viernes, 26 de agosto de 2011

QDHairbeauty hairpieces, cerca del ideal pero va a ser que no

Qué rabia me da escribir una nueva entrada de "las locas locas aventuras de mi vida con prótesis", para dar otra mala noticia...

He recibido mi nueva pieza de QD Hair Beauty. Al menos ese es el dominio principal de su página web, porque la razón social es algo así como Wigs Royal y residentes en Quindao, el parque industrial temático del pelo, como Alicante con los turrones. Comentario irrelevante.

Bueno, la han hecho en tiempo record. Desde que efectué el pago hasta que me ha llegado a casa creo que no han pasado más de 22 días. Han cumplido el plazo de tres semanas naturales de forma escrupulosa (no como en Sinowigs que se tiraron 4 meses para enviar un matojo indomable). El pelo es europeo remy (un poco tieso me parece a mí, espero que no lo hayan mezclado con pelo chino), y el material es top silk.

Qué decir del material... increíble. A una distancia normal, de conversación, incluso cercana, es un cuero cabelludo de mentira pero de verdad de la buena. Mucho más indetectable que el thin skin de Sinowigs (brillante, y con unos nudarros...). Inclusive tiene un pequeño remolinín a la altura de la coronilla que le da el toque de gracia.

En el top silk los nudos van ocultos. Eso sí, viene con un pequeño ribete delante, algo que llaman ribbon, y no me acaba de convencer. Para las chicas que cosen clips justo ahí es ideal, pero yo que me afeito cada dos días, cual legionario, no lo necesito.

De todas maneras la tengo que devolver, así que aprovecharé para pedir que eliminen el ribbon delantero y de paso que se aseguren de que la malla es swiss, porque me da la sensación de que me han colado french. El french lace es más resistente, sí, pero más llamativo.

¿Que por qué tengo que devolverla? Pues porque a pesar de enviar foto de mi cabello natural, un castaño más bien claro tirando a cobrizo (ya me habéis visto en este blog), e incluso advirtiéndolo de antemano por email, he recibido una pieza más negra que el sobaco de un grillo.

Espero que la política de devolución sea igual de exquisita que el servicio de atención al cliente, y mantengan los maravillosos plazos que he tenido con ellos. Si no, hay dos opciones, revenderla (está nueva) o teñirme el pelo. No me veo de morenaza, no. Endurece mucho los rasgos, y pretendo amortizar los 180 euracos de extensiones castaño claro que me acabo de coser en la nuca.

En fin. Pasen y vean:





Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin