizadas por la tracción por haberlo reajustado durante años y años en otros centros, y no quieren probar ningún otro método de sujeción alternativo (clips, anilla, adhesión). Todos somos adultos y cada cual toma sus propias decisiones, pero la ética profesional siempre obliga a advertir de las consecuencias.

Bonustrack: ya no me acordaba de lo que me tiran los jodíos clips. Nunca he podido acostumbrarme a esto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas!! Y la zona de la trencita qué tal? Desde luego la parte superior genial...si hasta te han salido nuevo pelillos, que bien.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola anonimo!Gracias por tu comentario, acabo de actualizarlo con esta información y las fotos. Gracias!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin