viernes, 20 de marzo de 2009

Nueva línea de champús Deliplus, extensiones Justino Delgado y anemia (3 en 1)

Me complace comunicaros que Mercadona ha lanzado una nueva línea de champús, de nombre "Stylus". Han retirado los antiguos (el de ortiga, menta, germen de trigo, algodón...) y han cambiado todos los envases. Lo malo es que no son tan visuales como los viejos (yo me guiaba más por el dibujo del bote y por el color del tapón que por la etiqueta).

Habrá unos seis o siete tipos, cada uno especial según el cabello: grasa, caspa, teñidos, secos, rizados, frágiles... y el que nos interesa a las minoxidileras (qué remedio): champú dermocalmanete para cuero cabelludo sensible (foto).

Llevo utilizándolo unos ocho días seguidos y mi veredicto es sobresaliente. Han desaparecido las heriditas/granitos que tenía en la cabeza, aunque la caspa/descamación sigue ahí. De todas maneras al lavármelo todos o casi todos los días tampoco se nota demasiado. Y lo mejor de todo: 1.70€ 400 ml, es prácticamente igual que el Extrasuave de Laboratorios Babé y cuesta 5 veces menos. Incluso podría ser el mismo, pues RBN (la fábrica de Babé) hace cosméticos y cremas para la marca blanca de Mercadona (Deliplus). Contiene bisabolol, que se extrae de la manzanilla, y es calmante y antiinflamatorio.

Otra cosa, mariposa. He estado en el almacén Justino Delgado, gracias a la idea que me dio una forera. Al principio me daba un asco horroroso tocar los mechones que me iban enseñando (son super majos en la tienda), porque es pelo natural (de alguien, argh). Los tienen muy limpios, sedosos y huelen bien, vamos, que el mal yuyu que me ha dado es más prejuicio que otra cosa. Hay una película de terror que va de una chica con cáncer a la que regalan una peluca, y la dueña vuelve del más allá para recuperar su melena. Por eso me daba repelús, más que nada, jeje, espero que no me ocurra!


He comprado dos piezas de extensión en cortina (foto), y me han salido (con clips para coser) por 120 euros. Merece la pena el esfuerzo económico. El color es igual que mi tono natural, y ya os digo que es pelo humano, incluso con las puntas abiertas que le dan un toque muy muy muy realista una vez puestas. He de ir a la peluquería para sanear las puntas, y quitar como 10 cm, porque la verdad es que las piezas son muy largas y parezco Pocahontas desaliñada. Hace más de 10 años que no me veía con tanto pelo. Y os aseguro que aunque no tapen la raya más o menos ancha, la percepción de alopecia es nula, porque se ve tanta densidad en la nuca y los laterales que la raya pasa inadvertida.


Tengo muchas ganas de estrenarlas y de hacerme fotos. Aún me queda algo de tinte rojizo y las extensiones son castañas, por lo que se nota la diferencia (llevé un mechón de mi pelo "natural" para buscar el mismo tono). Además he de practicar mucho mucho, colocarlas y que no se note el "enganche" no es tan sencillo, máxime cuando tengo que ir a trabajar tempranito y espero que no me suponga levantarme más de diez minutos antes!!!

Llevo dos cortinas, una en la nuca para marcar mucha largura y otra más arriba, a la altura de la coronilla, que me da mucho volúmen en la parte de atrás y en los laterales. Se supone que hay que colocarlas en la nuca (más bien a la altura de las orejas) pero yo tengo muy poca densidad en general y necesito refuerzo. El problema es cardar mi propio pelo para que no se vea la franja (es más bien un ribete al que va cosido el pelo), y que no se mueva mucho. Pero es más práctica que otra cosa, he de encontrar el punto exacto donde ponerme los clips para que apenas se vea. Sí se percibe un ligero abombamiento, pero si no pasas la mano no notas que hay algo "de pega".

Aunque no os creáis que todo es jauja:

1) Pesan. A ver, son sólo 70 gr. cada cortinilla, que no es nada, pero sí se puede perder algo por tracción (de hecho las he escogido de clip para "descansar"). Hay que tener sumo cuidado al abrir y cerrar las peinetitas y no dar tirones.

2) Creo que mis extensiones tienen más alopecia que yo. De hecho las he cepillado y he sufrido mucho más al quitar pelos largos del cepillo que con mi propia melena.

3) También me las pondré para salir por ahí de fiesta, y veremos a ver cómo quitar el olor a tabacazo. Quiero lavarlas lo mínimo, para que me duren al menos un año. La chica me ha asegurado que si tengo mucho cuidado y las mimo con sérums y mascarillas, podrían aguantar dos e incluso tres!!! años, pero con la cantidad de pelo que sueltan lo dudo mucho.

4) De la postura del misionero, olvidarse.

Sobre la homeopatía, pues ahí sigo. Hoy me he estado mirando bien bien, sobre todo por la parte de atrás y laterales (donde tengo que engancharme las peinetas) y la verdad lo tengo muy mal. Me atrevería a decir que peor que en la zona frontal, pues no me puedo poner minoxidil en toda la cabeza. Esto tendría que alegrarme, pues si es muy difuso y no se corresponde tanto con el patrón masculino como pensaba, es que no es estrictamente AGA, aunque el páncreas me ha estado fastidiando los ovarios y haciéndoles segregar más andrógenos de la cuenta.

También quiero destacaros un post de una amiga del foro, que nos ha informado de un tipo de alopecia difusa por falta de hierro, aunque el nivel del análisis esté dentro de los valores normales del laboratorio, hay mujeres que son mucho más sensibles que otras y necesitan hacer acopio de más hierro de lo normal. Os animo a que leáis el artículo, es muy interesante.

¿Podría aplicarlo a mi problema? Pues a lo mejor, quién sabe. Nunca tuve anemia pero sí el hierro dentro de "lo normal" tirando más hacia las cifras bajas. Algo lógico para una vegetariana pero no patológico, pues el médico siempre me dijo que "aprobaba" el análisis. De todas maneras llevo un mes y pico tomando un extracto muy concentrado de levadura de cerveza (tiene bastante hierro), 3 cápsulas de piltac al día (con hierro), y además 10 ml de solución de oligoelementos (con hierro también), por no hablar de tantos años tomando vitaminas de todo tipo como complemento nutricional... por lo que no sé si también podría ser mi caso... o sí, ¿quién sabe? Después de tantos tiempo investigando sobre esto de la alopecia, "sólo sé que no sé nada".

lunes, 9 de marzo de 2009

Un mes tomando homeopatía

Queridas amigas,

Seré breve porque no es ni media noche y ya estoy dando cabezadas. Me gustaría dedicaros más tiempo pero he vuelto a trabajar -soy una chica con suerte en ese aspecto, pero por lo demás... como si me hubiera mirado un tuerto- y me toca madrugoning. Está muy bien currar, dignifica y todo eso, pero lo mejor es que mantiene mi mente ocupada, porque ociosa, como bien sabréis, es juguete del diablo.


Llevo pues un mes tomando homeopatía. Sobres con lactobacilus e inulina, jarabe con oligoelementos, y dos tipos de vitaminas. Además del aceite de onagra. ¿Noto alguna mejoría? Pues no. Nada de nada. Al principio sí es cierto que me encontraba mucho más animada y energética, curioso que tenía un par de uñas amarillentas -no sé si del esmalte, de la nicotina, si es por el hígado...- y en unos días volvieron a estar bien. Lo raro es que cuando llevaba unas dos semanas largas tomando todo lo que me recetó, estuve cuatro días con febrícula -sin infección que yo pudiera detectar, como las típicas anginas, tampoco gripe o congestión-, y me salió una mancha blanca en una de las uñas de la discordia, cosa que aún no se ha quitado. Esto lo subrayo porque es raro en mí. Casi nunca me pongo enferma. Mucho menos con fiebre.


Además de todo lo que tomo, también estoy haciendo dieta muy baja en azúcares y procuro no abusar de los carbohidratos. He incorporado más fruta fresca -siempre fui de zumos guarrindongos- y todo integral. Un par de días caí en la tentación del chocolate, pero vaya, nada inconfesable. No he adelgazado, tampoco engordado. El pelo está igual.


Hace casi tres ciclos que dejé diane y el "efecto rebote" debería empezar a producirse ahora. Si bien la caída no es preocupante -no mechones-, es bastante desalentador quitar pelos, aunque sólo sean diez en toda la mañana, del escritorio -color blanco para más inri- mientras el área de trabajo de las demás está impoluto. He notado mucha grasa en la cara -no acné, sólo brillos bastante desagradables- y por supuesto que ya no me dura tanto tiempo la depilación. Para rematar la faena, he bajado una talla de sujetador.


Por otra parte estoy un tanto desmotivada ya que los progresos con el minoxidil 5% 1ml cada 12 horas -bastante disciplina- también están estancados. Desde Navidades no noto ninguna mejoría palpable. Supongo que mi cuerpo se está acostumbrando al fármaco, y eso que apenas llevo cinco meses aplicándolo "bien". Quizá sea una apreciación subjetiva pero sí, no noto que la raya se repoble tanto como cuando usé minoxidil por primera vez, allá por el año 2005.


Mis planes al respecto... pues seguir el mes de tratamiento que me queda, volver a consulta, y si no he notado nada de nada -más fuerza/densidad/volúmen general- le pediré al doctor que me recete algo más fuerte y más específico para el páncreas. Sé que soy demasiado impaciente, pero comprended que es el último cartucho que me queda por quemar.


Cualquier duda, no dejéis de preguntarme.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin