domingo, 18 de abril de 2010

AGA lo que AGA, mi pelo como una braga

Buenas,

Ya lo he decidido. Además ha coincidido con un ascenso, una sustancial subida salarial y unas palabras reveladoras de mi santo: "Creo que utilizar lo que esté a nuestro alcance para mejorar la apariencia física sin necesidad de pasar por quirófano es algo muy positivo y saludable. La gente tiene muchos prejuicios al respecto". Pues sí, querido, veremos si sigues pensando así cuando te des cuenta de que mi volúmen capilar ha pujado, cual levadura Royal, de la noche a la mañana.

Ya me he decantado por esta cadena de peluquería: http://www.hairdreams.com/es/espesor-de-cabello, que cuenta con varias franquicias en Madrid capital. Siempre quise ir a Yqué!, tengo muy buenas referencias, pero no me lo puedo permitir porque está muy lejos tanto de mi lugar de trabajo como de mi casa. Tardaría más de una hora en llegar en transporte público. Si un día se me descarrila el bisoñé y necesito una puesta a punto urgente, ¿cómo me apañaría sin coche? Imposible.

La próxima semana voy a llamar a las tres peluquerías más cercanas que trabajan con el sistema Volume+ para pedir presupuesto y que me hagan una demostración del producto. Dios Mediante para finales de mayo me olvidaré de la alopecia y podré darme un buen homenaje caribeño. Con submarinismo y todo.

Que recurra a la microlínea no significa que tire la toalla, de hecho mis clareos no son demasiado evidentes, pero mi raya se ha convertido en una pista de aterrizaje. Incluso pensé en alquilarla a AENA después del cristo que se ha montado en los aeropuertos por la nube de ceniza volcánica. Seguiré el tratamiento con finasteride y yasminelle sine die. Sé que yasminelle no me está ayudando nada, pero ahora que tengo pareja estable reconozco que tomarlas tiene cierta ventaja. Después de dos meses, creo que el efluvio por dejar las infame Diane está remitiendo poco a poco, pero aún me desespero cuando me peino y todos los restos del naufragio capilar se quedan apelotonados en el sumidero del lavabo...

Insisto en que soy de las pocas mujeres que lograron recuperarse sustancialmente, y en tan sólo 6 meses, simplemente utilizando minoxidil 5% 1ml cada 12 horas. Por desgracia, mi dermatólogo, a pesar de ser el jefe de servicio de uno de los hospitales más famosos de Madrid, me dijo que el tratamiento no era crónico, que si estaba contenta con los resultados, lo dejara. Por su puesto me faltó tiempo para tirar el frasco a la basura, ya no tenía prácticamente ningún clareo. Valiente hijo de Satán. Se me cayó todo, y jamás volví a responder con tanto éxito a ninguna medicación. Se pasó mi tren por hacer las cosas mal, por estar mal asesorada, vaya.

Posteriormente di con otros tantos doctores bocachancla que me recomendaron encarecidamente ACO, y eso fue el golpe de gracia a mi pelo. Ahora, gracias a todos y cada uno de ellos, necesito un postizo. ¡Belcebú os lo pagará con un gran herpes genital!

No voy a tirar la toalla. Aún me quedan 2 años para saber si el finasteride funciona en mi caso o no; no voy a dejar de tomar fármacos a pesar de haberme decantado por la prótesis parcial. Quizá en 2012 mi pelo haya dado un cambio de 180º y ya no necesite microlínea. O sí. No tengo ni idea, lo único de lo que estoy totalmente segura es que jamás volveré a confiar en ningún médico.

Os mantendré informadas de absolutamente todo, hasta de si me levanto de la cama con más o menos enredo. Cómo se lava, cómo se seca, cómo se recoloca, peina y moldea... Y colgaré muchas fotos. Muchas.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin