miércoles, 21 de septiembre de 2011

La atención al parto en España es una vergüenza

Quiero aprovechar para compartir con vosotras  la carta de la bloguera Jesusa Ricoy Olariaga:

Carta abierta a la S.E.G.O

Amanecía mi día de hoy con un puñetazo en el estómago en forma de viñeta zafia, plantada en mi Iphone a través de una denuncia de la Asociación "El Parto es Nuestro".El dolor, la rabia y la incredulidad que he sentido son indescriptibles.

Entre varios de los trabajos que desempeño en relación con la maternidad, está el de escuchar a madres a las que sus partos les cambiaron la vida para peor, para infinitamente peor.
En la gran mayoría, digamos un 95% de las llamadas, los emails y las charlas que mantengo este sufrimiento a veces físico, a veces emocional, y a menudo ambos, ha sido derivado de la atención o el trato recibidos durante el embarazo y el parto.

Las situaciones que estas mujeres describen, a veces sólo pueden ser comparables a un relato de una victima de tortura, un secuestro o similar, en definitiva a lo que contaría alguien desprovisto de su identidad, privado de dignidad, humillado y tratado con muy poca o ninguna humanidad.

La humanidad en este contexto es eso que nos hace reconocernos en el otro y que por lo tanto nos hace saber cuando hacemos daño y nos obliga a dejar de hacerlo, sentimos compasión. El problema es que al sentir compasión hay alguien que se encuentra en una situación de poder frente a otro. Hay una victima.

Hay varios experimentos citados hasta la saciedad como el de Milgram (1) y el de Zimbardo (2) y conceptos como el de "banalidad del mal"(3) que explican comportamientos extremos que ocurren cuando se traslada nuestra autoridad a otro o a un sistema organizado, la capacidad de ser malos cuando nos convertimos en ejecutores y dejamos de ser autores.

Ustedes dirán que exagero con mis comparaciones y referencias, pero cuando las mujeres me cuentan que al llegar a una maternidad para dar a luz se les da una bolsa para que metan todas sus pertenencias y a continuación se les entrega una bata igual a todas las otras mujeres, cuando se les rasura el vello pubico, se las hace defecar, se expone su zona vaginal con la puerta de la habitación abierta, cuando se habla de ella y no con ella, cuando se le gritan ordenes y no se les escucha, cuando se la separa de sus seres queridos, sólo hay ciertos sitios y situaciones que se me antojan comparables.

Pero además escucho sus llantos, su falta de aire al recordar cada olor, cada gesto, cada palabra que se les repite una y otra vez, escucho que les duele la vagina y sé que la vagina es nuestro centro, nuestra identidad y nuestra fuerza y oigo en su voz que les duele el alma. Les aseguro que no me río, no sólo no me mofo, sino que su dolor entra en mi día y en mi casa, y lo llevo conmigo de alguna manera para siempre.

Les podría contar muchos casos, pero por respeto a estás mujeres sólo les diré que a menudo y refiriéndome tan sólo a practicas como el abuso y mal uso de fórceps y las episiotomías innecesarias dejan ustedes a una lista infinita de mujeres incontinentes, avergonzadas, asexuadas, aniñadas, mutiladas, heridas y vulnerables.

Hay mujeres que se divorcian, pierden el trabajo y están gravemente afectadas psicológicamente por como fueron tratadas durante sus partos, estas mujeres además cuidan de sus bebés, a veces entre lagrimas, a veces desconectadas de ellos y a menudo con un montón de sentimientos encontrados.

El dolor del que hablo, entiendo que no tiene un culpable y tal y como se "explica" en los experimentos anteriormente citados, el culpable de semejante dolor es ese sistema organizado que crea protocolos que acaban ajusticiando a aquellos a los que pretendían salvar. Hasta podríamos culpar a la iatrogénia, si necesitáramos excusas.

Pero el puñetazo en forma de viñeta, de la mano del Dr. Server. El "toque de humor" de la gaceta que publica la S.E.G.O va más allá y es simplemente inaceptable.
Lo que ustedes han hecho es reírse de sus victimas y sin compasión, es abuso de poder.
La forma de dibujarse a si mismos y a las mujeres para las que trabajan es la peor de las violencias, es el mayor de los mal tratos. Es reírse del que sufre tras hacerle sufrir. Es carecer de humanidad. Es cobarde. Es feo.
Pero así de esta manera tan vulgar y zafia se ofrecen por fin en la más absoluta sinceridad.
Lo han conseguido, por fin se puede decir alto y claro que es sistema de atención al parto en España es una vergüenza.
Y les aseguro que a mí esto no me hace ninguna gracia.

Ya está bien. La agresión es también reírse de ella y permitirla.
Si seguimos aceptando lo inaceptable además de victimas seremos verdugos.

Jesusa Ricoy Olariaga

http://jesusaricoy.blogspot.com/2011/09/la-tolerancia-de-lo-inaceptable_19.html

martes, 13 de septiembre de 2011

Prótesis capilares: ¿qué materiales simulan mejor el cuero cabelludo?

Actualizado abril 2013
Llevo varios años estudiando materiales e investigando técnicas de fabricación de prótesis capilares, y ahora me gustaría compartir algunos apuntes con todas vosotras:

LACE

Es el tejido, generalmente sintético o algodón, más utilizado en prótesis y pelucas. También se conoce por "Hollywood system". Podemos traducirlo como "encaje" aunque en realidad es un tipo de tul. Se puede conseguir en prácticamente todas las tonalidades de piel. El pelo va anudado, y nos encontramos con su desventaja: NUDOS. Los nudos, si son dobles y además no se han blanqueado (decolorado), da la sensación de que tenemos el cuero cabelludo lleno de "pipis".

Sin embargo, existen técnicas para blanquear nudos, y convertir una pieza "piojosa" en un postizo prácticamente indetectable. No obstante, soy de las personas que, a golpe de experiencias lamentables, opinan que los experimentos es mejor hacerlos con gaseosa. Exigid o acordad con vuestro proveedor que los nudos estén blanqueados antes de comprar el sistema y liarla muy parda con crema decolorante en casa.

French lace: es el lace más utilizado por su resistencia. Las celdas son más grandes y el hilo es más grueso. Abajo podéis ver el detalle de Beyoncé con una peluca french lace. Las piezas y pelucas de french lace con nudos dobles tienen una durabilidad de años. ¿Precio? Depende de la calidad del pelo y largura, pero podéis conseguir pelucas de french lace a partir de 200 euros.
Detalle french lace al contacto con la piel (arriba) y Beyoncé con peluca front lace tipo french

Swiss lace: indetectable pero frágil. Las celdas son más pequeñas y finas, los nudos suelen ser sencillos (pelo a pelo). ¿Precio? De 250 euros en adelante, depende de la calidad del pelo, largura, tamaño etc. Detalle swiss al contacto con la piel
Detalle de prótesis parcial con swiss de Free Style

Detalle de parcial con swiss lace de Free Syle

Monofilamento: se trata de una membrana de lace mucho más tupida en la que los nudos no son visibles y trata de imitar el cuero cabelludo, con un acabado más natural. No conozco muchas piezas con este material, pero sí pelucas. Podéis conseguir una peluca decentilla de monofilamento y fibra futura (sintética que imita la textura del pelo humano) a partir de 80 euros. Tengo una peluca así, y la verdad que da más o menos el pego. Detalle tejido monofilamento

Silk top: muchos fabricantes lo definen como un "sandwich". El pelo se anuda en una capa de lace grueso, pero se entresacan a través de otro tejido con aspecto de gasa o de seda, de modo que los nudos permanecen ocultos debajo y se consigue dibujar una raya con aspecto tan natural como la pericia del fabricante lo consiga. Podéis conseguir, en internet, piezas de Silk top a partir de unos 200 euros (depende de la calidad del pelo, largura, tamaño etc).  




Foto primer plano silk top de la marca  Free Style

Primer plano silk top de la marca Free Style
 

Hay muchas categorías de silk top, los mejores son cuando el cabello se entresaca de manera individual o de dos en dos para evitar el acabado cabeza de muñeca.  Como los nudos van ocultos, pueden ser dobles haciendo que la pieza sea mucho más resistente y duradera.

PLÁSTICOS

Poliuretano, látex, siliconas y otros materiales similares para crear la sensación de un falso cuero cabelludo en el qeu se inyectan los pelos.

Thin skin / PU: estos materiales se utilizan mayoritariamente en piezas masculinas, de apenas unas micras de espesor. Los hombres se afeitan la cabeza y desde cualquier ángulo, la fina película simula carne de la que brota su pelo. Se puede jugar con las densidades para simular una incipiente alopecia difusa, pero en realidad el usuario está totalmente calvo o rasurado debajo. Aplicado a piezas femeninas, el poliuretano más grueso puede combinarse con swiss o lace en el frontal y también
permite coser clips. Mi pieza de Sinowigs es thin skin, a la que me gustaría hacer varias observaciones:
- Si el thin skin es anudado, tened en cuenta que los nudos se pueden ver porque es imposible blanquearlos.
- Aseguraros de que el this skin que os venden es mate. De lo contrario brillaréis y parecerá que tenéis la cabeza sudada o plastificada.
- Si conserváis pelo debajo, el thin skin es translúcido y automáticamente se oscurecerá, por lo que no conseguiréis marcar raya muy natural. Haced coincidir vuestra raya con la que esté ya predefinida en la pieza y fijadla exactamente encima.

Como ventaja, es un sistema que se adhiere muy bien a la cinta de doble cara y al pegamento de base acuosa, mucho mejor que el lace pues los adhesivos no traspasan y no manchan el pelo. Permite la modalidad free style, y podréis peinar la raya donde queráis.

 Insistid a vuestro proveedor que tenga microporos. Si no, chorrearéis literalmente en verano, aparte de terminar con dermatitis u otro tipo de irritación a causa del sudor sería antihigiénico. El problema del thin skin microporoso es que absorbe tanto el residuo del pegamento, el sudor, la grasa, disolventes etc, etc... y se va volviendo blanquecino-opaco.

Mi pieza de Sinowigs sufría un contínuo shedding. No sé si era por su baja calidad o por la fragilidad del propio material que utilizaron. Podéis conseguir piezas online a partir de 150 euros, dependiendo de la calidad, largura y cantidad de pelo.
Foto raya thin skin anudado


Poliuretano - técnica vloop, muy recomendada para prótesis femeninas, permite pelo largo sin mucho shedding.

Frontal poliuretano muy fino - técnica vloop
  Tenéis piezas de PU a partir de unos 150 ó 250 euros (online).


Thin Latex, o "latex new generation": la joya de la corona en piezas masculinas, es tan fino que se funde litaralmente con la piel. Sólo recomiendo este material a las que vayáis completamente afeitadas, pues es tan frágil que no permite coser clips. No os preocupéis por la línea de implantación del pelo. La pieza "desaparece".  A partir de 200 - 250 euros.

Foto pieza masculina Thin Latex


¿Qué material escoger?

Si sois sibaritas, como yo, y no queréis que descubra el pastel ni vuestra madre, entonces está claro: combinación de swiss con silk top. Si váis por la vida completamente afeitadas, definitivamente thin latex inyectado. No olvidéis pedirla free style para que podáis peinar la raya en todas las direcciones, y exigid que la pieza, aparte de blanqueada en el swiss, se haya ventilado correctamente. No me refiero a colgarla fuera para que se oree. El pelo nace de la cabeza humana con unos grados de inclinación, no plano como una tabla. La ventilación trata de imitar esa inclinación natural del nacimiento del pelo.

Son los materiales más indetectables, pero también los más caros y frágiles. Posiblemente necesitéis dos o tres piezas cada año.

Por otro lado, si os pasáis la vida en el gimnasio o practicando deporte (cosa que yo debería hacer), optad por el monofilamento, en sistema de clips. Es resistente y mucho más transpirable. Podéis combinar también silk top con french lace si habéis afeitado la línea frontal, aunque el silk top es bastante más delicado. Os recomiendo que tengáis una de cada. La de sudar en aeróbic (monofilamento) y la de ir a la oficina o salir por ahí (silk).

Si nadáis: monofilamento o french lace con adhesivos resistentes al agua, como por ejemplo el Ultra Hold y el scalp protector thick especial para practicar deporte y natación.

Y recordad:

- Free style: significa que puedes peinar la pieza en las direcciones que quieras ( cambiar la raya).
- Remy: pelo unidireccional. Pedid siempre remy, de lo contrario os pasará como a mí, me podía tirar horas desenredando la pieza de sinowigs.
- Virgen: es pelo no tratado químicamente. Pero no os dejéis engañar. Si sois castañas claras o rubias, nadie os va a vender pelo indio virgen de verdad por mucho que lo anuncien y os cobren el plus a no ser que se trate de pelo ruso certificado (exigid ver la certificación).

Tipos de pelo::
http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2013/03/diferencias-entre-el-pelo-indio-malayo.html

viernes, 9 de septiembre de 2011

Prótesis capilares: ¿podré bañarme en la playa?

Estimada Borah,

Permíteme que te dedique una nueva entrada de este blog. Aunque tu comentario haya dado pie a esta "epístola", va dedicada a todas vosotras, mis queridas lectoras.

Vosotras que vivís alienadas, acongojadas y en definitiva amargadas frente al espejo varias veces cada día, con innumerables botes de espuma, laca extra fuerte, decenas de horquillas, gomas o pinzas que se amontonan en la repisa del lavabo; por no hablar de todos los frascos de champú: extra volúmen, antigrasa, anticaída, fortificante... que decoran el quicio de la bañera, o la colección de espejitos plegables que lleváis, uno en cada bolso, para comprobar que el peinado -o bien obra de ingeniería- se mantiene hora tras hora que permanecéis fuera de casa.  Os pasáis el día con esa mierda rondando vuestra cabeza, y no me refiero precisamente a los cuatro pelos indomables...

He vivido bajo ese yugo muchos años. No me burlo de vosotras. Ahora lo recuerdo y no siento pena ni compasión. Simplemente me estresa. Me pone nerviosa el mero hecho de pensar en ello, de revivir por unos segundos la situación de ansiedad contínua. ¿Y si se ha movido el mechón que tapa, estratégicamente, el clareo de la coronilla? ¿Y si se me ha abierto la raya? ¿Y si un compromiso social me obliga a sentarme bajo un halógeno? ¿Y si no he distribuido bien el nanogen y parece que me han espolvoreado hollín?

Mierda. Mierda y más mierda. Llega el verano. Transpiro en exceso por la cabeza. Sudo más que Camacho en una sauna. ¿Piscina? ¿Playa? ¿Cómo voy, ni siquiera, a imaginarme nadando y buceando otra vez? Como cuando era pequeña y veraneaba con mis primos en Gandía. Con manguitos rojos y haciendo snorkel en una poza. Ja.

Tardé más de un año en decidirme a usar un parcial con clips (y dos en afeitarme la cabeza, cosa que tendría que haber hecho en 2009).

Meses más tarde, me cansé de la pieza de clips y me cosí extensiones por toda la cabeza, el invento del siglo, si no fuera porque no te da mucha versatilidad en el peinado (no puedes hacerte raya) y como es obvio, se nota que llevas extensiones. Aprovechad ahora que está de moda ponérselas: actrices de cine, presentadoras de televisión, cantantes...  Nadie se cuestionará nada.

¿Qué creéis que estaba deseando hacer nada más me cosí las extensiones sew in? ¿Salir a una discoteca a tomar una copa y lucir pelazo? ¿Conducir un descapotable con la melena al viento? ¿Moldear con planchas los larguísimos mechones y aparecer en la oficina peinada en bucles, como las divas de los años 40?

No. Lo único que quería era meterme debajo de la ducha, mojarme completamente la cabeza y mirarme. El espejo devolvió la imagen de una mujer con una cabellera abundante, oscurecida y brillante por el agua. Los mechones, ondulados por la humedad, goteaban y se pegaban a los hombros. También escurrían por el pecho y la espalda. La imagen de una mujer absolutamente normal, recién salida de la ducha. O de la piscina. O del mar.

Al igual que con las extensiones sew in, con la pieza que compré en Sinowigs me he bañado, he buceado, he tomado el sol y francamente, nadie me ha mirado con cara rara. No me han preguntado por qué mi pelo es abundante, o por qué nado con una coleta en vez de dejarlo simplemente suelto. Por qué lo desenredo inmediatamente al salir del agua, o por qué lo sujeto con pinzas o lo trenzo para que no me moleste al tomar el sol, como hacen tantas chicas "normales" en verano.

Nadie se percata de  eso. Pero sí existe un imán invisible, un reclamo que llama la atención por la escasez capilar femenina y los cueros cabelludos que brillan al sol. La gente se fija en eso porque da morbo. Un simple experimento sociológico y cultural que podéis comprobar en vuestras propias carnes: despertaréis más curiosidad por defecto que por exceso.

Una chica con buen pelo no despierta el interés morboso o compasivo de nadie. Si acaso miradas de hombres, y, por qué no, de otras mujeres que sientan atracción por una melena cuidada y bonita. Envidia también.

El cabello es un distintivo que evoca feminidad, sensualidad e incluso sexualidad desde tiempos inmemoriales, ¿por qué creéis que el Islam todavía lo oculta bajo pañuelos o nuestras abuelas iban a misa tocadas por un velo negro?

Dejad de echar balones fuera. De indecisión. De ponerle pegas o de inventarlas si no las encontráis. De revolcaros en la cochiquera autocompasiva, de regodearos en vuestra desgracia. En una palabra: autosabotaje.

No, no es engañéis. No es la alopecia. El problema está en vosotras: sois vuestras peores enemigas.


----------------


Ps. Por el cloro y el salitre, la pieza de Sinowigs (de pésima calidad, ojo, incluso nueva) se ha quedado hecha un estropajo. Pero bueno, eso ya es otra historia...

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin