lunes, 28 de octubre de 2013

¿Cómo consiguen los tintes cambiar el color de pelo?

¡Estoy actualizando el blog dos días seguidos! ¿A que no os lo podéis creer? Pues no. Esto no es un post. Es un holograma. Lo escribí la semana pasada y lo he programado, MOHAHAHAHAHA!

Bueno, pues os voy a contar una historia de abuela cebolleta. Mi hermana menor es contable, pero de pequeña le decía a todo el mundo que quería ser peluquera. Yo también tenía muy claro lo que iba a ser de mayor: soltera y trabajar en un circo. Como Teresa Rabal, mi ídolo de la infancia.
No sé si en su vida real era también soltera. Probablemente no, pero los guionistas no le ponían novio en las películas.

Así que, al final, curiosa paradoja, la que ha terminado gestionando una peluquería he sido yo. Y nadie dijo que fuera fácil. Pero no me quejo. Considero que, en cierta manera, haber trabajado en oficinas e incluso en empresas multinacionales en otras épocas de mi vida ha sido un poco como estar en una pista de circo: ¡había muchos payasos!

Últimamente estoy leyendo sobre las reacciones químicas involucradas en las técnicas de peluquería. Especialmente en por qué y cómo se consigue teñir el pelo. He encontrado un artículo muy interesante que lo explica en el site Chemistry About. Lo he traducido para vosotr@s:

--

El color del pelo también es cosa de la química. El primer tinte comercial fue creado en 1909 por el químico francés Eugene Schuller, que utilizó la paraphenylenediamina. Hoy en día la coloración del cabello es algo muy popular, ya que aproximadamente el 75% de las mujeres -y cada vez más hombres- se tiñen el pelo .

¿Cómo funcionan los tintes de pelo?
Se trata del resultado de una serie de reacciones químicas en cadena entre las moléculas del pelo, los pigmentos, el peróxido y, si lo lleva, el amoníaco.

¿Qué es el pelo?
Imagen sacada del Estudio Forense del Pelo en: http://www.monografias.com/trabajos10/pelo/pelo.shtml















El pelo está formado mayoritariamente por keratina, una proteína que también está presente en la piel y en las uñas. El color biológico de nuestro pelo lo determina el ratio y la cantidad de dos proteínas más: la eumelanina y la phaemelanina. La eumelanina es la responsable de los colores castaños y oscuros, mientras que la phaemelanina reproduce los castaños claros, rubios y pelirrojos.  La ausencia de estas sustancias es lo que hace que salgan canas.

Los tintes naturales


Las personas han tratado de cambiar el color de pelo desde hace miles de años, utilizando extractos vegetales y minerales. Muchos de estos agentes naturales contienen pigmentos (henna, nueces negras...) y otras sustancias contienen agentes decolorantes naturales que causan reacciones químicas y también pueden alterar el color, como por ejemplo el vinagre. Los pigmentos naturales generalmente funcionan cubriendo el pelo con una capa externa de color, por eso la mayoría se van perdiendo con los lavados. Que no sean permanentes no significa que sean más seguros o más suaves que las fórmulas químicas modernas.






Coloración no permanente

La  coloración temporal o semipermanente (en cristiano: baño de color) deposita tintes ácidos en la estructura exterior del pelo. Contiene peróxido en pequeñas cantidades (a veces no). En algunos casos, aplicar baños de color de manera recurrente puede conseguir una coloración permanente debeido a los depósitos de pigmento. Pero generalmente el champú lo arrastra con los lavados. Estos productos de coloración semipermanente no contienen amoníaco, por lo que la cutícula no se abre, ni se parte durante la exposición al tinte.

Tinte permanente
La capa externa de la estructura del pelo se denomina cutícula. Debe de arbrirse para que la coloración permanente penetre dentro del córtex del pelo. Una vez que la cutícula se ha partido, el tinte reacciona con la corteza para remover o depositar los pigmentos de color. Los tintes permanentes se aplican en dos pasos (generalmente simultáneos). Es esencial que el pelo se aclare al mismo tiempo, lo cual elimina el color biológico, e instantáneamente se deposita el color artificial.

El amoníaco es el principal agente químico alcalino capaz de abrir la cutícula para que el tinte pueda penetrar. También actúa como catalizador, cuado la coloración permanente se mezcla con peróxido de hidrógeno. El peróxido se usa precisamente como agente decolorante, que elimina el tono natural o el tono de un tinte anterior y permite que la nueva coloración se fije al pelo.

Además, se le añaden varios tipos de alcoholes y acondicionadores cosméticos. Los acondicionadores cierran la cutícula, sellan y protegen la tonalidad nueva.

Cómo funciona la decoloración

El cloro se utiliza para aclarar el pelo. Este producto químico reacciona con la melanina, quitándole el color, mediante una reacción química irreversible. El cloro oxida las moléculas de melanina, y aunque esta proteína permanece en el pelo, ya no tiene color. De hecho el color amarillo es el tono natural de la keratina. Pero el cloro también reacciona con la eumelanina (la responsable de los colores de pelo castaño y oscuro), y precisamente por eso aparecen tonos naranjas o rojizos residuales. El peróxido de hidrógeno es uno de los agentes decolorantes más comunes en cosmética. Se utiliza en una solución alcalina que abre la cutícula de cada cabello para que el peróxido penetre y reaccione con la melanina.





----

Espero que este post os resulte de interés. No sé lo que significa catalizador, pero me suena a ciencia ficción como me sonaba lo de "transportador de ángulos". Ahora bien una cosa es la teoría y otra cómo en la práctica reaccionan los componentes de nuestro pelo frente a los productos químicos que contienen los tintes. Y si nunca te has teñido, hazte la prueba de sensibilidad antes :)












1 comentario:

Anónimo dijo...

No importa que sea programado, interesante, como siempre!

LUNABLANC12.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin