domingo, 2 de agosto de 2009

Medicina: enferma y misógina

Insisto en que no tengo ninguna formación sanitaria profesional. Es más, mi paso por la Universidad fue con más pena que gloria, y ni siquiera ejerzo. De hecho como os comenté en el anterior post, me despidieron del trabajo, aunque estos últimos días he llegado con mi empresa a un acuerdo poco satisfactorio, pero al menos conservaré 2/3 de mi sueldo y haré jornada reducida. Aunque si os digo qué estudié, en qué trabajé y la "tarea" que me han encomendado ahora, os resultaría muy surrealista. En apenas un año he pasado de las ciencias sociales a la consultoría en el sector del software, y ahora, sin comerlo ni beberlo, me veo realizando labores puras de administrativo.

Al margen del caos en el que está sumida mi vida profesional y sentimental, tengo otro handicap que aún agrava más mi situación a nivel emocional: la alopecia. Desde hace diez años he tenido que peregrinar de médico en médico, de consulta en consulta y de especialista en especialista, cosa que siempre he detestado por mi aversión a la bata blanca. Resultado: en realidad ninguno, y un síndrome de Katraska de manual. Cada vez tengo menos pelo y más complejos. Me gustaría poder asimilar que, según mi nueva dermatóloga, cuanto más mayor me hago, más calva tengo que ser (por los genes), pero sé que ya me recuperé una vez, hace cuatro años, ¿por qué no podría suceder de nuevo?

Ahora SÍ estoy informada, conozco bien los pros y los contras y me sé al dedillo la posología y duración de los tratamientos. Cuando sale algo "nuevo", lo primero que hago es investigar y ponderar. Jamás leeréis de mí algo semejante a esto: "Me ha dicho mi médico que deje tal pastilla y la cambie por no sé cuál para ver qué pasa". O aún peor: "Como mi médico no me lo ha mandado aunque todos los demás sí lo hagan, no lo voy a hacer, voy a esperar a que él decida por mí". De haberme informado BIEN antes, de haber contactado con gente en mi situación, ahora mismo no tendría este blog. Sería una chica de 25 años NORMAL y felíz.

Cada cual que haga de su capa un sayo, por supuesto, pero no justifiquéis desidia por favor. Alguien al que no le tiembla el pulso para escribir AGA con letras mayúsculas en un historial, conoce también el tratamiento. ¡Como para jugar con nuestro pelo, arguyendo encima que "las mujeres no se quedan calvas!".

Una de las especialidades hermanadas con la alopecia femenina, además de la dermatología y la endocrinología, es la ginecología. No me creeréis cuando os diga que es lo más misógino que existe, pero sí. La salud sexual de la mujer se ha visto siempre supeditada a las necesidades fisiológicas del macho, no al revés. Por no hablar de los protocolos sistemáticos que se aplican en el momento del parto. De película de terror. Una parturienta será vejada tanto física como psicológicamente según el manual, siempre por la comodidad del personal sanitario que la atienda, aunque eso suponga aplicar rutinas que mutilen nuestros genitales, pongan en riesgo la salud del bebé y conviertan nuestro parto en el día más traumático de nuestras vidas. Si queréis más información podéis echar un vistazo a estas páginas: www.elpartoesnuestro.es - www.episiotomia.info.

Pero no nos pongamos en este hecho puntual. La vida sexual de la mujer tiene muchos más matíces. Algo que siempre me ha resultado chocante es que, dada nuestra naturaleza cíclica, nuestra complejidad hormonal, las pastillas anticonceptivas se hayan fabricado exclusivamente para cortar la comunicación entre el hipotálamo y los ovarios (profiriendo todo tipo de efectos secundarios y contraindicaciones), cuando estoy segura de que los hombres poséen un sistema similar, muchísimo más simple, para coordinar la espermatogénesis. Sin embargo no existe ningún fármaco en el mercado que altere y modifique dicho proceso. Quizá en fase de experimentación, no sé, pero desde luego, en ciencia nada es imposible, y menos a estas alturas de la película, cuando las primeras pastillas antibaby salieron al mercado en la década de los 60.

Estas pildoritas, adalides de la "liberación femenina" (ja!), se compusieron para tal fin, y el uso "terapéutico" era el valor añadido. Pongo terapéutico entre comillas porque creo, con mis limitados conocimientos de farmacología, que es de los pocos remedios alopáticos que no sirve para curar, sólo para tapar y enmascarar síntomas. Como un parche. De hecho ahora, con los anticonceptivos hormonales de "última generación", han sacado precisamente esto: el parche. Te lo colocas en el glúteo y te olvidas durante tres semanas. Después despegas toda la mugre adherida a la carne, y te pones el nuevo.


Entonces, bien supongo que las pastillas se idearon para practicar el sexo. Alteran nuestro ciclo, nuestras hormonas, nuestro estado de ánimo, incrementan el riesgo de padecer cáncer, de enfermedades cardiovasculares, hepáticas, psiquiátricas, pancreáticas y un largo etcétera (ver prospecto), pero lo que importa es que el hombre, el macho alfa, el FALO, pueda trajinarnos tan agustico. Sinceramente, donde esté un preservativo estriado, que Bayer, Schering y todos los demás laboratorios vayan a pelársela al infierno.

Cabe mencionar todo el lamentable "boom" de cáncer de pecho que ha azotado nuestra sociedad. Sí, evidentemente el avance diagnóstico influye, seguro que hace cincuenta años muchas mujeres morían ya con metástasis y los médicos no sabían por qué. Aunque seamos realistas, y es que desde que en España tuviéramos acceso a estos fármacos desde finales de los setenta, hasta ahora, la cifra seguro que se ha disparado de manera alarmante. ¿Sospechoso? Pues sí.

No me vengan con anuncios moñas del pañuelito rosa, ni con la efigie de Espe, estampada enorme en el metro de Madrid, aconsejando hacerse una mamografía anual (será porque ella tiene Adeslas, que en la SS es cada tres años y date con un canto en los dientes). Publicad un estudio epidemiológico OFICIAL, desde el Ministerio de Sanidad, que coteje los tratamientos hormonales con las cifras reales de enfermas de cáncer de los últimos 20 años. Así podremos decidir, en vez de delegar en un ginecólogo pasota que te extenderá la receta como si se tratara de pastillas juanolas. No, señor. Cúrennos, no nos pongan parches venenosos.
El juramento Hipocrático se inventó para eso: No perjudicar.

Por otro lado, el gigante farmacéutico, junto con la trata de blancas, el tráfico de armas y la industria bélica o la energía nuclear, es uno de los motores económicos con más beneficios del mundo y más intereses en mantenerse así. Abramos por tanto los ojos. Somos capaces de clonar, de llegar a Marte, de construir el colisionador de hadrones, y aún así no existe vacuna para la malaria. A veces pienso que la "gripe A" se gestó en un laboratorio, y ha sido la estrategia de márketing para que los Gobiernos gasten miles de millones en comprar los viales.

Traslademos todo esto a la alopecia, ¿alguien de verdad aún alberga esperanza de un remedio definitivo, pudiendo seguir sacándonos los cuartos mes a mes, año a año?

12 comentarios:

Josemi dijo...

Las mujeres despues del enamoramiento teneis la maternidad, que parece ser lo supera en felicidad.
Los hombres despues del enamoramiento ya no tenemos nada mas que recordar nuestro pasado, siempre mejor que el presente.
En otro orden de cosas, aparte de, como no, felicitarte por tu blog, comentarte que no creo haya una solucion seria para patologia genetica por el hecho que suelen ser complicadas, para entender por que el cabello muere, hay que entender como se genera, el ciclo entero y creo que eso es aun casi ciencia ficcion.
Ya se que a ti te parecera una burrada, pero ahora mismo esas pelucas que algunos llaman protesis, estan muy conseguidas, y si se notan...¿que importa?
es un problema de la sociedad, las dentaduras postizas se notan ¿alguien se plantea andar por ahi sin dientes por que se le note?
Con esto no digo que te pongas una peluca, ya que no parece ser tu caso, pero me refiero a que a veces las cosas tienen parches que pueden casi inhibir un problema de modo sencillo. El caso del fallecido Julian Lago, y eso que este sr. aun no habia pillado la epoca de las mallas finas, pues tan pancho, y si como el muchos hombres se animaran a ponerla ya estaria todo casi resuelto, al crear costumbre y mas tarde aceptacion social.
En el caso de las mujeres lo teneis mas facil, por que a vosotras una peluca es casi imposible que se os note, de hecho me acabo de enterar que mi madre estuvo meses hablando con una señora que tenia una peluca y ni se entero hasta que una tercera persona se lo dijo, y eso por que la primera se lo dijo! Lo curioso del asunto es que a veces me decia de otra sra. que sospechaba que llevaba peluca...y era falso!!!
Que ironia, una con peluca que no levanta sospechas y la que no la lleva parece que si la tiene!!!
En todo lo demas, nos dejas con la curiosidad de saber que estudiaste, a que te dedicas y demas cotilleos, que dado el nivel de cercania que generas en alguno de nosotros, consideramos casi obligado, pero sera que vas a entregas, como los guionistas de Lost jajaja.
Y ya no se que mas decirte, salvo animarte en ser exigente con cualquier semental medio sordo que te pida fotos "del antes y del despues" por que asi escribes otro post y me rio durante unos dias.
Bueno, y ceso de elogiarte por que vas a creer que leo tu blog para ligar, jajaja, nada mas lejos de mi intencion!!!

(esto no lo publiques: corrige alguna falta de ortografia -siempre culpa del teclado obviamente, jajaja- y si algo consideras no conveniente, pues lo sacas.

Saludos.

ÁGApe dijo...

La maternidad requiere una inversión psicológica y física importantísima. Creo que es contraproducente quedarse embarazada por enamoramiento, jaja, precisamente por eso siempre me fijo en los hombres con fines reproductivos jaja, es una cuestión de supervivencia: dame paz y dame guerra, pero buenos genes jaja.
Pues soy juntaletras de formación (plumilla) pero hace casi un año que no ejerzo. Me pasé a otro sector que no tiene absolutamente nada que ver. Y ahora mismo estoy dando tumbos en el trabajo o sea que ní sé a lo que me dedico ni cómo me voy a acabar ganando la vida. En caso de necesidad vendiendo mi pelo no creo, desde luego! jaja

Aurora dijo...

¿Por qué dices que de haberte informado bien y de haber conocido gente con este problema, tú ahora no lo tendrías? ¿Acaso existe alguna solución? ¿Acaso por estar más informada habrías dado con el fármaco correcto? ¿Existe el fármaco correco?

Me gustaría me aclararas esta afirmación que haces.

Tengo tu misma edad y estoy también muy preocupada por este tema de mi pelo.
Cuéntame un poco.

Jaime R. dijo...

Pues chica mia ya sabes, puedes ponerte una boina gris, como diria Pablo Neruda, ya sabes:

"tu eras la boina gris y yo el corazon en calma"

y debajo una peluca, por que si no, como esperes a Follica o tapujos "de nunca jamas" estas buena...jajaja

ÁGApe dijo...

@ Jaime, la diferencia es que tanto con boina, sin boina, con peluca o sin peluca, voy a follar muchísimo más que tú. Porque sí, estoy buena. Bastante buena.

@ Aurora: yo me recuperé totalmente usando minoxidil, hace 4 años. No volvió a brotarme la melena leonina que tenía, pero creció tanto pelo nuevo que me cubrió toda la zona frontal, podía peinarme como quisiera que no se notaba NADA!
Pero era ignorante, no sabía nada de este tema, y le hice caso al dermatólogo cuando me dijo que lo dejara si estaba satisfecha con los resultados. A los pocos meses se cayó todo otra vez, y nunca ha vuelto a darme tal resultado. De hecho ahora padezco más los efectos secundarios del minoxidil que sus "beneficios".

Xaime RR dijo...

killa!
devez en cuando vete al ginecologo a que te revise los bajos, ya que eres tan "folladora" jajaja.
Ale, tomate una tila, calvita de mi amor.

Alba dijo...

Realmente genial tu blog, como siempre, ya lo sabías.
<<¿alguien de verdad aún alberga esperanza de un remedio definitivo, pudiendo seguir sacándonos los cuartos mes a mes, año a año?>>
Este ha sido un duro golpe de realidad que inconscientemente ya sabíamos pero yo siempre albergaré la esperanza de que alguien honesto se decida a comercializar un producto así, cosa que ni por asomo sería un acto de buena fe ya que seguro sería carísimo y la gente lo compraría enloquecida, yo la primera.
A ver para cuando el siguiente post.
Cuidate mucho

ÁGApe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ÁGApe dijo...

Xaime, acabo de venir del ginecólogo, me ha dado recuerdos y me ha dicho que no te olvides de pasarte a por los resultados de tu citología.

gaviota dijo...

Soy enfermera y no sabes cuantas veces he pensado que la medicina en machista, sobre todo los partos. A mi me recetaron Diane 35 por hirsutismo, lo tome solo 6 meses porque si, el pelo desaparecio pero las varices se hicieron el doble de grandes, asi que preferi seguir con la cera... admas me niego a tomar la pildora por comodidad del macho. FALTARIA MAS¡¡¡ De todas formas, volviendo al tema de los partos humillantes y mas dolorosos gracias a la oxitocina(asi es mas rapido) mucha culpa la tiene la desinformacion porque se puede parir en casa y evitarnos ese suplicio.
ENHORABUENA POR TU BLOG¡¡

Anónimo dijo...

Hola... leí casi todas las entradas de tu blog y no sabés lo identificada que me siento con vos. Tengo los mismos pensamientos y sentimientos hacia los médicos y las pastillas y toda esa mierda, pq tomé varias de las cosas que mencionas y tengo los mismos altibajos anímicos y emocionales. Ahora me cansé de todo y me estoy desintoxicando, tengo esperanzas de que esta vez me va a ir mejor. Gracias por volcar tu experiencia en el blog, no sabés cuanto nos ayuda a las q pasamos por lo mismo y nos sentimos igual o más perdidas.
Saludos desde argentina,
Sofía

Espantos Unidos dijo...

Hola AGApe, he leído tu blog varias veces, en mis largas travesías buscando entender qué le pasa a mi pelo, ahora a mis ovarios, o a mi sangre, o a mi metabolismo, o de última, a los demás que imponen los cánones de salud y belleza.

Me encanta la forma en que escribes y cómo relatas los sucesos. Me identifico respecto de tu lucha contra los anticonceptivos orales. No tomé Diane 35 sino otros, de marcas más económicas, pero igual combinación, con ciproterona. Un tiempo me cayeron bien, hace un año (reintenté tomarlos) me hicieron super mal.

Será el hecho de tener depresión, altibajos emocionales, tomar antidepresivos y clonazepam que el meter hormonas empeora.

Hoy veo un análisis en el cual tengo alta la androstenediona. No mucho, un poco más alta que lo normal. También tengo imágenes microfoliculares en los ovarios. Pero oh sorpresa, mi glucemia es baja, soy muy flaca, vello abundante tengo de toda mi vida y en fin, no sé... Quisiera no padecer más cambios emocionales debidos a las hormonas. Mis ciclos menstruales son horribles, si a sus dolores se les suma el síndrome de colon irritable. Cosa que no llevo muy bien, porque como vos, soy hipotensa y adicta al café.

Me temo que me darán anticonceptivos. Mi idea es tomar finasteride solamente, o no sé... Tal vez tomaría aceite de onagra. Viendo tu blog, me "asusto" un poco respecto a la poco que se sabe acerca de la alopecía femenina como parte de un síndrome... y de un síndrome para el cual sólo hay paliativos.

Un abrazo.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin