jueves, 30 de enero de 2014

Sistema de integración capilar con reajuste: me he cosido el parcial a la cabeza :)



Era lo único que me faltaba por probar, después de las extensiones afro, de las pelucas, de los parciales de clips, de las extensiones invisibles y de la prótesis capilar (dos años afeitándome el frontal de mi cabeza).

Llevo dos días, y de momento he de reconocer que ha superado mis expectativas.

Cuando empecé a trabajar por mi cuenta, si venían casos de sistemas de integración yo me llevaba las manos a la prótesis cabeza.



¿Por qué? Porque eran auténticas masacres capilares: unas cicatrices tremendas, un festival de costras, dermatitis, la línea de implantación se había retraído casi hasta el cogote etc... Pero claro, lo que he visto ha sido solo una cara de la moneda, no el todo.

 Hace unos meses empezaron a venir las primeras clientas que nos demandaban específicamente ese servicio: que les cosamos el parcial a la cabeza, vaya. Mi respuesta: "No, prueba antes con clips, con anillas con velcro, con chinchetas o con lo que sea". No había tutía. Lo querían cosido. De hecho algunas chicas o señoras, como es lógico, ante nuestra "objeción de conciencia" se iban a la competencia. Está muy bien tener principios, pero también es necesario hacer caja para que la empresa siga adelante. Así que, lo incluimos en nuestro portfolio de servicios no sin antes informar a todo pichichi tanto de sus ventajas como de sus inconvenientes. Más que una venta de sistemas capilares, a veces me da la sensación de que estamos pidiendo el consentimiento para sacar muelas o poner epidurales.

Pero hay una diferencia sustancial, y es que se aplica la técnica más lenta y laboriosa por así decirlo. El trenzado es relativamente fácil y rápido, pero el acordonado es más resistente y duradero, además de reforzar o puntear el pelo biológico que, dentro de lo que cabe, "se protege" más. ¿Os acordáis del último bodrio film de Indiana Jones en el que se despeña por un barranco metido en un frigorífico? Digamos que dentro de lo malo de caer rodando por un desfiladero, la nevera amortigua. Eso es el cordoncillo.

Así que, tenemos clientas que un sistema mal ajustado durante años les ha hecho estragos irreversibles en la cabeza, por lo que han decidido contactar conmigo para valorar alternativas. Pero por otro lado, también hay varias clientas trenzadas, más felices que MacGyver en el Leroy Merlin y llevan así tanto tiempo que ya ni se acuerdan. Es curioso, pero en esto nunca he visto término medio.

Me tocaba probar un poco de mi propia medicina, y me lo cosieron ayer. He de reconocer que es mucho más cómodo que los clips (se me clavan y se me mueven), y tiene la ventaja de que es fijo sin el engorro de los mantenimientos, como con la prótesis de pegamento. Y no hace falta rasurarse, todo lo contrario, cuanto más pelo tengas debajo,  mejor.

He estado 24 horas con media cabeza cosida, porque no dio tiempo. Era sentarme en el potro de los hilos, y sonaba el teléfono o entraban por la puerta. Maravilloso. Cuando tengo que salir para hacer alguna gestión sucede igual. Paradójicamente salgo más rentable cuando no me encuentro en mi puesto de trabajo.

Ahora ya lo tengo todo ceñidito por igual. Así que esta es mi humilde opinión después de sólo dos días con este zurcidito (gran descubrimiento):

VENTAJAS

- He sentido presión, no dolor. Ojo, 8 meses de extensiones afro me han preparado la cabeza para bien. El cuero cabelludo es tremendamente elástico, y aunque hayan pasado ya casi 3 años de aquella experiencia, la que tuvo, retuvo.
- Apoyo la cabeza en la almohada y si acaso en algunas zonas (donde está el cierre) noto como cuando te das un golpe y queda dolorido justo ahí, pero mil veces más cómodo que dormir con los clips. En cosa de dos o tres días ya no se nota absolutamente nada.
- Me acuesto con pelo, me levanto con pelo. Con el parcial de clips me meto a la cama también con pelo, pero como me los acomodo varias veces en la noche (abrir o cerrar) al día siguiente el parcial puede estar colocado, totalmente suelto o de medio lado, cual boina francesa. Es una lotería.
- Microlifting facial. A ver, no es que tenga muchas arrugas pero una ya no es una cría de 18 años. Ojalá. Y ojo, me gustaría poder decir orgullosa que peino canas, pero ni eso.
- Aeropuertos. No pita. No se mueve. No se despega con el sudor. Aplicable también para acampadas, interraíles, quincena de agosto en la playa, mochileras o fines de semana en casa rural.


INCONVENIENTES

- Me han arrancado 7 pelos al tensar el cordón. Los tengo contados. 7 menos. Que tampoco es para tirarme de los ídem, más se perdió en Cuba.  Alguien que sea virgen en lo que a estirar el cuero cabelludo se refiere, además de la presión, va a sentir tensión y probablemente dolor (2 ó 3 días). A lo peor, los folículos se inflaman y eso además produce picor o secreciones (foliculitis). En la farmacia hay lociones que ayudan mucho a calmar la zona más enrojecida o irritada.

- El pelo va a crecer debajo, y necesitaré precisamente el reajuste cada 21 ó 30 días. Me crece el pelo muy rápido, pero no en todas partes por igual. Lo normal es subir el cordón cada mes o mes y medio si hay suerte. El problema es que se va aflojando y si lo dejas sin reajustar, baila. Pero se puede mejorar la fijación y alargar las sesiones con un par de horquillas invisibles de moño. Es un buen truco.

- Lavarse el pelo. Lavarse el pelo es pan comido. No hay que preocuparse de que entre más agua de la cuenta por la zona adherida y se suelte algún piquito de la prótesis. El hilo no es soluble al agua ni mucho menos. El problema viene al secar. Normalmente los sistemas de integración que se cosen a la cabeza son rejillas o cuadrículas con cabello postizo. Como unas medias de rejilla a las que se les anuda pelo. El problema es que para tapar precisamente esa cuadrícula, es necesario implantar más pelo de lo normal, y por tanto tienen mucho más volumen. Pero, como ventaja es que se secan mucho más rápido. Mi parcial tiene cuero cabelludo, así que la base es un tejido de seda. Transpira pero se empapa. Imagínate que con el pelo mojado, te pones un pañuelo en el frontal y por encima aplicas el secador. ¿Cómo te das cuenta si lo que está debajo ha podido secarse al 100% o sigue húmedo? Y si queda humedad en verano, no pasa nada, pero en invierno...

- Mantenimiento. Ya no soy autónoma. Ahora necesito que me lo cosan. La primera colocación dura sólo 45 ó 60 minutos. Pero los reajustes pueden tomar casi 2 horas, así que me toca planificarme también para esto.. La suerte es que de mi oficina a la cabina hay creo que tres metros de distancia a lo sumo, y puedo permitirme el lujo de hacerlo en dos días, y pasar con media cabeza cosida como sucedió ayer. Muchas chicas necesitan coger cita con dos semanas de antelación e incluso en el último momento ese día se complica cualquier historia en la ofi y lo tenemos que retrasar. Con otras clientas fijas bajamos el toldo y nos pueden dar tranquilamente las 10 de la noche, pero nosotras tenemos la suerte de que al día siguiente no madrugamos :)

- Coste económico. Cuando el mantenimiento depende de otra persona, el servicio tiene un precio, claro. Máxime cuando se trata  mínimo de dos horas de trabajo. Esto es como ir en metro o tener coche. Me explico. Yo antes era pro transporte público. En Madrid el metro era genial, de los mejores de Europa. Empezaron los recortes, el precio subió mucho y el servicio a veces es para tirarse de los pelos (de los propios y de los integrados).  Para que os hagáis una idea, el abono mensual cuesta entre 55 y 60€, y desde mi casa tardaba en desplazarme algo más de una hora (tanto la ida como la vuelta).  Decidí comprar un coche, y reconozco haber triplicado el gasto mensual (sin contar con el seguro ni multas de aparcamiento ni averías, solo letra y gasolina) pero ahora estoy tardando entre 20 y 25 minutos por trayecto.

Con un sistema fijo, sea cual sea el método de sujeción, el gasto va a ser más elevado que poner y quitar con los clips. Pero hay otras ventajas intangibles, como es no preocuparse mucho del pelo.

FRONTAL

Es el tema que más me preocupaba, porque una cosa es rasurar y pegar, y otra es que debajo de la base más gordota que tienen los sistemas de clips vaya un cordoncillo entretejido con mi propio pelo.
Si llevas flequillo en cualquiera de sus variantes, ni te preocupes por eso. Pero si pretendes dejar la frente despejada, hay que tener esto en cuenta: un parcial para coser (me da igual que  sea de silk, de mono, de rejilla) no puede tener la línea de implantación gradual jugando con la densidad tal y como se diseñan las prótesis, porque se vería todo el borde. Y si lo coses más atrás, entresacando tu pelo biológico (mi caso) se presenta otro contratiempo: por muy buena cantidad (dentro de tener alopecia) que conserves debajo, hay que restar lo que va acordonado. Así que lo que queda generalmente no es suficiente para tapar ese escalón.

En la posición donde me lo han dejado, me encuentro cómoda para peinarlo con la raya al lado pero si me peino hacia atrás, al ya no tener tanta mata delante que lo tape, se nota una diferencia de densidad. No es gradual, pasas de tener una línea de implantación ligeramente clareada (como todo el mundo mundial) a un buen tocho de pelo bien alineado. ¿Solución? Fibras capilares. Nanogen, Keratin, Toppik, lo que uséis. Yo tengo la recarga de marca blanca, porque son más cubrientes y me sale más barato.

Reconozco que dar el paso a una prótesis o a un parcial me quitaba de la esclavitud de echarme el nanogen por la coronilla y toda la raya cada mañana. Pero ahora al ser simplemente un poquito, me lo tomo con la misma filosofía que quien se hace la raya del ojo.

Hale, ya no me enrollo más, os subo las fotos. Iré documentando qué tal los lavados, los mantenimientos y lo demostraré con fotos tanto si todo va bien como si se me cae más el pelo:


Con un parcial de clips, si te echas el pelo hacia atrás se dobla el borde y pueden asomar las horquillas. 

Con un parcial de clips, si te echas el pelo hacia atrás se dobla el borde y pueden asomar las horquillas.
Allanando el terreno

Cosido


Visto desde arriba. Mi pelo está teñido de castaño claro, y llevaba un sistema de clips de un color muy similar (procesado y de segunda mano, larga historia). Para hacer vida 24 horas es preferible que sea virgen, así que me he colocado un 1b el moreno más oscuro (no me quedaban del #2 que es más parecido a mi tono biológico). Se puede notar en los laterales, pero bah, me da un poco igual. 
Desde arriba
Hacia atrás. Ahora ya no hay clips ni solapas que se puedan doblar ni levantar.

Diferencia de densidades porque la implantación en este caso no puede ser gradual, se desgarraría con los hilos y la aguja o se vería todo el contorno de delante.


Antes de aplicar fibras capilares, si apartáis el pelo del nacimiento se puede notar un hueco.

Fibras capilares aplicadas. En rojo os señalo el detalle de por dónde pasa la costura.
El moño puede ir mucho más pegado en laterales porque ya no hay clips ni bultos asomando. 




lunes, 20 de enero de 2014

Extensiones invisibles para densificar la raya (alopecia difusa femenina)

¡Hoy es un feliz lunes! Normalmente los odio, pero hoy es uno de esos días para marcar en el calendario con una X roja, como dice Calamaro en una de sus canciones.

Hace semanas que estoy trabajando en un proyecto de laboratorio. "Laboratorio" es cómo justifico toda la pasta que palmo toda la inversión en I+D en mi empresa, es decir, en buscar constantemente las novedades tanto cosméticas como protésicas para ocultar o disimular la calvicie. Lo importante es generar valor añadido y sobre todo innovar. Por fin tengo diagnóstico médico después de tantos años (¡alopecia areata!) pero de cualquier manera, se sepa por qué se cae el pelo o no se sepa, yo prefiero disimularlo. Ya sea con prótesis, extensiones afro, parciales de clips o con pelucas. Es mi opinión personal.

Creo que todas las mujeres preocupadas por su alopecia deberían usar como terapia extensiones afro durante al menos un mes en su vida. Un mes que no tienes que preocuparte por nada. Y ese mes descansas la mente cosa buena.  Aquí está mi experiencia. Pero, como todo tiene sus pros y sus contras, cuando llevé extensiones afro no podía peinarme normalmente con raya. Es decir, físicamente no la tenía, todo era un entramado tupido de cabello. Y por tanto, tuve que dar explicaciones en la oficina nada más llegar, para evitar suspicacias: "¡Sí! Me he puesto extensiones, ¿algún problema?".

Pero yo era incondicional de la raya, siempre a la izquierda, rectilínea, hecha con escuadra y cartabón. Cada vez más ancha y más difusa, pero raya, raya.

Luego vinieron las prótesis y los parciales, cuando empecé a recuperar pelo por generación espontánea tras afeitarme la cabeza durante dos años. Y ahora que tengo la cómoda opción de ponerme y quitarme "la tapa" cuando yo quiera (para dormir, por ejemplo) echo de menos algo más fijo que no requiera de mi atención más que lo mínimo imprescindible. ¡Si es que sarna con gusto no pica!


Antonces, me puse a pensar y a maquinar en mi tiempo libre. Ya que la mente ociosa es juguete del diablo, como nos decía Sor Carmen de parvulitos. Y después de algunas pruebas, por fin hoy me las han colocado. No quiero dar campanas al vuelo todavía porque estamos en fase beta, no me vaya a pasar como en el cuento de la lechera. Ahora cual conejillo de indias me toca hacer vida normal: dormir, gimnasio, lavarme el pelo qué mínimo 3 veces por semana. A ver qué tal funciona la cosa.

Como avance, sí, se trata de extensiones. No es un parcial de clips. No es una prótesis. No es un postizo, ni un sistema de integración de red ni es una peluca.

¿Ventajas? Juzgad vosotras la raya. ¿Inconvenientes? Hay que tener  cuidado al peinarse, y por supuesto, cuidado al lavarse. Requieren mantenimiento cada 3 ó 4 semanas.

Me comprometo a ir documentando qué tal me van, aunque el resultado no va a ser del todo objetivo porque soy bastante manazas  :)  

Al natural sin nada:



Extensiones colocadas (2):
 






Sólo dos colocadas (habría que colocar mínimo 6-10 por cabeza, pero es una prueba). El tono tampoco me coincide ya que lo tengo color avellana y las extensiones son castaño muy oscuro casi negro a propósito para que se pueda apreciar el contraste. ¡Vamos a cruzar los dedos para que vayan bien!




viernes, 17 de enero de 2014

Efluvio telógeno postparto: ¡se me cae mucho el pelo tras dar a luz!

Creo que en estos seis años o algo así de blog nunca he escrito nada sobre el efluvio postparto. Será que mi reloj biológico está sin pilas. Bueno, más bien he debido de pisotearlo y tirarlo a la cuneta. Nunca he oído el tic tac, y este año cumplo ya los 30.

Bueno pues, grosso modo, las mujeres que están esperando un bebé tienen un nivel de progestorona que puede llegar a los 50 ng/ml en el tercer trimestre del embarazo. Para que os hagáis una idea, el nivel medio durante la ovulación (cuando ovulo soy mejor persona, lo juro), ronda los 10.

Entonces, si quintuplicamos la "tasa" de progesterona en estado de buena esperanza, y casi 1.000 veces los niveles de estrógenos, después del parto nos pegamos una hostia morrocotuda. En caída libre.


¿Y eso en qué nos afecta? Pues en el estado de ánimo lo primero. Y en el pelo, lo segundo.

Durante la gestación, las fases del crecimiento del cabello se ven afectan normalmente para bien (a veces se produce algún efluvio hormonal sobre todo durante el primer trimestre pero no suele). Esto significa que se retrasa la fase telógena. Es decir, todo el cabello que naturalmente debería caerse en 9 meses no se cae o se cae lo mínimo. Mientras que se retira la grasa del cuero cabelludo gracias a las hormonas femeninas, por lo que la melena está mejor que nunca.

Pero con el postparto, todo lo que no se ha caído y se tenía que caer, se pierde de golpe y porrazo a las 3 ó 4 semanas de dar a luz aproximadamente. Aunque a veces sucede pasados 3 meses. Para una mujer sin problemas de alopecia, puede resultarle un incordio de caída. Pero para quienes tenemos poco pelo, tras el parto, el armaggedon.  Y tampoco las autoinmunes nos libraríamos de la quema, porque eso también parece estar interrelacionado: mujeres con areata o universal que recuperan total o parcialmente su pelo tras el embarazo. O mujeres que precisamente lo pierden todo después.

¿Por qué sucede entonces el efluvio postparto?

Como hemos comentado antes, durante el embarazo se descompensa el ciclo telógeno debido a los niveles de hormonas femeninas en exceso. Por lo que la densidad capilar aumenta, es, digamos acumulativa. Lo que se tendría que caer normalmente, no lo hace.

Durante el postparto, disminuyen los estrógenos y por lo tanto el pelo entra en fase telógena al mismo tiempo. Y normalmente entre 3 y 12 semanas más tarde se cae de golpe.  Si no hay alopecia, insisto, será una caída de pelo más abundante pero anecdótica. Si ya había alopecia antes del embarazo, se volverá a la situación previa. Fue bonito mientras duró :)

¿Tratamiento? Lamentablemente ninguno que lo impida. En todo caso "mitigarlo". Si al dar a luz perdiste mucha sangre puedes tomar un suplemento de hierro o de vitaminas que el médico te recomiende (no sé hasta qué punto es incompatible con la lactancia). Y si no das el pecho, puedes plantearle al dermatólogo que te recete minoxidil. Pero generalmente no hace falta aplicarse nada, solo aguantar el tirón y esperar a que el ciclo del pelo vuelva a su normalidad.






lunes, 13 de enero de 2014

Trucos para peinar bien un parcial o prótesis capilar: la técnica del muslo

Dicen eso que en casa del herrero, cuchillo de palo. Pues sí. Trabajo en una peluquería pero no me gusta peinarme ni ir muy peinada. Como que me agobia el pelo largo y suelto. Normalmente siempre lo llevo recogido. Pero luego durante el fin de semana me gusta arreglarme más.

Entre que no soy excesivamente mañosa y bastante pasota, eso de estar dándome con el secador no es lo mío. Prefiero atarme una coleta y que el parcial vaya secándose a su bola. Pero, me encanta el efecto de raíz bien lisita, con una ligera ondulación de medios a puntas. Y he conseguido la manera ideal de conseguirlo sin esfuerzo y en menos de 10 minutos. No me hace falta cabeza de maniquí, ni siquiera colocármelo en mi propia cabeza para peinarlo. El resultado es fenomenal.

¿Qué necesito? El muslo. Una toalla y mi muslo. Cojo el parcial con el pelo todavía húmedo después de secar la base y lo coloco sobre el muslo, encima de la toalla. La curvatura que tiene es similar a la de la cabeza, así que con una mano dirijo el secador y lo seco mientras que con la otra lo peino a conciencia, y veo perfectamente desde arriba cómo va quedando el resultado. Solo haciendo eso, queda prácticamente liso. No uso un cepillo redondo de brushing sino uno normal y corriente.

Una vez que está ya seco, lo coloco sobre mi cabeza y con las planchas de toda la vida termino de hacer algún bucle de medios a puntas, o simplemente lo aliso algo más.

En total no tardo ni 10 minutos. Antes me tiraba el doble o más entre las particiones y esa postura imposible echando aire al cogote, mientras con el brazo libre contorsionado hacia atrás me iba cepillando la nuca. Ni tampoco me hace falta una cabeza de maniquí o de corcho.

¡Probad a ver qué tal!





miércoles, 8 de enero de 2014

Parciales o prótesis de silk top y luces negras (o luces ultravioletas) de discoteca

Menos mal que la horrible moda de luces negras (o ultravioletas) está pasando. Pero raro era el bar de copas o discoteca que no las instalara en la pista de baile durante los años 90. Sin embargo, todavía hay salas de fiestas, pubs y entrañables antros,  sobre todo en  poblaciones pequeñas, que todavía las tiene puestas junto a la bola de espejos, ¡faltaría más!


Bajo la luz negra todo lo blanco se ve más blanco. Blanco fosforito. Blanco nuclear.  Con solo una mirada ya sabías quién lleva lentillas, quién se lava más los dientes, quién tenía caspa radioactiva (ojo con las camisetas y camisas negras) y supuestamente se podían intuir ciertos fluidos corporales en el dorso de la mano, pero creo que eso sólo era una leyenda urbana...

Pero entonces, el silk top llegó a tu vida. No más clareos en el aire. ¿Y qué es el silk top? Pues un maravilloso entretejido de tono blanco roto que imita el cuero cabelludo. Blanco, beige, caramelo, rosita, maquillaje... la carta de colores es amplia, pero normalmente en las chicas caucásicas se usa el más claro de todos. Sobre todo en mi caso, que tengo la cabeza más blanca que la teta de una monja.

Ejemplo de silk top:



Pasan los días y tocan las copas post cena de empresa, de organizar la despedida de soltera de tu prima Macu la del pueblo o por qué no, te apetece salir a tomar una copa.

Yo, según qué días, me pondría un buen gin tonic en horario de trabajo, por ejemplo. Pero es que eso queda como muy feo. Mejor en los bares.


Total. Suena The final countdown ninonino, e irrumpes en la pista de baile con tu maravilloso y flamante postizo parcial.  ¿Qué sucederá? 


Pues ya he hecho la prueba con fotos. Oh sí. No en una discoteca, ya que al menos en los sitios que frecuento las luces negras no se llevan. Sino en el baño de mi casa.

Si usaba flash, el experimento se iba al carajo, así que están sacadas con un atisbo de luz natural de diciembre por la tarde.


La prueba ha sido sobre mi parcial, sobre una camisa blanca, sobre la cerámica blanca del lavabo y sobre la piel de la frente.

Resultado: la cabeza no se convierte en Gusiluz, ¡no preocuparse!

Fotos:









miércoles, 1 de enero de 2014

Alopecia e hipotiroidismo o hipotiroidismo subclínico: cuestión de genes

¡Feliz año! Estoy disfrutando como una enana viendo al genial Daniel Barenboim a la batuta en el concierto de Año Nuevo. Y mientras, organizando mis apuntes sobre areata y tiroides para redactar este post con cierto conocimiento de causa.

Qué forma más variopinta de empezar 2014. La verdad que 2013 no puede haber ido mejor. Mucho trabajo, sí, pero un balance más que positivo. Para el 2014 espero, como mínimo, que me vaya igual. 

Muchas de mis clientas padecen alopecia areata o alopecia universal. Observé un patrón común bastante recurrente de uñas repiqueteadas, que además posibilitó mi diagnóstico médico después de 15 años peregrinando de consulta en consulta (iba yo de peregrina y ni me cogieron de la mano).

Recientemente me han comentado otro detalle de igual o mayor relevancia. En varios casos (pero no en prácticamente todos como sí sucede con los hoyitos ungueales), hay un problema de alopecia areata o universal asociado a problemas tiroideos, concretamente hipotiroidismo o hipotiroidismo subclínico. Y esto se trata, al igual que las aretas, de un trastorno autoinmune.

He leído un estudio (más bien su resumen) publicado por el departamento de genética clínica y molecular del Centro de Estudios de Enfermedades Autoinmunes de la Universidad del Rosario, que precisamente concluye que muchos trastornos de este tipo tienen un punto de partida común: diabetes infantil, lupus, artritis reumatoide, alopecia areata, hiper e hipotiroidismo, vitíligo, esclerosis múltiple o psoriasis. Y precisamente las investigaciones de este Centro de Estudios concluyen que el origen genético de estas citadas enfermedades es el mismo.

Es decir, que varios de los genes (el equivalente en las células a las huellas dactilares) son compartidos por varios individuos y esto los predispone a que desarrollen EAI (enfermedades autoinmunes). Sin embargo, la interacción con algún factor en particular, algunos ya identificados, hace que en ciertas personas se manifieste con compromiso de la piel y a otras en las articulaciones, tal y como explica en este estudio su director, Juan Manuel Anaya.

Estudios científicos a nivel mundial han demostrado que hasta cinco de cada cien personas pueden llegar a padecer al menos una EAI. Suelen ser más frecuentes en las mujeres que en los hombres y pueden llegar a presentar compromiso de diferentes órganos y sistemas, llevando a los pacientes desde la discapacidad laboral hasta la muerte, en casos severos y sin tratamientos adecuados.


Las EAI tienden a presentarse entre los integrantes de una misma familia. Así, por ejemplo, una paciente puede tener artritis reumatoide, su madre tener hipotiroidismo, su tía antecedente de alopecia areata y un primo en segundo grado padecer esclerosis múltiple.

Las investigaciones demostraron este fenómeno que científicamente es conocido como autoinmunidad familiar. También se puede encontrar la misma EAI (por ejemplo lupus) en varios integrantes de la misma familia, fenómeno conocido como la enfermedad autoinmune familiar. Ambos fenómenos son pruebas adicionales de que las EAI tienen un origen común.

Por ejemplo, en mi caso particular: mi padre sí ha tenido episodios de alopecia areata, generalmente asociados a infecciones en la boca.  Este problema ha sido totalmente reversible, pero crea un claro antecedente en mi familia más directa (lo cual estaría presumiblemente en mis genes).

 Mi madre tiene diagnosticado hipotiroidismo subclínico (EAI) y artritis reumatoide (EAI), al igual que mi tía.  Pero alopecia androgenética femenina en mi familia NO EXISTE en tres generaciones, ni por parte de madre ni por parte de padre. Es más factible que mi problema sea de origen autoinmune -como concluye mi último diagnóstico médico-  a que se trate de una mutación de la MAGA. Más que nada porque esto es más probable, aunque nunca se sabe...

Por otra parte, es bien sabido que hipotiroidismo y alopecia difusa suelen estar relacionados, pero con un detalle muy importante: normalmente se pierde también el vello corporal, sobre todo de las cejas cejas y de las axilas en el 50% de los casos.

Hay un artículo que habla de 16 mujeres con hipotiroidismo, aquejadas de caída de cabello, y que además forman parte de un estudio clínico con una muestra de 150. El porcentaje, por tanto, es de un 10,6% de alopecia asociadada a hipotiroidismo,  pero no sé si esto es extrapolable al total de la población con pérdida de pelo, porque la muestra (sólo 150)  no me parece para nada significativa. Además, no he logrado encontrar el estudio completo original para conocer más detalles.

Esta imagen muestra un paciente con alopecia difusa debido al hipotiroidismo. A simple vista y sin conocer los detalles, podría pasar claramente por AGA:

21.jpg (46042 bytes)

Si este problema está controlado, normalmente el cabello se recupera en un amplio porcentaje de los casos, pero si no sucede así, este estudio abre la posibilidad de que exista una alopecia androgenética asociada, debido a una mayor cantidad de andrógenos libres en sangre por la disminución de la hormona SHBG (precisamente las hormonas tiroideas, si funcionan bien, estimulan su síntesis).

¿Mi opinión personal? Supongo que se puede discriminar a una paciente con alopecia de patrón androgenética derivada de la bajada de SHBG a causa de un problema tiroideo con un simple análisis de sangre. Si los marcadores están dentro de rangos normales entonces ya se pueden barajar otras hipótesis como AGA por sensibilidad a la DHT local  + hipotiroidismo.

Lo importante, según mi opinión personal e insisto que no soy médico, para salir de dudas, habría  que realizar un tricograma. ¿Por qué? Porque habitualmente la alopecia asociada a hipotiroidismo sucede por efluvio anagénico (no efluvio telogénico).

Además, el diagnóstico de hipotiroidismo tiene que basarse en una evaluación adecuada por parte del endocrino, porque a veces no es autoinmune sino que está inducido por una mala dieta hiperproteínica o por un exceso en los niveles de yodo.  Respecto al hipertiroidismo, según este estudio, la alopecia difusa se desarrolla en el 40-50% de los casos pero no de forma severa o irreversible.  Y en casos de diabetes mal controlados, sí se puede producir también difusa. 

Esto es sólo un resumen, pero hay toneladas de información en internet, por ejemplo este artículo tan competo.   ¡Feliz año nuevo!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin