viernes, 24 de julio de 2009

Finasteride 5mg, aviso a navegantes

Buenas noches amigas, amigos, enemigas, enemigos.... a todo quisqui:

Hoy he recibido la impactante e imprevisible noticia de que estoy despedida, así que la parte positiva es que voy a tener mucho tiempo para actualizar este blog, dejado de la mano de Dios desde febrero.

Pues sí, seis mesecitos partiéndome los cuernos por una empresa que no me hizo contrato de curso legal (ni de curso ilegal, no lo tenía y punto). En junio se llegó a un acuerdo verbal (la situación ya era insostenible) y presuntamente este mes de agosto ya iba a formar parte de la plantilla. Pero, contrapronóstico, ahora en julio, deciden que no doy el perfil, ergo me voy a la puta calle. Me gustaría no tomármelo como algo personal (aunque creedme, es difícil), por lo que voy a dejarlo en manos de un abogado sindicalista. Y que salga el sol por donde quiera. Espero que la justicia me dé la razón. Debería decir que ¿confío? en ella.

Mientras en este país de pandereta y cuchufleta sigue estilando el empresario negrero y trapichero (si es que el término existe, jaja, que luego nos sorprendemos de que la cosa vaya como vaya), yo decidí que tenía que darme otra oportunidad, al margen de la homeopatía, para intentar recuperar algo de pelo, después del efecto rebotazo al dejar las Diane.

Mi primera opción fue, -y ya sé que desafortunada- volver a estas venenosas bombas hormonales (Diane). Llevo un ciclo completo más una semana, y efectivamente, la caída ha amainado de golpe. He pasado de 200 pelos por el sumidero del lavabo a quizá 30 cada día (exagerando). El resultado fue una deforestación bastante importante de la coronilla.

Pensé que no tendría redención de Dios (y aún no sé si podré librarme de ellas, al menos no a corto plazo), que tomé una mala decisión (avalada por un mal médico) y que de no haber empezado, jamás habría llegado a esta tesitura. Bueno, lo que está hecho, hecho está, hay que buscar soluciones en vez de lamentarse.


Una lectora me comentó que había conseguido finasterida gracias a su hermano, y que iba a automedicarse. En principio pensé que sería peligroso, pero por desconocimiento básicamente. Empecé a investigar sobre el fármaco, y la verdad, comparándolo escrupulosamente con lo que yo estoy tomando, es inocuo. El debate es bastante interesante, pues la única razón que encontramos (y que es la que realmente existe) por la que no lo recetan a mujeres es porque puede producir malformaciones en el feto en el caso de estar ya embarazada o buscando un embarazo.

Obviamente hace falta tener menos luces que el camerino de Stevie Wonder para reproducirse dadas las circunstancias, pero aún así hay mucha descerebrada suelta. Lástima porque unas cardan la lana, y otras llevan la fama, total, que no se lo recetan a ninguna por si las moscas.

Partimos de la base de que soy más que un útero loco por gestar a un cachorrillo humano, y que asumo la responsabilidad. Aparte mi intención es tratarme sólo con estas pastillas, y gradualmente dejar las ACO (no alteran el ciclo menstrual como por ejemplo sí sucede con androcur). Quiero intentarlo de nuevo, arriesgándome a otro efecto rebote, pero quizá menor y más controlado.

Lo encargué por Internet y justo cuando ya estaba decidida a lanzarme a la piscina, a ser cobaya, localicé a una dermatóloga, especializada en alopecia de patrón femenino, que había publicado ensayos clínicos de esta droga en mujeres, con excelentes resultados.

Ni corta ni perezosa llamé y pedí consulta. Estaba convencida de que saldría con la sensación de haber gastado dinero para nada, que tampoco me daría solución. Una vez más, mi planteamiento era erróneo. Tengo el vicio de confiar en las personas que no debo y de desconfiar sistemáticamente de las personas que sí buscan mi bien. Así me van las cosas, claro. En todos los aspectos.

Le expliqué de manera educada pero razonable toda mi historia, y por qué no seguir hormonándome. No sólo lo comprendió sino que me preguntó si estaba dispuesta a tratarme con finasteride 5mg. A mí se me iluminó la cara y lo demás, pues os lo podéis imaginar. Me ha pedido análisis de sangre para comprobar que transaminasas y azúcar están en su sitio y avanti.

Respecto a la homeopatía, esta dermatóloga me ha hecho dudar. Efectivamente el homeópata me ha detectado un problema pancreático, de insulina, que podría ser real. Lo que ya no sé es si esto es el resultado de tomar Diane 35 durante más de un año (viene en el prospecto como efecto secundario) o si yo ya lo tenía de serie. No hay manera de saberlo, pues nunca antes se había pedido un análisis tan específico. Sabéis que un exceso de insulina, una resistencia a ésta, provoca alopecia. Los ovarios la metabolizan y como resultado segregan un exceso de andrógenos.

El tema es el siguiente: ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Esto me ha venido a raíz de tomar la píldora, ya lo padecía pero no se diagnosticó en su momento, o quizá yo tenía una predisposición genética que me ha desencadenado Diane? Aunque entonces no explicaría la alopecia como síntoma.

En cualquier caso, voy a seguir tomando homeopatía por si las moscas, que es cara pero me sienta divinamente, además de finasteride y minoxdil. He leído por ahí que en los próximos 2 años recuperaré pelo y después de un descanso de 5 meses, tendré que tomarlo saecula saeculorum si quiero mantener lo ganado. En fin. Es lo que hay, habrá que resignarse. Me tengo que resignar a tantas cosas últimamente, que ahora que me veo sin trabajo, sin paro y sin liquidación, estoy empezando a relativizar mucho. Incluso a madurar.

No dejéis de postear comentarios. Cualquier duda, ruego, petición, agape_capilar@hotmail.com

Al menos a Google le mola este blog y me ha regalado 50 euros para una campaña de adwords y extender mi dominio blogueríl, cosa que creo voy a aprovechar, MOHAHAHAHAHAHA!

2 comentarios:

ssanchez9 dijo...

Así que has dejado de tomar Diane, o lo vas a compaginar con Finasteride un tiempo? Sea como sea, espero que el tratamiento te vaya de maravilla y que nos informes de ello. Y de paso, si es posible, quien es esa dermatologa tan estupenda y donde se la puede localizar

ÁGApe dijo...

Escríbeme a agape_capilar@hotmail.com o mándame un privado por el foro y te doy los datos.
Besos!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin