jueves, 26 de diciembre de 2013

Espironolactona para tratar la alopecia androgenética femenina

¡Hace mucho que no escribo un post técnico! Reconozco que no me divierto al redactar esto, pero creo que estos articulos son los que de verdad merecen la pena y ayudan a la gente que está padeciendo alopecia ahora mismo, en lugar de tanta batallita sobre mis postizos, pelucas y melenas... 

En primer lugar, ¿qué es la espironolactona? Se trata de un fármaco destinado a tratar la hipertensión arterial (es diurético) que además desacelera la producción de algunos andrógenos, en particular de la aldosterona.


Lo que nos lleva a la siguiente pregunta, ¿qué es la aldosterona y qué tiene que ver con la alopecia femenina? Pues bastante. La segregan las glándulas suprarrenales (riñones), y es una hormona que regula, entre otras cosas, la presión saguínea. Por tanto, este fármaco (su nombre comercial es Aldactone) trabaja reduciendo la producción de aldosterona por dichas glándulas, pero también actúa como inhibidor de la enzima 5 alfa reductasa, funcionamiento muy similar al del Finasteride. Esta enzima convierte la testosterona libre en DHT, y la DHT es la hormona responsable de la miniaturización de los folículos cuando se tiene alopecia androgenética.

Los efectos secundarios asociados incluyen aumento de riesgo de hemorragia gastroinstestinal, aunque no se haya encontrado relación casual entre el medicamento y esto. También afecta a los receptores esteroideos, y por tanto, al igual que el Finasteride, puede causar ginecomastia, irregularidades mensturales y atrofia en los testículos.  Además, su indicación en la FAGAno está reconocida por el Ministerio de Sanidad, ni por la FDA. Ha demostrado efectividad en el tratamiento del hirsutismo, pero no existen datos fehacientes respecto a la FAGA (según el Dr. Camacho).

La dosis oscila entre 50 - 200 mg/día, según tolerancia, y siempre bajo control/receta médica.
 Pero lo que nos interesa... ¿qué efectividad tiene la espironolactona en el tratamiento de la alopecia femenina? Pues echemos un ojo a estos ensayos clínicos, probablemente obsoletos:

Burke B, Cunlif. Oral spironolactone for female patients with acne, hirsutism or androgenic alopecia (año 1985!!!!!!!!) 

 Me pedían 6 dólares por leer el artículo completo, así que, como estoy en plan tacañoahorradora,  sólo he podido conseguir este extracto como referencia:
 

Traducción:
En referencia al artículo de Goodfelkw(ilegible) de 1984, hemos usado recientemente espironolactona 200 mg al día para tratar pacientes femeninas con alopecia androgenética, hirsutismo y acné.  El tratamiento de mujeres con hirsutismo idiopático y alopecia androgenética es normalmente decepcionante, pero el 95% de las mujeres con acné respondió bien al tratamiento. Ocho pacientes con acné a las cuales se trató con espironolactona no han respondido al tratamiento después de 6 meses de 1 gr/diario de erythroycin y 5% de peróxido benzoyl en gel.

10 de 12 pacientes están satisfechas con la respuesta de su hirsutismo, objetivamente evaluado (Ferriman & Gallwey 1961) Seis de siete pacientes con alopecia androgenética tambien consideraron mejoría, y esto significa que el 52% pasados 6 meses de tratamiento no habían respondido favorablemente a otras terapias. 

Las pruebas objetivas de su efecto antiandrogénico se obtuvieron mediante la medición del ratio de secreciones sebáceas (siglas SER en nglés) por el método Strauss & Pochi (1961).  Una dosis de 200 mg / diarios conllevó una reducción de la grasa del ... (entre que es difícil de leer y que no entiendo ni papa del método Strauss & Pochi, prefiero no traducirlo). 

Hay algo importante en la última frase de la captura de pantalla y es que parece ser que la espironolactona se combinó con 2mg de acetato de ciproterona en el ensayo clínico (mismo principio activo de Diane o de Androcur).

----

Rushton DH. Quantitative assessment of spironolactone treatment in women with diffuse androgen-dependent alopecia (año 1991!!!!) 

Todavía no he logrado encotrar este artículo, en cuanto lo tenga, actualizo.

----

Mi opinión personal no vale para nada, no tengo criterio científico ni mucho menos he estado tomando este fármaco. Pero ya sabéis que "de fútbol y de medicina, todo el mundo opina". Por tanto, a tenor de lo que he podido encontrar navegando por Internet: el primer estudio tiene casi 30 años, es claramente obsoleto, y si el ensayo se hizo en combinación con acetato de ciproterona, ¿cómo se podría valorar la efectividad de la espironolactona por sí sola? ¿Se hizo ensayo doble ciego, y a un grupo de mujeres le dieron ciproterona + placebo, y a otro ciproterona + espironolactona?  No sé cómo lo plantearon, si no es pagando los 6 dólares de la suscripción a esa revista médica. Y francamente, querida, me importa un bledo.

¡Felices fiestas y próspero año 2014).

sábado, 14 de diciembre de 2013

¿Cómo medir la cabeza para comprar una peluca online?

Parece fácil pero no os creáis. A ver, no es aeronáutica, pero tampoco ciencia infusa. Mucha gente no sabe cómo medirse a la hora de comprar una peluca customizada por primera vez, y un fallo en eso es crucial. Si la calota coincide con la medición, raramente se permiten reembolsos o cambios, depende también de las circunstancias:

Las pelucas glueless confeccionadas con el frontal a mano, son pelucas que entran justas. ¿Por qué? Porque el tul ha de quedar lo más ceñido a la piel posible, aunque la zona posterior vaya con elásticos. No se encasquetan como las pelucas de goma de toda la vida, sino que simplemente se apoyan. El lace es un material  muy natural y todo lo que queráis, pero es  más bien rígido. No estira mucho (algo sí). En estos casos, si se conserva cabello debajo, recomendamos siempre coser un par de horquillas de manera que la peluca vaya lo más sujeta y vosotras lo más seguras posible.

Y otro detalle a tener en cuenta. ¿Recordáis a Kim Hunter en "El planeta de lo simios"? Bueno, pues a servidora y a muchísima gente le pasa igual, que además de frente estrecha, las sienes me llegan prácticamente a las cejas. Una peluca no debe tapar totalmente el vello facial, ya que precisamente al apartar el pelo de la cara se notaría:



Lo ideal es dejar un contornito de 0.5-1cm de nuestra línea de implantación del cuero cabelludo si es baja (o sea, nuetros propios babyhairs y la pelusa de las patillas). Colocar la peluca un "pelín" detrás. Si se conserva pelo autóctono, aunque sea vellito, el resultado ya es totalmente indetectable.

Verbigracia:



La mayoría de las clientas no quieren llevar la peluca así, insisten en que el tul y la línea de implantación postiza (por muy natural que sea) esté por delante de su pelo. ERROR.

Hace unas semanas, tuvimos la oportunidad de atender a una actriz que necesita caracterizarse para una serie ambientada en otra época. Ella, que tiene pelazo, muchas veces lleva parcial o peluca sólo por ir bien peinada y no someter su pelo biológico (insisto, buenísimo pelo natural) a tintes químicos ni a planchas. Y es lo primero que nos pidió: colocar la peluca un centímetro por detrás de sus raíces, para conservar precisamente su nacimiento natural del pelo. Tanto mi compañera como yo se lo dijimos: "No te imaginas lo que nos cuesta convencer de esto a la mayoría de las clientas".

Bueno, que me enrollo como las persianas. ¿Cómo medirse la cabeza? Pues normalmente se trata de seis referencias. Otra cosa a tener en cuenta: el cráneo no es totalmente redondo como un balón de playa. Ni siquiera perfectamente alargado como un melón. No somos simétricos. Hay personas con cabezas tan redonditas y proporcionadas que dan ganas de acariciarlas. Pero normalmente el cráneo es anguloso, con zonas más prominentes o más hundidas, por lo que, aunque las medidas estén bien, si en el lado izquiero tenemos una depresión puede hacerse algún pliegue extraño. O se puede notar la peluca más apretada en una zona donde el cráneo sobresalga más de lo normal.

Referencia 1: perímetro craneal o circunferencia
Consigue una cinta métrica buena. Lo habitual es comprarla en un bazar chino por 60 céntimos. Normalmente no son estándard, y puede haber hasta +-5 mm de error. En las sección de costura de El Corte Inglés, que no son santo de mi devoción y ya os contaré el por qué otro día, al menos os aseguráis al 100% de que llevan impreso el sistema métrico internacional a rajatabla. 

Colocad el metro plano, y fijadlo con una mano justo donde empiece vuestro nacimiento del pelo. Si no tenéis ningún cabello como referencia, arquead las cejas lo máximo posible. Veréis que la piel se hunde y se dibuja la línea de implantación del cuero cabelludo. La cinta tiene que ir por detrás de las orejas y también a la altura de la nuca. Las pelucas reposan en el atlas de la base del cráneo, es decir, en ese hoyito (apófisis) donde la columna vertebral se inserta en la cabeza. Si no lo tienes claro (sobre todo si tienes el cuello muy musculado), alza la barbilla lo máximo que puedas para doblar la cabeza hacia atrás y palpa con el dedo hasta que localices ese hueco. 

Normalmente esta medida da como resultado entre 54 y 60 cm (en adultos). Si es inferior puede que sea porque la talla es extra pequeña. Si es superior, hay dos opciones: o vienes de Cabezón de la Sal, o hay algo que estás haciendo mal ;-) 

Referencia 2: del nacimiento del pelo, a la nuca. Imagínate que partes una naranja en dos longitudinalmente, no por el ecuador.

Toma como referencia tanto el nacimiento del pelo de la figura 1 como el atlas. Normalmente la medición está entre 30 y 35 cm (adultos).

Lo mismo, si es menor o mayor, probablemente la referencia esté mal.





Referencia 3: de oreja a oreja pasando por la línea frontal. Cuidado en esta medida. Las patillas terminan en línea con el pliegue de la cara y la oreja. Lo que va hacia abajo es pelusilla o vellito facial. No es recomendable pedir patillas estilo hacha o patillas Curro Jiménez en una peluca, ¿por qué no? Pues porque se notarían las "solapas". Lo recomendable es que la patilla baje hasta donde tiene que bajar, y colocarle baby hairs también en esa zona, o pedir a la peluquera que los corte con una navaja especial. Normalmente: 28cm y 33cm.



Referencia 4: de oreja a oreja pasando por la zona más alta de la cabeza.
Imaginad que os ponéis una diadema de cinta métrica. ¿Habéis oído alguna vez lo de "te habrás quedado calvo por detrás de las orejas"?. Todos somos calvos ahí. Ni un pelo, oiga. Como las palmas de las manos o de los pies. Calculad que la cinta métrica tiene que respetar donde acaba (o donde empieza) realmente vuestro pelo. Si es más grande, se os doblarán las orejas como a Lina Morgan. Habitualmente la medida oscila entre los 28 y los 33 cm también. Generalmente las referencias 3 y 4 coinciden, o es un poco más ancha la segunda.




Referencia 5: de sien a sien pasando por el cogote. De hecho cogote, al menos en la zona norte de España, se usa mal. "¡Como te coja te escogoto!". Realmente cogote significa cuello, pero vulgarmente nos referimos a la zona posterior de la cabeza.  No os lío más: apoyad la cinta en una sien hasta llegar a la otra sien pasando por el parietal a la misma altura. OJO: en la imagen de la izquierda la chica lleva un moño. No es bueno hacerlo así, la medición saldrá más grande y dejaría bolsa.



¿Recordáis lo que os dije arriba sobre "El planeta de los simios"? Pues me refería a esto. Siempre, siempre, siempre se dejan al menos dos dedos con respecto a la cola de la ceja. Generalmente son 35- 40 cm en función del tamaño de la cabeza.

Referencia 6: anchura de la nuca. Normalmente oscila entre los 8 y los 12 cm, es muy fácil de medir.








Briconsejos:


- Comprad cinta métrica buena.
- Ni muy apretada ni muy floja. Que no os queden marcas en la piel, pero que no se quede medio colgando.
- Si tenéis dudas entre una medida u otra, y se trata de una peluca glueless: siempre la más grande. Con los elásticos de la nuca se podrá ajustar. Si queda pequeña no habrá remedio (no recomendamos la dieta Jíbara de adelgazamiento de cráneo).
- Toma las medidas al menos 3 veces hasta que cuadren.
- Si conservas cabello (y largo) debajo, haz todas las particiones con un peine fino que sean necesarias para apartar el pelo justo donde se ha de pasar la cinta métrica. Usa pinzas u horquillas para sujetarlo. Nunca te midas con moño o coleta (a pesar de las fotos). Si la raíz queda abombada, el resultado no será fiel a la realidad.
- Paciencia.

jueves, 12 de diciembre de 2013

SOS niños robados

Es un tema que me pone los pelos de punta desde que empezó a denunciarse públicamente en España hace relativamente pocos años. Nací en 1984 y no cabe duda de que soy hija de mis padres, pero me consta que ese año, e incluso durante años posteriores, siguieron robando bebés. Sobre todo en clínicas y maternidades regentadas por congregaciones religiosas.

Mi madre siempre me lo recuerda: "No pasé miedo durante el parto, sino por las noches, cuando las enfermeras te llevaban al nido y pensaba que cualquiera podía entrar y llevarse niños". Es realmente espantoso lo que hicieron con las madres. Normalmente los bebés acababan siendo criados por familias muy pudientes, como si fueran hijos biológicos. Las partidas de nacimiento se falsificaban sobre la marcha. En muchos casos se trataba de partos múltiples, y el robo de gemelos o mellizos se hacía con total premeditación. Médicos, enfermeras, cuidadoras... estaban compinchados.

Acabo de leer un artículo que ha publicado la revista Interviú, y lo que me ha terminado de desencajar  son los comentarios de personas que siguen buscando a sus madres biológicas. Sé que este blog tiene miles de visitas, y la inmensa mayoría poceden de muchas ciudades de España. Quiero dar difusión. Por favor compartid en redes sociales, cuanto más lo movamos, mejor:

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Cejas postizas, sí, también existen

Me alegro mucho de estar medio calva. En serio. No sabéis lo fácil que es solucionarlo. Peluca. Extesiones. Topick. Prótesis. Una boina francesa. Un sombrero hecho con papel de periódico. De verdad, ahora con perspectiva y un poco de sentido del humor veo que es de los problemas más fáciles de disimular. Ojo, lo he pasado fatal y he estado clínicamente deprimida debido a esto, porque empecé muy jovencita. Nunca llueve eternamente.

Lo que no quiero de ninguna manera es que se me caigan las pestañas ni las cejas. Virgencita virgencita, que me quede como estoy. No os imagináis lo que hacen unas cejas. Mejor o peor depiladas. Mejor o peor perfiladas, peinadas o despeinadas. Anchas, finas. Da igual. Le dan una expresividad a la mirada que forma más parte de nuestra personaliadd que nuestro pelo. ¿Quién no se ha teñido el cabello varias veces en su vida? O se lo ha cortado, dejado crecer, rizado, alisado... Pero las cejas son siempre las mismas. Son una seña de identidad.

Muchas clientas con universal optan por llevarlas tatuadas. Es una solución muy válida  y recomendable para mucha  gente, porque al ser semi-permanentes tienes las cejas perfiladas al menos durante 2-3 años. No necesitas dibujarlas con maquillaje cada día, ni pasa nada cuando te bañas en una piscina o sudas en el gimnasio. 

A mí personalmente no me gusta el resultado, no porque queden mal ni mucho menos, sino porque no hay vello facial. O sea, hay ceja, pero es una ceja plana. Muchos tatuadores ya las perfilan pelo a pelo, pero siempre se trata de un resultado bidimensional. Otro problema es que, dependiendo de la química corporal, el pigmento oxida a rojo o a verdoso con el paso del tiempo. Mi piel por ejemplo es del segundo grupo. Me hice un tatuaje con 17 años y ahora lo tengo verde legionario. 

Pero, lo que descubrí hace relativamente poco tiempo son las prótesis de cejas, increíblemente naturales. Se colocan con adhesivos y duran pegadas de 7 a 15 días. Se limpian con disolvente, y se pueden recolocar otra vez. La duración total es de 3 a 6 meses. 

Por increíble que parezca, normalmente las mujeres que recuperan las cejas, y con ellas la expresividad de sus ojos y de su rostro, son mil veces más felices que después de verse con peluca :)


sábado, 7 de diciembre de 2013

Qué tipo de peluca comprar

La verdad es que el anterior post, cómo colocarse una peluca, ha tenido bastante más éxito de lo esperado. Mi intención era hacer algo de relleno, pero se está posicionando muy bien.
También he recibido algunos mensajes troll tipo: "Guía inútil, todo el mundo sabe ponerse una peluca", "Jajaja es tan fácil como subirse las bragas", o algo así. Pues bien, y a mis palabras me remito: para algunas personas ponerse una peluca es algo sencillo e intuitivo. Para otras, puede ser complicado al tratarse de su primera vez.

Cada día atendemos a mujeres que se enfrentan a usar peluca por primera vez en toda su vida, ni siquiera las han usado en Carnaval  (normalmente por la quimio) y, en muchas ocasiones, nos piden colocársela ellas mismas para familiarizarse con el sistema. Al principio me sorprendía que la inmensa mayoría metiera las orejas por debajo, como si de un gorro de  invierno se tratara. Es un error muy común. Y reíros lo que os dé la gana, pero generalmente es traumático.

En ese momento les explicamos cómo deben situarse las patillas y la distancia del frontal respecto a sus cejas: algo que de verdad se agradece porque pasan de una situación incómoda y poco favorecida (un mal trago, vaya) a verse y a sentirse bastante mejor, porque tienen pelo.

¿Cómo saber qué tipo de peluca utilizar o comprar?

Hay muchos sistemas de pelucas así como materiales con los que se confecciona la base. Para saber más sobre tipos de pelucas, click aquí.

Pelucas de malla francesa: si es la primera vez que vas a pegar la peluca a tu cabeza en todo el perímetro, y quieres que sea duradera, resistente, sufrida en manos de una novata. Pide que esté hecha con french lace o malla francesa. Se trata de un tul más resistente en el que el cabello va anudado. Normalmente es polyester mezclado con seda o algodón,  aunque habitualmente es 100% acrílico.

Pelucas de malla suiza: ya tienes experiencia a la hora de quitar y poner mediante adhesivos. Normalmente es polyester mezclado con seda o algodón, aunque habitualmente es 100% acrílico. Es un tul mucho más fino y natural que la malla francesa, pero también más delicado.




Pelucas de monofilamento: se trata de una malla 100% sintética de un material similar al nylon. A veces puede brillar un poco. El monofilamento tiene varias ventajas y es que es muy resistente y anatómico, se adapta bien al contorno de la cabeza incluso siendo tallaje standard y normalmente es transparante (cosa que el tul es un poco más traslúcido). Otra ventaja es que los nudos pueden llevar un ultra blanqueado sin que la malla (monofilamento) se rasgue. El inconveniente es su aspereza, y su brillo en algunas ocasiones. A algunas personas, sobre todo si no conservan pelo, les puede producir irritaciones en el cuero cabelludo. Transpira peor que la malla suiza o francesa, y el adhesivo se pega mucho peor.




Peluca glueless:
significa que el frontal está totalmente confeccionado a mano, pero en la zona posterior, a la altura de la nuca, cuenta con elásticos para poder sujetarla bien. Ten en cuenta que el frontal, aunque no requiera adhesivos, es más rígido y no te ajustará la cabeza como si fuera una goma. Simplemente se apoya. Si la peluca te queda justa no tiene que moverse, pero si hay cabello biológico debajo, aunque sea pelusa, a veces desliza. Recomendamos colocar un pequeño cuadradito de cinta de doble cara solo para que vayas más segura. Si eres una fan incondicional de los recogidos y las coletas, no elijas glueless.  Las pelucas glueless pueden llevar malla suiza, francesa, monofilamento, silk top... a gusto de cada uno.


Frontal hecho a mano y posterior de la peluca elástico.

Silk top: se trata de un tejido que imita un cuero cabelludo realista. Si la peluca es free style, podras hacerte la raya en la dirección que quieras (lo más recomendable). Por contra, encarece las pelucas y hay personas a las que simplemente no les gusta o llevan el pelo rubio muy claro / platino. En ese caso, los nudos son prácticamente imperceptibles así que no merece la pena.



Prótesis parcial con el pelo mojado.

Poliuretano:
también conocido como PU o thinskin, se trata de un plástico translúcido, muy flexible, en el que se implanta el cabello. Normalmente se presenta en el frontal y en la nuca porque es muy sencillo a la hora de colocar adhesivo de doble cara (pega muy bien) y sobre todo de limpiar. Normalmente no quedan residuos a no ser que la peluca esté ya muy usada. En la malla suelen quedar residuos de pegamento reseco atrapados en el entramado del microtejido, y hay que emplearse a fondo para limpiarlos (porque si se queda pegajosa, pierde adherencia). El poliuretano es cómodo, y permite frontales también muy naturales. Las mujeres solemos usarlo de 0.15 mm de grosor.
¿Cuándo no utilizarlo? Si vives en un clima caluroso o húmedo y tienes la piel sensible, ya que este material no es transpirable. Si quieres tener una perfecta línea de implantación frontal y llevar el pelo hacia atrás, en este caso es mucho más natural cualquier tipo de malla.


Poliuretano con pelo implantado en Vloop.


Silicona antideslizante: estas son curiosas, la verdad. Lo que cuesta moverlas. Hacen ventosa y están indicadas para chicas que no tengan pelo debajo o que se rasuren la cabeza. Normalmente alopecia areata o universal. Para quimioterapias también van fenomenal, pero hay un inconveniente esencial: aparte de que son más caras, una vez que empieza a crecer el pelo, aunque sea cortito, ya no succionan. Normalmente las mujeres en tratamiento de quimioterapia lo que quieren es que les crezca otra vez su cabello lo más rápido posible, no rasurarse la cabeza una vez a la semana. La silicona es especial, no vale la de sellar las juntas de la bañera. Generalmente suele ser de uso médico e hipoalergénica. Este sistema sí es algo transpirable, “microporoso”, pero tampoco mucho.

¿Inconvenientes? Además de un precio más elevado (que por otro lado te ahorras en adhesivos y disolventes y en tiempo) la silicona es más gruesa, quizá 0.5 mm, por tanto la línea de implantación no es apenas realista si echas el pelo hacia atrás. Es preferible combinarla con front lace y silk.


Detalle silicona con cabello implantado en vlopp.

Ejemplo de peluca antideslizante de la marca estadounidense Dermafix.









miércoles, 4 de diciembre de 2013

Cómo se pone una peluca correctamente, paso a paso

Sí, soy de esas personas que piensa que, porque algo se me dé bien de manera innata, tiene que ser igual de intuitivo para el resto de los mortales. Mientras que actividades tan cotidianas como desplegar el tendedero o conducir se me dan como el culo:

- Joder, como sigas moviendo la palanca así, ¡vas a cargarte la caja de cambios en menos de un año!
- Ah, pero, ¿no es como se meten las marchas?
- ¡No! Y el coche es secuencial, que tiene más delito: ¡tres posiciones! ¡TRES posiciones! ¡Primera, punto muerto y marcha atrás!

Lo oigo como 214 veces por trayecto. A ver si se me mete en la mollera. El otro día me puse tan nerviosa en el parking de un cine, lleno hasta la bandera, que activé los limpiacristales tanto de delante como de la luna trasera, con chorro jabonoso incluido. Eso no lo puede hacer Mr Bean ni a propósito.

Como ya me han solicitado algunas chicas, he hecho un pequeño tutorial para colocar una peluca, paso a paso:

1) Si conservas cabello debajo, hazte una toga o turbante para que no abulte el moño o la coleta. Recomendamos que uses un cap para pelucas o gorrito de nylon, porque el pelo hace que deslice. ¿Cómo hacerse la toga? Pues tenéis un vídeo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=FcUVALkIu_4

2) Coge la peluca en esta posición (con las dos manos, yo tenía que darle al botón de la cámara). El frontal de la peluca tiene que rozar con tu tripa.  Esta es la manera más sencilla de meterla.

3) Apoya el frontal, más o menos centrado, sobre tu frente, y sujétalo con una mano. No te preocupes si está torcido. Con la mano libre, tira de la parte posterior hacia atrás, hasta que la acoples a la altura de la  nuca. Con este rápido movimiento te la has, literalmente, encasquetado. 

4) Busca las patillas con ambas manos, y una vez que las localices, sujétalas con índice y pulgar para desplazarlas hasta que estén en su sitio.

5) Una vez que tengas las patillas simétricas y alineadas, es hora de comprobar si el frontal está bien posicionado. Toma como referencia cuatro dedos de frente desde las cejas. Sí, hay personas que tienen la línea de implantación más baja de manera natural, servidora no llega a los cuatro dedos. Eso explicaría por qué soy incapaz de manejar con soltura una caja de cambios.

Una peluca es una peluca, por muy indetectable y natural que sea (hablo de pelucas glueless, sin adhesivos), es preferible colocarla un poco más arriba, incluso sobre la línea de nacimiento del pelo.

6) Una vez colocada, puedes empezar a cepillar y desenredar, si eres diestra, sujeta la frente con la palma de la mano izquierda mientras te peinas.Y si eres zurda, entonces viceversa: tu piel morena, sobre la arena, nadas igual, que una sirena...






Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin