viernes, 28 de agosto de 2009

Desvaríos del márketing: Fructis stop caída

Una de las razones de moderar comentarios es la cantidad de mensajes comerciales que me veo obligada a eliminar. La mayoría es mero SPAM. Otros (poco frecuentes), son de la nueva escuela: márketing viral. Y esto qué significa. Pues intentan vender un producto ofreciendo un valor añadido que te "distrae" de la finalidad comercial: un vídeo gracioso en Youtube para recomendar a tus 38.435.249 amigos del Messenger, un test del Facebook que te dice a qué actriz te pareces (el resultado SIEMPRE es la mega diva de Hollywood que está a punto de estrenar película), un videojuego adictivo tamaño banner programado en flash, que te lleva a una web de descargas de pago para el móvil... bueno, creo que ya sabéis a qué me refiero.

Pues dicho esto, quiero compartir con vosotras que el otro día recibí un comentario de una tal "Sandra", mexicana, (por supuesto nombre falso), que me asegura haber superado sus problemas de alopecia gracias a Fructis Stop Caída, y no sólo eso, me anima a visitar la web de dicho champú, porque es "súper divertida y tiene vídeos". Literal. Yo automáticamente me DESCOJONO, claro. Desde aquí ya les digo a los del departamento de márketing de Garnier que no se molesten más, y que su vano intento de colármela es pueril y simplemente ridículo.

En general suelo ignorar este tipo de mensajes, también he vetado a través de Google Adsense los banners relacionados con Svenson, pero este en concreto de la amiga "Sandra" me ha parecido un insulto a la inteligencia, y tenía que vengarme de alguna manera. En cualquier caso, que no se preocupen demasiado, hoy por hoy mi palabra en esto de la alopecia femenina no va precisamente a misa, es decir, no considero -al menos según los resultados de Analytics- tener demasiada influencia en los hábitos de consumo de otras mujeres en mi situación. Quizá Mercadona haya vendido unos diez botes más de Dermocalmante Deliplus estas últimas semanas, pero seguro que no se han dado ni cuenta.
Respecto al objeto de la discordia, "Stop Caída", lamento no poder decir mucho, porque desconozco su composición (ni siquiera dicen que lleva extracto de flor de loto, de orquídea malaya, de plantas de los cinco continentes en general y de cardo borriquero en particular, como suele ser bastante habitual en este tipo de cosméticos).
Tampoco me hace falta probarlo para afirmar con rotundidad que en caso de AGA, no os va a servir de NADA. Y tan segura estoy que os animo a que os gastéis los 3 ó 4 euros que cueste el bote en una cervecita fresquita en buena compañía, y sin ningún remordimiento, porque habréis invertido ese dinero en algo que seguro os hará sentir mucho mejor.

Lo dicho. El que quiera promocionar sus productos, que pague. Que no tengo ni un pelo de tonta. Coño ya.

sábado, 22 de agosto de 2009

S.O.S ALOPECIA: MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS

Lamentablemente cada día llegan al foro, o llegan a mi bandeja de correo electrónico (respondo siempre, no seáis tímidas), mensajes de chicas que sospechan tener un problema de alopecia, pero no saben a qué se debe, si tiene solución, a quién acudir, qué hacer ni por dónde empezar.
Para evitar la desorientación y el pánico, espero que toméis nota por favor de este decálogo:

1) Lista de medicamentos, enfermedades, o cambios en el cuerpo que se han experimentado en los meses previos. Por ejemplo, muchas mujeres no lo saben pero cuatro meses después de dar a luz, se produce un efluvio telógeno postparto. Una gran cantidad de medicamentos "habituales" provocan alopecia, incluso vacunas.
Una dieta estricta e hipocalórica, si además desaparece la regla, también puede desencadenar una anemia grave o un trastorno hormonal, y se cae el pelo, o lo contrario, engordar hasta la obesidad.
Otras muchas enfermedades e intoxicaciones, postoperatorios, desajustes en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, alergias (la celiaquía por ejemplo puede causar alopecia universal), enfermedades tiroideas o pancreáticas, operaciones quirúrgicas y lo más importante, los anticonceptivos orales (la puñetera píldora, y meto en el saco también la del día después, que se ha puesto de "moda").
No es ni de lejos casualidad que 2/3 de las chicas que se registran en el foro acusando caída de cabello, reconozcan después que están tomando o han tomado ACO. Por norma general suelen recuperarse al cabo de unos meses, en otras ocasiones la píldora es el desencadenante de una alopecia androgenética crónica. El anillo vaginal, los parches, y ciertos DIUs que tienen actividad hormonal, también influyen negativamente.

El consumo de sustancias como la cocaína, LSD, speed, éxtasis... también contribuye en gran medida.
2) El patrón de caída. Es importante para saber a qué nos enfrentamos. Si es exagerada (200-300 pelos diarios), si apenas se percibe (te das cuenta porque has perdido densidad, pero no acusas pérdida masiva de cabellos), si es difusa, si se te ha afinado el pelo en general, si está más afectada la zona frontal, entradas, laterales, si son parches completamente calvos (areata, muchas veces por infecciones en las muelas y es reversible), si pierdes pelo de las cejas, vello corporal (universal). Esto también es esencial, de cara a explicarle al médico de turno. Además calcula cuánto tiempo te dura el pelo limpio, si tienes el cuero cabelludo demasiado grasiento, caspa, irritación, enrojecimiento... (dermatitis seborréica, también es reversible y recetan ketoconazol). Aquí tenéis la escala oficial.

3) Condicionante genético. Si tienes padre, hermanos, tíos, abuelos etc con calvicie en mayor o menor grado, aunque seas mujer, también lo has podido heredar. En el caso de que sean madre, hermanas, tías, abuelas alopécicas, "blanco and in a bottle". Dadas las circunstancias, no aparecerán las analíticas hormonales alteradas. Simplemente has nacido con una hipersensibilidad a la DHT a nivel local, igual que hay personas que cuando se exponen al mismo sol acaban cual cangrejo cocido, mientras las otras disfrutan de un maravilloso bronceado. Por experiencia, las alopecias degenerativas que empiezan durante la adolescencia (14-17 años), son de condicionante genético u hormonal (de hecho representan el 95% de los problemas capilares femeninos).

4) Recopilas toda esta información en una libreta, y acudes a un médico de familia. Le explicas todo punto por punto y le pides análisis hormonales / bioquímica completos. Si en la seguridad social no te hacen ni puto caso (bastante habitual), pide presupuesto en un laboratorio privado, que además no te hacen preguntas incómodas ni tratan de disuadirte (que si es psicosomático, que si las mujeres no se quedan calvas, que si lo estás soñando, que si necesitas un psicólogo...) IMPORTANTE extracción de la sangre: el QUINTO DÍA del ciclo. El día 1 es el que baja la regla, hablando en plata. Una vez que recibas los resultados, hazte una ecografía en los ovarios para descartar que haya quistes, y pide cita con un dermatólogo que sepas de antemano que es bueno, o ídem con un endocrino. Llévale los resultados, una lista con preguntas y los apuntes que hayas estado recopilando sobre tu problema.

5) ANALÍTICA HORMONALTSH, T3, T4 libre LH, FSH Testos. total, Testos. libre, Testos. biodisponible Dehidrotestosterona (DHT) Aldosterona Dehidroepiandrosteneniona sulfato (DHEA-S) Delta 4 androstenediona Prolactina Cortisol 17-hidroprogesterona Estradiol 17-beta SHBG ACTH Antifraccion microsomal (AMF) Anti-tiroperoxidasa (Anti TPO) Anti-tiroglobulina, más hemograma completo.
IMPORTANTE, si el valor de la LH supera en 2 puntos al de la FSH, el diagnóstico es SOP, es decir, Síndrome de Ovarios Poliquísticos, y NO necesariamente se forman quistes en los ovarios, pero sí se padecen sus síntomas: hirsutismo, alopecia, acné... Esto es distinto a los OVARIOS POLIQUÍSTICOS a secas, que sí se detectan con un ecógrafo pero en muchas ocasiones NO se manifiestan otros síntomas.

Para mí esto es una obviedad, pero a veces leo cada burrada en el foro que me escandaliza, la mayoría perpetradas por médicos que no saben prescribir un análisis hormonal. Si tomas anticonceptivos orales o antiandrógenos químicos y te haces análisis para comprobar tus valores hormonales, LOS RESULTADOS NO SIRVEN para diagnosticar, ya que están alterados. Hay que esperar al menos 2 ó 3 ciclos sin tomar nada para que sean fiables. 

6) Si no tienes desajustes hormonales pero aún así te recetan ACO (diane, yasmin, belara, gracial, parches, nuvaring, pollasenvinagre etc...), yo que tú no lo haría. Y creedme, en estos temas sé más por vieja que por diabla. Dependiendo de tu grado de alopecia, si tienes más o menos clareos, empezaria con minoxidil al 5%, a ver cómo reacciona el cuerpo. Yo obtuve EXCELENTES resultados con este fármaco la primera vez que lo utilicé. Recordad que en caso de AGA es un tratamiento CRÓNICO. Que no os coman la oreja ni os cuenten milongas, porque es PARA TODA LA VIDA, igual que una hipoteca. Ahora tendríais que recibir un diagnóstico más o menos acertado. Si tenéis dudas, que no os dé vergüenza preguntarle TODO al doctor, y es importante que apuntéis lo que os diga en una libreta. Si aún así hay algo que os rechina, os atenderemos gustosísimas en el foro, o podéis enviarme un mail (agape_capilar@hotmail.com).

7) Si decidís que queréis tomar ACO sin "necesitarlo", es decir, sin alteraciones hormonales graves ni problemas en el ciclo, por vuestra CUENTA Y RIESGO. El que avisa no es traidor. Los resultados son más bien pobres y aparte es peor el remedio que la enfermedad. Tarde o temprano tendréis que dejarlas, amén de los efectos secundarios que comprometen ÓRGANOS VITALES, como por ejemplo el páncreas (palabrita de Niño Jesús).

8) Si os han diagnosticado quistes en los ovarios, dadle una oportunidad al ACEITE DE ONAGRA (de venta en cualquier herbolario, o en grandes superficies como Mercadona o El Corte Inglés) durante unos meses. Si no desaparecen, entonces ya estaría justificado tomar ACO (aunque insisto que no es moco de pavo). Si sois epilépticas o sospecháis que podéis serlo, ignorad este punto.

9) Leed mucha mucha información acerca de la finasterida. Personalmente yo, y otras foreras, lo estamos experimentando en nuestras "cannes". Se trata de un fármaco que precisamente inhibe la enzima que transforma la testosterona en DHT, la hormona que atrofia los folículos -tenemos una hipersensibilización genética hacia ella-. De momento, como ya os he comentado, he notado un descenso del vello corporal y no llevo ni un mes con las pastillas. Parece ser que "promete". Espero no estar perdiendo el tiempo (ni la salud). Llevan unos diez años recetándoselo a hombres (Propecia es el nombre comercial, Proscar o Finasteride es el genérico, mucho más barato). En mujeres no se atreven porque es teratógeno, es decir, produce malformaciones en el feto si te quedas embarazada. O sea, muchos médicos ven el cáncer o los descojones vasculares que puede provocar la pastilla anticonceptiva como un "mal necesario", en vez de "arriesgarse" con algo que sí ha demostrado efectividad en caso de alopecia androgenética. Lamentablemente en mujeres apenas hay estudios publicados debido a esto. Por eso muchas valientes hacemos de cobayas humanas. ¡No más mujeres pelonas!

10) Y recordad, cada vez que tratéis de quedaros embarazadas tomando finasteride, Dios mata a un gatito.





martes, 18 de agosto de 2009

Finasteridito de mi vida, eres niño como yo...

Escribo este post bajo el efecto de cuatro grageas de belladonna. No creo que debáis hacerme mucho caso...

En exactamente una semana me he quedado sin compañera de piso, con todos los gastos económios que eso supone, me han despedido del trabajo por segunda vez (me echaron en julio pero me readmitieron, supongo que en estos días habrán calculado que sí les sale rentable pagar la multa de Inspección por haberme tenido sin contrato, en cualquier caso ya he tramitado la correspondiente demanda) y por último, me ha dejado el chico con el que he estado saliendo los últimos dos meses.

Paradójico. Sobre todo lo de él. Me he pasado un mes y medio tratando infructuosamente de dejar de verle, pero perdonando sus salidas de tono y sus borderías constantes (era mucho mayor que yo, creo que es difícil que cambie ese caracter temperamental e intratable). Sin embargo y contrapronóstico esta última semana fue tan maravillosa que creí a pies juntillas que podría funcionar. Me ilusioné, qué coño. El sábado él dejó la relación.


Es lamentable también que en estos momentos duros él sea la persona que más se ha preocupado por mí. Os aseguro que eso sí daña el ego, te repudia como mujer, pero te tiende una mano porque sufres. ¿Caridad? Lo siento así y empequeñezco más.

Creeréis que la familia es lo primero y tal, pero me veo absolutamente descastada. Quizá mis problemas de "salud" han enfriado bastante la relación (vivo en otra ciudad). Si además tenemos en cuenta que la alopecia me ha convertido en una persona introvertida y asocial, tampoco me he preocupado de tener una gran pandilla de amigas para distraerme o para servirme de apoyo moral. Total, que estoy de bajona. Me siento realmente sola y sin ganas de tirar hacia adelante, aunque he de reconocer que el mini colocón de narcótico me fuerza una ligera sonrisa mientras escribo todo esto. O será una mueca porque tengo las pupilas ya demasiado dilatadas.


Bueno, voy a lo que realmente os interesa. No llevo ni tres semanas con fiansteride 5mg y ya he notado el primer "efecto secundario", y es que apenas me crece el vello corporal. Ya no tengo que estar pendiente de depilarme, es genial. No me había pasado lo mismo ni en 10 meses con Diane. Me ha comentado un forero que es buena señal, significa que el fármaco está bloqueando ya la DHT. Me pregunto si los folículos capilares no han muerto de asco durante los últimos 10 años, y puedo recuperar algo. Me gustaría pensar que sí, porque si además de pobre, solterona y amargada tengo que seguir quedándome calva, apaga y vámonos.


Otra agradable sorpresa es que he perdido tres kilos sin apenas darme cuenta y ya no se me hinchan los pies (a pesar de las temperaturas extremas a las que estoy sometida en Madrid). Mi problema de retención de líquidos ha desaparecido. Modestia aparte, me veo mucho más guapa ahora que estoy más delgada. Conservo la talla de sujetador, supongo que eso es más obra y gracia de Diane 35, que por cierto, me muero por poderlas dejar definitivamente.


En fin, no estoy pasando por un buen momento, aunque si echo la vista atrás creo que en los últimos tres años poco logro recordar como buen momento. La vida siempre se encarga de enseñarme que cuando las cosas van mal, siempre pueden empeorar.

viernes, 14 de agosto de 2009

Finasteride, minoxidil y embarazo

Hoy, que he desayunado con la impactante noticia de que Lady Gaga es hermafrodita (cómo se nota que en agosto hay sequía informativa, y que las discográficas ya no saben qué hacer para superar las descargas del emule), no he podido evitar pensar en algunos memorables posts del foro.

En especial este, sobre finasteride y embarazo. Mitiquísimo. Abreviando: el finasteride es un fármaco teratógeno, es decir, produce malformaciones en fetos varones si lo tomas durante la gestación. Feminiza el sexo del bebé y nacería tal que así:

A pesar de la por sí elocuente imagen sobre estas líneas, hay mujeres que se arriesgan. Y hay médicos que, presuntamente, al menos según lo que cuentan las susodichas, aseguran que con esperar sólo UN mes el cuerpo ya está desintoxicadísimo, y puedes ponerte a procrear. Sin comentarios.

A mí, que he nacido en el seno de una familia bastante numerosa (muchísimos primos) y predominantemente femenina en la que todas menos servidora disfrutan de un pelo sano y muy abundante, sólo me faltaría engendrar a un hijo con malformaciones genitales, para continuar con la tradición del "y por qué yo, y por qué yo, y por qué yo". Hay mutaciones, alteraciones cromosómicas y otras desgracias prenatales que son irremediables e imprevisibles, pura estadística, como para encima tentar a la suerte...

En fin, supongo que pensar así es nazi, pero el Gobierno debería tomar cartas en el asunto y exigir un psicotécnico para expedir la licencia de madre y padre. Y sin carnet no se folla. Sin carnet y sin triángulos de señalización, claro. También controles de alcoholemia en la recepción de los hoteles y por supuesto, rádares fotográficos instalados en el cabecero de algunas camas -escogidas al azar por la Dirección General de Sexo- para evitar los excesos de velocidad (eyaculadores precoces).

A colación de esto, y de que he tenido que hacer TRES viajes después del trabajo porque olvidé el teléfono móvil en la ofi, lo cual significa mucho tiempo para meditar -mecida por los traqueteos de la línea 4-, he pensado en qué decisión tomaría antes de quedarme embarazada.

Creo que la opción más lógica sería la siguiente. Abandonar el tratamiento de finasteride, volver a tomar Diane y seguir con el minoxidil durante tres meses. Quitar el minoxidil y continuar tres meses más sólo con ACO. Finalmente dejaría la píldora, me chutaría aceite de onagra en vena y me pondría a ello como una descosida. Pobre de él. Si tengo suerte y logro quedarme antes de que pasen cuatro meses, creo que el impacto sobre el pelo sería mínimo. Bueno, es sólo una teoría, pero considero que tiene cierta lógica. Además, seis meses sí me parece un período de desintoxicación razonable.

Por cierto, ¿y por qué se dice hermafrodita? Porque en la mitología griega Hermafrodito era el hijo de Hermes y Afrodita. La excelsa madre le dejó al cuidado de las ninfas del bosque, y ya sabéis que en esta vida se pega todo (a este la hermosura le venía ya de serie). Con el paso del tiempo, el niño se convirtió en una bella joven. Si queréis leer el mito, aquí.

¿Cómo llamaríamos entonces al fruto de una gran irresponsabilidad, dado nuestro caso? ¿Minoxifinasterita XXYY?

domingo, 2 de agosto de 2009

Medicina: enferma y misógina

Insisto en que no tengo ninguna formación sanitaria profesional. Es más, mi paso por la Universidad fue con más pena que gloria, y ni siquiera ejerzo. De hecho como os comenté en el anterior post, me despidieron del trabajo, aunque estos últimos días he llegado con mi empresa a un acuerdo poco satisfactorio, pero al menos conservaré 2/3 de mi sueldo y haré jornada reducida. Aunque si os digo qué estudié, en qué trabajé y la "tarea" que me han encomendado ahora, os resultaría muy surrealista. En apenas un año he pasado de las ciencias sociales a la consultoría en el sector del software, y ahora, sin comerlo ni beberlo, me veo realizando labores puras de administrativo.

Al margen del caos en el que está sumida mi vida profesional y sentimental, tengo otro handicap que aún agrava más mi situación a nivel emocional: la alopecia. Desde hace diez años he tenido que peregrinar de médico en médico, de consulta en consulta y de especialista en especialista, cosa que siempre he detestado por mi aversión a la bata blanca. Resultado: en realidad ninguno, y un síndrome de Katraska de manual. Cada vez tengo menos pelo y más complejos. Me gustaría poder asimilar que, según mi nueva dermatóloga, cuanto más mayor me hago, más calva tengo que ser (por los genes), pero sé que ya me recuperé una vez, hace cuatro años, ¿por qué no podría suceder de nuevo?

Ahora SÍ estoy informada, conozco bien los pros y los contras y me sé al dedillo la posología y duración de los tratamientos. Cuando sale algo "nuevo", lo primero que hago es investigar y ponderar. Jamás leeréis de mí algo semejante a esto: "Me ha dicho mi médico que deje tal pastilla y la cambie por no sé cuál para ver qué pasa". O aún peor: "Como mi médico no me lo ha mandado aunque todos los demás sí lo hagan, no lo voy a hacer, voy a esperar a que él decida por mí". De haberme informado BIEN antes, de haber contactado con gente en mi situación, ahora mismo no tendría este blog. Sería una chica de 25 años NORMAL y felíz.

Cada cual que haga de su capa un sayo, por supuesto, pero no justifiquéis desidia por favor. Alguien al que no le tiembla el pulso para escribir AGA con letras mayúsculas en un historial, conoce también el tratamiento. ¡Como para jugar con nuestro pelo, arguyendo encima que "las mujeres no se quedan calvas!".

Una de las especialidades hermanadas con la alopecia femenina, además de la dermatología y la endocrinología, es la ginecología. No me creeréis cuando os diga que es lo más misógino que existe, pero sí. La salud sexual de la mujer se ha visto siempre supeditada a las necesidades fisiológicas del macho, no al revés. Por no hablar de los protocolos sistemáticos que se aplican en el momento del parto. De película de terror. Una parturienta será vejada tanto física como psicológicamente según el manual, siempre por la comodidad del personal sanitario que la atienda, aunque eso suponga aplicar rutinas que mutilen nuestros genitales, pongan en riesgo la salud del bebé y conviertan nuestro parto en el día más traumático de nuestras vidas. Si queréis más información podéis echar un vistazo a estas páginas: www.elpartoesnuestro.es - www.episiotomia.info.

Pero no nos pongamos en este hecho puntual. La vida sexual de la mujer tiene muchos más matíces. Algo que siempre me ha resultado chocante es que, dada nuestra naturaleza cíclica, nuestra complejidad hormonal, las pastillas anticonceptivas se hayan fabricado exclusivamente para cortar la comunicación entre el hipotálamo y los ovarios (profiriendo todo tipo de efectos secundarios y contraindicaciones), cuando estoy segura de que los hombres poséen un sistema similar, muchísimo más simple, para coordinar la espermatogénesis. Sin embargo no existe ningún fármaco en el mercado que altere y modifique dicho proceso. Quizá en fase de experimentación, no sé, pero desde luego, en ciencia nada es imposible, y menos a estas alturas de la película, cuando las primeras pastillas antibaby salieron al mercado en la década de los 60.

Estas pildoritas, adalides de la "liberación femenina" (ja!), se compusieron para tal fin, y el uso "terapéutico" era el valor añadido. Pongo terapéutico entre comillas porque creo, con mis limitados conocimientos de farmacología, que es de los pocos remedios alopáticos que no sirve para curar, sólo para tapar y enmascarar síntomas. Como un parche. De hecho ahora, con los anticonceptivos hormonales de "última generación", han sacado precisamente esto: el parche. Te lo colocas en el glúteo y te olvidas durante tres semanas. Después despegas toda la mugre adherida a la carne, y te pones el nuevo.


Entonces, bien supongo que las pastillas se idearon para practicar el sexo. Alteran nuestro ciclo, nuestras hormonas, nuestro estado de ánimo, incrementan el riesgo de padecer cáncer, de enfermedades cardiovasculares, hepáticas, psiquiátricas, pancreáticas y un largo etcétera (ver prospecto), pero lo que importa es que el hombre, el macho alfa, el FALO, pueda trajinarnos tan agustico. Sinceramente, donde esté un preservativo estriado, que Bayer, Schering y todos los demás laboratorios vayan a pelársela al infierno.

Cabe mencionar todo el lamentable "boom" de cáncer de pecho que ha azotado nuestra sociedad. Sí, evidentemente el avance diagnóstico influye, seguro que hace cincuenta años muchas mujeres morían ya con metástasis y los médicos no sabían por qué. Aunque seamos realistas, y es que desde que en España tuviéramos acceso a estos fármacos desde finales de los setenta, hasta ahora, la cifra seguro que se ha disparado de manera alarmante. ¿Sospechoso? Pues sí.

No me vengan con anuncios moñas del pañuelito rosa, ni con la efigie de Espe, estampada enorme en el metro de Madrid, aconsejando hacerse una mamografía anual (será porque ella tiene Adeslas, que en la SS es cada tres años y date con un canto en los dientes). Publicad un estudio epidemiológico OFICIAL, desde el Ministerio de Sanidad, que coteje los tratamientos hormonales con las cifras reales de enfermas de cáncer de los últimos 20 años. Así podremos decidir, en vez de delegar en un ginecólogo pasota que te extenderá la receta como si se tratara de pastillas juanolas. No, señor. Cúrennos, no nos pongan parches venenosos.
El juramento Hipocrático se inventó para eso: No perjudicar.

Por otro lado, el gigante farmacéutico, junto con la trata de blancas, el tráfico de armas y la industria bélica o la energía nuclear, es uno de los motores económicos con más beneficios del mundo y más intereses en mantenerse así. Abramos por tanto los ojos. Somos capaces de clonar, de llegar a Marte, de construir el colisionador de hadrones, y aún así no existe vacuna para la malaria. A veces pienso que la "gripe A" se gestó en un laboratorio, y ha sido la estrategia de márketing para que los Gobiernos gasten miles de millones en comprar los viales.

Traslademos todo esto a la alopecia, ¿alguien de verdad aún alberga esperanza de un remedio definitivo, pudiendo seguir sacándonos los cuartos mes a mes, año a año?

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin