jueves, 31 de mayo de 2012

Dejo el tratamiento de Metformina

Cómo me jode que ahora retumben en mi cabeza las palabras del médico: "No es necesario tomar metformina en tu caso porque no tienes sobrepeso ni alteraciones menstruales". Aunque por mi historia clínica/antecedentes familiares sí que hay claros indicios de R.I., aparte de glucosa tirando a baja en ayunas, su recomendación fue... redoble de tambores.... ¡Dieta y ejercicio!

Al final hice lo que me dio la gana, muy propio de mí. Pero, después de cinco meses he decidido unilateralmente (o sea, la misma unilateralidad que cuando empecé a tomarlas) interrumpir el tratamiento.

¿Y por qué? Pues por estos motivos...

- Comencé tomando 500 mg de metformina de absorción rápida (vamos lo que me vendieron en la farmacia sin receta). Náuseas y algo de descomposición los primeros días, lógico y normal según el prospecto. Sólo había algo que me asustó: respiración de Kussmaul. Ya la había experimentado cuando me prescribieron ACO, por lo que sabía que tarde o temprano pasaría. Y pasó. Y entonces empezaron los síntomas rarunos... la comida me daba asco, sobre todo el huevo (incluso ahora). Asco el mero hecho de oler un guiso o una lata de conservas o una tortilla francesa (especialmente eso, agggh). Sólo tenía hambre de dulce (bollería, chocolate, gominolas) o de platos hiperglucémicos como el arroz y la pasta. Mmmmh macarrones ricos. No es que necesitara pegarme atracones, es que absolutamente todo lo demás me daba asco y me quedaba poco en la lista de lo que toleraba acercarme a la boca. Por lo tanto se daban dos situaciones: no podía comer del asco, y cuando comía lo hacía mal y a deshoras. Otros días me daba la venada por los frutos secos, el marisco... ahora bien, si el martes bajaba al chino a las diez de la noche a por un paquete de pipas con sal porque tenía un antojo que me superaba y no había comido nada en todo el día, el miércoles por la mañana me moría del asco sólo de sentir el olor que desprendían las pipas que sobraban en la bolsa. Cada vez tenía más comida non grata en mi lista.

- A las dos semanas o así me adapté a los 500mg y traté de alimentarme mejor. Pero me tocaba subir la dosis a 1.000. No tenía náuseas todos los días, así que a veces podía hacer dieta de persona normal (o sea, alimentos caseros, sanos y variados). Otros días me venían los ascos y necesitaba alimentarme a base de dulce o simplemente ayunar. Así que compré batidos sustitutivos tipo Biomanán (pero del Eroski) sabor chocolate. Con ese truco me fue bien durante una semana y subí a 1.500. Contrapronóstico no pasó nada en relación a las náuseas. Pero empecé a tener sed extrema y por lo tanto, poliuria. 

- Con 1.500 podía beberme perfectamente 3 litros de agua en una mañana de trabajo, e ir al baño cada 30 minutos de reloj. Tenía sed, bebía, me meaba toda. Pero pis a lo bestia, como un caballo de carreras. Las náuseas casi habían desaparecido a excepción por los huevos en tortilla francesa (más bien el olor, no sé).

- En ese momento, me empezó a mosquear la intolerancia a la cafeína. Soy hipotensa, y si no desayuno café no soy persona. Literalmente. Se me cae la baba, gruño, juro en hebreo... Si a eso le sumamos el insomnio y sacar adelante un negocio propio, deberían subvencionarme la cafetera... Pero empecé a notar un temblor horrible y una sensación de resaca después de desayunar mi chutecito de cafeína que no era ni medio normal. Acostumbrada a dos cafés y una coca cola a media tarde manteninedo pulso de cirujano, tras una simple dosis mañanera me castañeteaban hasta los dientes. Sí, mandíbula rígida y boca entre abierta, como si tuviera mono de farlopa. 

- Cambié la metformina de absorción rápida que tomaba 3 veces al día (500mg) por la de absorción lenta. Comencé con 850 mg por la mañana. No noté absolutamente ningún efecto secundario, es más, los deseos de estar bebiendo agua desaparecieron. Así que a los cuatro días, incorporé la otra pastilla, 850mg por la noche (siguiendo el prospecto).

- Y se jodió mayo con todas las flores. No sé si ha coincidido que he pillado un virus, pero me pegué una jartada a vomitar durante dos días hasta la puta bilis. Y así me he pasado la semana, a base de Primperán, Aquarius y purecito de verduras que cocina mi santo varón..

He tenido que tomar una decisión. La metformina no me sienta bien, y ni siquiera siguiendo el prospecto (muchas chicas la toman para el SOP, yo tengo una variante de SOP), además de subir la dosis poco a poco, e inclusive probar con la de lenta absorción.

Voy a esperar al lunes para desayunarme un café, a ver si mi cuerpo tolera ya esa ambrosía negra que me hace persona cada mañana. A mi favor he de decir que llevo seis meses sin el nespresso de mediodía y sin la coca cola para merendar, por lo que creo que mi drogodependencia a la cafeína ni es drogo ni es dependencia ni es nada de nada. Simplemente soy hipotensa, gourmet y un poquito  gilipollas.

Ya no tengo sed, y eso que el sol aprieta en mi ático de Madrid que se esconden los lagartos. Ahora me obligo a beber dos litros. No sabéis lo fea que estoy con la cara hinchada por el edema de retener líquidos.

Y voy a dejar de comer guarrerías, de fast food, de gominolas y de beber cerveza como Homer Simpson. Ya está, decidido. Ayer estuve en el herbolario y me he llenado la nevera de cosas que ni me apetece comer ni por asomo, pero ay amigas, es sólo el triunfo de la voluntad, aunque suene nazi, lo que me va a librar del cáncer (más los complementos inositol, onagra, graviola, dieta hipoglucémica, gimnasio etc).

Si hay algún médico en la sala que tenga a bien escribirme para llamarme gilipollas, lo acepto, y esta vez sí que sí que lo publico. Palabrita.


Actualizo: estoy pensando que, aunque en el prospecto dijera lo contrario, la metformina a mí sí me produjera bruscas bajadas de glucosa. Eso podría explicar que mi cerebro pidiera a gritos comer dulces y carbohidratos, al contrario que le sucede al resto de los mortales.


sábado, 26 de mayo de 2012

#CierraBankia, esto es Españistán

Mientras los responsables del portal Youkioske están detenidos, varios estudiantes han pasado semanas en la cárcel por manifestarse contra la privatización de la educación (y un largo etcétera de atentados contra los derechos fundamentales en Españistán), políticos corruptos, miembros de la casa real y banqueros ladrones siguen libres con total impunidad.

Banqueros de ese infame agujero negro de dinero público que es Bankia, entidad responsable de la mayoría de los deshaucios de familias y NIÑOS en este país de pandereta, aunque tenemos otros casos como Novacaixagalicia, CAM y muchas más...

Por favor, sólo tú puedes cerrar Bankia. #CierraBankia, cancela tu cuenta. Y que sus pufos, chanchullos y corrupciones las paguen de sus millonarios bolsillos o donde tienen que estar: cumpliendo condena en una prisión.

 NO a que 23.500 millones de euros procedentes del erario público sirvan para recapitalizar los pufos de una entidad financiera que ha sido gestionada por ineptos y sinvergüenzas miembros de la mayoría de sindicatos y de partidos políticos de este país. No han hecho más que poner la mano y mirar para otro lado mientras otros se lo llevaban calentito. Que lo paguen, sí, pero en la cárcel.

#CIERRABANKIA

Esto es Españistán, paraíso de los ladrones, estafadores, políticos corruptos y de una Iglesia perversa y podrida de dinero que hace llorar al niño Jesús (buscad los datos de qué porcentaje real de Cáritas Diocesana se financió con fondos de la Iglesia en el año 2008, no llega ni al 2%).






jueves, 17 de mayo de 2012

Fotos con mi nueva peluca glueless

¡Hola chicas!

Quería compartir con vosotras las fotos que acabo de hacerme con mi nueva peluca front lace.

Ha sido dar otro gran paso más en mi vida... os animo a que hagáis algo con vuestro pelo, aunque sea utilizar nanogen, el subidón de autoestima es inmediato.

 Es de pelo indio remy, liso natural, y trae los nudos bien blanqueados. Ya sabéis que soy una sibarita y todo lo que me compro tiene que quedarme como un guante y con un resultado muy natural. Esta peluca en concreto es glueless pero indetectable.

 Pero como una imagen vale más que mil palabras, espero que disfrutéis de las fotos...






¡Ah! Y también he cerrado mi cuenta de Bankia.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Alopecia femenina: hay que actuar sobre las causas y NO sobre los síntomas

Mis queridas y amadísimas lectoras-gente-de-bien,

Últimamente no tengo mucho tiempo así que tardo varios días en maquinar y redactar el post. En un alarde de suma inteligencia publiqué el título sin contenido, me equivoqué al guardarlo en borradores. Pero bueno, es algo que ya he arreglado.

El título del post... actuar sobre las causas y no sobre los síntomas. Muchas estáis en pleno peregrinar de especialistas. Es algo que yo ya he vivido y me siento como la abuela cebolleta en este tema. No sé cuánto dinero me he dejado en tratamientos farmacológicos y en médicos a razón de 100 € la consulta. Quizá más que en extensiones y prótesis. Y para qué, si me ha servido de poco o nada. No importa que tengas el mejor Porsche del mundo si lo conduces como el culo y te la pegas contra un chopo. Susituid Porsche por "investigaciones relacionadas con alopecia femenina, insulina y SOP" y el resto de la frase por "te toca un médico ignorante que se lo pasa por el arco del triunfo".

Porque cuando vas a un especialista para explicarle problemas de alopecia, y sin mediar más de cuatro palabras o dos miradas condescendientes te extiende una receta de antiandrógenos (androcur, diane, yasmin etc): huye. Huye lejos, huye rápido, no vuelvas. Personalmente haría un simpa. Digo que YO lo haría dadas las circunstancias. Insisto en el YO, no quiero que las hordas de trolls me llenen el buzón con soplamemeces del tipo  incitas al robo o cosas por el estilo. No, no, no.

Estamos en la misma mierda de siempre.  Tratar los síntomas. Y la alopecia, aunque sea algo que nos amargue la existencia y nos quite las ganas de todo, es un mero síntoma en la inmensa mayoría de los casos. Seguro que hay chicas que simplemente han heredado una hipersensibilidad a los andrógenos a nivel local, como su padre, abuelo o hermanos. Seguro que se han dado casos, y entonces el tratamiento efectivo constaría de minoxidil y finasteride bajo control médico, hablamos de alopecia androgenética pura y dura, sin F de femenina. ¿Pero de qué porcentaje de chicas estamos hablando? ¿De un 10% sobre el total de afectadas?

Las demás, la aplastante mayoría, tenemos desordenes metabólicos y endocrinológicos: el mayor de nuestros problemas relacionados con la salud no es que se nos caiga el pelo precisamente. En el ámbito psicológico, afectivo y sociológico sí lo es, pero no en el fisiológico. El pelo es un vestigio evolutivo, a pesar de la cantidad de chorradas que pueden decirse en  20 segundos de anuncio de Panten. Y por eso, hay que combatirlo desde TODOS los flancos. Todos.

A partir de ahora voy a hablar muy clarito le pese a quien le pese: no os acerquéis a los ginecólogos a no ser que tengáis miomas, papilomas o problemas a nivel de órganos genitales-reproductivos graves. Al dermatólgo podéis ir a ver qué opina, PERO LO PRIMERO QUE TENÉIS QUE HACER ES IR A UN BUEN ENDOCRINO. Es preferible que invirtáis más dinero en encontrar al mejor endocrino que en pedir segundas opiniones a otros especialistas a ver a cuál le viene la inspiración.

Ya es hora de que nos INDIGNEMOS nosotras.

Indignaos con los ginecólogos misóginos, paternalistas, que nos sobrehormonan y ponen en peligro nuestra salud. Que nos tratan como a niñatas, que mutilan nuestros órganos genitales incluso.

Indignaos con los médicos de cabecera que se burlan, que nos ignoran, que ponen problemas para un análisis de sangre o para derivar al especialista.

Indignaos con los dermatólogos que no tienen más idea de alopecia femenina que cualquiera de nosotras. Que ponen el mismo tratamiento standard hasta al canario. Que se llenan los bolsillos de las batas recomendando cosméticos e incluso ¡tratamientos de laser en clínicas de timoestética!

INDIGNAOS con un sistema sanitario que nos tiene castradas. Literalmente. Abocadas a enfermedades mucho peores por ponerle el parche al mero síntoma de alopecia: diabetes, hipertensión, esterilidad, hipercolesterolemia, CÁNCER.

 Cuidad la dieta. Haced ejercicio. Sed felices.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin